Fútbol de bolsillo

Una temporada más, el mejor fútbol se juega en PSP. Ponte el atuendo de tu equipo deportivo, salta al campo y llega a lo más alto… también en la portátil de Sony.

Aunque Pro Evolution Soccer ha perdido algo de popularidad con respecto a FIFA en los últimos años, sigue siendo la “otra” gran saga de fútbol de la actualidad. Una serie que todavía cuenta con un gran número de seguidores en todo el mundo y que, un año más, llega a PSP dispuesta a demostrar que aún tiene mucho que decir dentro del género.

Directo a portería

Este Pro Evolution Soccer 2011 mantiene, en líneas generales, todo lo visto en sus entregas anteriores. En él encontramos los modos ya clásicos en cualquier simulador futbolístico que se precie, como Partido o Entrenamiento, opciones emblemáticas, como su Liga Máster y alguna que otra novedad. La de mayor renombre es la Copa Libertadores. Como los aficionados al fútbol sabréis, esta es una de las competiciones más prestigiosas de Sudamérica, en la que cada año se dan cita los mejores equipo del continente. Pues bien, Konami se ha hecho con la licencia oficial, por lo que clubes históricos como Sao Paulo o Boca Juniors están disponibles como Dios manda.

Además, el juego incluye otro nuevo modo, Jugador Mundial, que sigue la mecánica de la conocida opción Sé una Leyenda, solo que sin la profundidad de aquélla. En lugar de jugar una temporada entera con un club, en esta ocasión se nos reta con diferentes objetivos más a corto plazo. Pero el fin es el mismo: conseguir lo mejor para nuestro equipo a la vez que destacamos como una figura internacional.

Pro Evolution Soccer 2011 cuenta, en total, con sesenta selecciones internacionales y más de ciento veinte equipos. Como es habitual, Konami no ha conseguido las licencias oficiales para su juego, por lo que quitando los equipos que compiten en la UEFA Champions League (la otra competición de la que sí que posee los derechos), los clubes del juego no se corresponden con los reales. No obstante, los jugadores, sus apariencias y demás son perfectamente reconocibles. Además, cada equipo está actualizado (en relación a su momento de lanzamiento, claro).

Por lo demás, el juego sigue siendo muy similar a lo visto en anteriores entregas una vez saltamos al terreno de juego. Lo más destacable en este sentido son las voces de los comentaristas profesionales Carlos Martínez y Maldini, que ponen un poco de emoción en los partidos con sus comentarios.

En definitiva, un juego de fútbol bastante competente, que no obstante podría haber incluido más novedades con respecto a la versión de 2010. Aún así, agradará a los fans más acérrimos de la saga.

Cerrar