Regreso nostálgico

Dos de los títulos más recordados de Game Boy Color, Pokémon Oro y Plata, vuelven a tener su momento de gloria en Nintendo DS. Los que para muchos son las dos mejores entregas de la serie, regresan en forma de readaptación (o “remake”) modernizada.

La fórmula clásica de la mayoría de los juegos de Pokémon repite de nuevo aquí, algo más lógico que nunca tratándose de una readaptación. Nada más comenzar la aventura tenemos que elegir nombre y sexo del protagonista, para después seguir el mismo argumento que muchos ya conocemos: el experto de turno, en este caso encarnado por el profesor Elm, nos pide que le ayudemos en su tarea científica y para ello nos da a elegir entre tres tipos de Pokémon distintos. A partir de ese momento comienza la aventura.

Redescubriendo Johto

Como en casi todas las entregas de la serie (o al menos en las principales), estos “nuevos” Pokémon Heart Gol/ Soul Silver -que solamente difieren entre sí en el tipo de monstruos salvajes que aparecen en las dos versiones- son juegos de rol con su propia mecánica. Nuestro objetivo es el de capturar criaturas salvajes, entrenarlas adecuadamente y, posteriormente, usar sus habilidades para ir ganando combates y derrotar a los dieciséis líderes que encontramos a lo largo de Johto, la región donde se desarrolla el título.

Por lo tanto, en lugar de combatir de manera directa, son los Pokémon quienes se enfrentan con otros monstruos salvajes o con los amaestrados por entrenadores que quieren medir su fuerza con nosotros. Cada criatura, por su parte, tiene características distintas. Y no nos referimos solo a que son capaces de efectuar ataques diferentes, sino que también poseen una naturaleza particular. Por ejemplo, un Pokémon de agua es eficaz contra uno de fuego, o uno de fuego contra uno tipo planta. Todo esto hace que el título, aparentemente un tanto infantil, disponga de una jugabilidad bastante estratégica y compleja.

Hacerse con todos

Pokémon Heart Gold / Soul Silver es, como ya lo era el original en su día, un título realmente largo. Al margen de la gran cantidad de lugares que se pueden visitar en el juego, parte de la gracia del cartucho radica en hacerse con todas las criaturas que hay en él; algo para lo que resulta imprescindible intercambiar Pokémon con algún amigo (a no ser que se tenga las dos versiones, claro).

Por supuesto, todas las novedades que fueron incorporadas en las ediciones Oro y Plata se han sumado a Heart Gold / Soul Silver: el ciclo de día y noche o la posibilidad de unir Pokémon machos y hembras para tener huevos. Pero además Nintendo ha decidido sorprender a los fanáticos de la serie con algunas novedades, como minijuegos táctiles o un podómetro llamado Pokewalker (totalmente gratuito), que permite “llevarse” a un pokémon a todas partes y entrenarle simplemente mientras nosotros caminamos.

A todo esto también hay que sumarle un nuevo acabado gráfico, con ciertos lugares modelados en 3D que están más acorde con los tiempos que corren. Aún así, es cierto que la serie sigue teniendo una evolución técnica bastante lenta y continúa sin aprovechar del todo las capacidades gráficas de las portátiles de Nintendo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar