Fútbol de salón

Una temporada más, la serie PES vuelve a los terrenos de juego. Y en esta ocasión lo hace con nuevas propuestas, como un nuevo sistema de pases o una inteligencia artificial más creíble. El fútbol según Konami.

Está claro que no resulta sencillo evolucionar año a año una serie, y mucho menos si uno tiene en frente a una franquicia tan en forma como es FIFA. Pero aún así Konami no está dispuesta a tirar la toalla y, como cada temporada, presenta un nuevo Pro Evolution Soccer con el que dar de qué hablar a todos los aficionados al mundo del fútbol.

Cambio de aires

Después de que la entrega de 2010 no terminara de convencer a los más exigentes seguidores de la serie, Konami ha decidido poner punto y aparte y cambiar la propuesta jugable de este nuevo PES. Y lo ha hecho introduciendo todo tipo de novedades de peso con la intención de ofrecer un fútbol más realista y adaptado a los tiempos que corren.

Tras un nuevo y elegante interfaz se esconde un juego de fútbol con su propio carácter. Para empezar, PES 2011 presta este año una mayor atención a la vertiente táctica del deporte rey. ¿Cómo? Pues incluyendo la posibilidad de que sea la propia máquina la que se encargue de tomar decisiones tan importantes como realizar cambios o decidir estrategias. Y, al margen, el título también incorpora un sistema más intuitivo para navegar entre las distintas opciones. Un pequeño detalle que se agradece.

En lo concerniente a la jugabilidad, que a fin de cuentas es lo realmente importante del juego, Konami ha optado por ofrecer un ritmo lento y pausado a los partidos, que choca con el estilo rápido y realista de la serie FIFA. ¿Es esto positivo o negativo? Pues eso depende de las preferencias de cada usuario, aunque es innegable que en algunos momentos los jugadores tardan demasiado en reaccionar o que cosas tan sencillas como dar un pase en profundidad o tirar a portería, y resulta un poco frustrante.

Modos de juego

Un año más, la Liga Máster sigue siendo el modo principal de Pro Evolution Soccer. Este, como todos los aficionados a la serie sabrán más que de sobra, te da la oportunidad de seleccionar un equipo y llevarlo hasta lo más alto. Y no solo disputando partidos, sino también fichando jugadores. Para ello es posible tanto empezar con un equipo de jugadores ficticios (para ir mejorándolo a nuestro gusto) como con uno de verdad.

Por otro lado, el juego también cuenta con dos licencias importantes, la de la UEFA Champions League y la de la Copa Libertadores. Ambas pueden jugarse partiendo fielmente de equipos y jugadores totalmente reales. Aún así, la serie continúa mezclando plantillas licenciadas con otras que no lo están, generando en ocasiones sensaciones un poco extrañas durante algunos partidos.

En definitiva, Pro Evolution Soccer 2011 es un juego muy particular y que puede agradar o no a los fans del fútbol virtual. Es una mera cuestión de gustos. Lo que sí que es criticable es su apartado gráfico, ya obsoleto comparándolo con su gran rival. Así, el título mezcla ciertas virtudes como la realista recreación de los rostros de los jugadores con algunos defectos de bulto, como los “robóticos” movimientos corporales de los futbolistas, que restan realismo al conjunto.

Cerrar