Análisis de Project CARS 2 – El rey de la pista

102274

Slightly Mad Studios vuelve al genero de la conducción, muy demandando en este tramo final de 2017, con la segunda entrega de Project CARS, videojuego que lleva las carreras de coches a un nuevo nivel. Y es que Project CARS 2 ha sabido mantener el alto nivel que mostró su predecesor y lo ha mejorado con nuevo contenido que pone el listón muy alto a sus competidores.

La primera entrega de la saga de Bandai Namco fue todo un éxito entre los fans del género en 2015, por lo que no es de extrañar que no haya pasado mucho tiempo para recibir a su secuela. Una segunda entrega destinada a los conductores exigentes y apasionados al mundo del motor, ya que es, posiblemente, el juego de conducción más realista que haya en el mercado.

Además, esta nueva entrega cuenta con 53 pistas distribuidas en diferentes superficies, como asfalto, nieve, tierra o barro; y con unos 170 vehículos distribuidos en cuarenta clases diferentes y en ocho categorías distintas. Cabe recordar que Project CARS 2 llega a las tiendas el próximo 22 de septiembre para PlayStation 4, Xbox One y PC. A continuación te contamos todo sobre Project CARS 2.

Uno de los grandes puntos fuertes de Project CARS 2 es, sin lugar a dudas, su espectacular apartado gráfico. El estudio londinense ha sabido superarse, una vez más, con una de las entregas del género de conducción más realistas hasta la fecha. Y eso se debe, en gran medida, a que se ha realizado un escaneado de todos y cada uno de los vehículos que podemos conducir en el juego. Como bien hemos avanzado, el juego está dirigido a un público exigente y apasionado por el mundo del motor. Y es que otro de sus puntos fuertes es el realismo que desprende, logrando que el jugador se sienta de verdad como si estuviera conduciendo un gran coche por uno de los grandes circuitos, además habrá que ahorrar gasolina, lo que le da un plus. A pesar de que en lo gráfico Project CARS 2 es todo un portento, también es una auténtica gozada en cuanto a jugabilidad y contenido. Esto quiere decir que aquellos que no sean un as del volante les costará entrar en la dinámica un poco más.

Para poder hacernos con el control total de las carreras será muy importante conocerse cada uno de los rincones de las 53 pistas distribuidas en diferentes superficies, como asfalto, nieve, tierra o barro. Igualmente, también habrá que saber dominar y encontrar el coche que mejor se adapte a nuestras cualidades, y es que el juego ofrece unos 170 vehículos distribuidos en cuarenta clases diferentes y en ocho categorías distintas, donde podemos encontrar la presencia de marcas como Ferrari, Porsche o Lamborghini, entre otras muchas. Cada uno de ellos tiene un manejo distinto y cuentan con todo lujo de detalles, desde la carrocería hasta el detalle en el cuadro de mando que ofrece la vista interna.

Además, el juego cuenta con licencia de la IndyCar, al igual que con los pilotos y coches oficiales del campeonato. Si durante las primeras vueltas te sales más de lo normal de la pista, tranquilo, nos pasa a todos, y es que es importante realizar la presión correcta con los gatillos del freno y de acelerar para dominar bien las curvas. Otro punto que hace que la experiencia de juego sea más realista e inmersiva, incluso podemos configurar nuestro propio estilo de pilotaje.

Dentro de la jugabilidad destaca el control de estabilidad, que si se activa pierde un poco de realismo, ya que el coche realiza algunas acciones automáticamente. En cuanto a los vehículos y los circuitos, el estudio desarrollador ha cumplido su promesa y es que, a diferencia de las betas, en el juego final no debemos ir desbloqueando contenido, sino que todo viene de serie y podemos disfrutar al cien por cien desde el principio de todo su contenido. El juego cuenta con multitud de opciones en cada carrera, como las 53 localizaciones únicas, entre las que se incluyen circuitos como Daytona y Long Beach, o los míticos Le Mans o el Circuit de Catalunya.

En lo gráfico cabe destacar también la climatología variable y dinámica de la que hace gala Project CARS 2. Y es que Slightly Mad Studios no solo ha trabajado arduamente en conseguir que la iluminación de cada circuito sea fiel a la realidad teniendo en cuenta la hora del día, sino que podríamos comenzar conduciendo en seco y acabar haciéndolo sobre lluvia o sobre nieve. Cualquier cambio en el terreno sobre el que conduzcamos variará la forma en la que hemos de conducir. Y debemos dominarlas todas para ser los mejores.

El estudio ha sabido recrear con total fidelidad cada uno de los rincones del escenario, dotando al juego de un realismo que hasta asusta. Además, Project CARS 2 utiliza la tecnología LiveTrack 3.0 que da vida dinámica a las superficies de los circuitos, además de mejorar el ciclo día-noche o el cambio climático. Por ello, más vale salir en cada carrera bien concentrado porque cualquier pequeño despiste te puede suponer no llegar a la meta el primero.

En cuanto a modos de juego, esta nueva entrega sigue contando con el Modo trayectoria, donde hay que crear a un piloto para ir poco a poco convirtiéndole en el rey del campeonato; hasta varias competiciones con todo tipo de vehículos, las famosas carreras rápidas, en las que disputamos vueltas a nuestro antojo eligiendo la climatologías, la pista, etc; o los eventos paralelos. Además, como bien mencionamos antes, el juego trae todos los campeonatos desbloqueados y solamente hay dos categorías que se abren a medida que avanzamos en el juego. 

Como no podía ser de otra forma, Project CARS 2 cuenta también con un modo Online donde ofrece competiciones para 16 jugadores en consolas, y para 32 en PC. También cuenta con desafíos online, que tienen una duración temporal y que muestran tablas clasificatorias que nos servirán para ver cómo van nuestros amigos. Incluso existe la posibilidad de crear eventos online. El juego funciona realmente bien en online, va fluido y no ofrece caídas ni lag. Igualmente, el juego tiene opciones de e-Sports integradas desde el principio. 

Project Cars 2, al contrario que otros simuladores de conducción que siguen apostando por elementos arcade, presenta la simulación definitiva, de modo que, si así lo deseas, puedes librarte de todas las ayudas, subir al máximo la dificultad y disfrutar de una exigencia que pocos videojuegos de carreras son capaces de conseguir. El juego ofrece diversión para tantas horas como queramos y es, posiblemente, el rey de los simuladores de conducción. Un juego que hará las delicias de los fans del mundo de motor.

JUGABILIDAD: Project CARS 2 es un juego centrado en el jugador experto, y es que no exige al novato que dispute carreras al más alto nivel y no limita al experto a conducir bajo condiciones que no son las adecuadas. Es por ello que si eres novato en este tipo de género podrás habilitar diferentes ayudas de conducción que te permitan tener facilidades en la conduciión. Por otro lado, si eres un jugador experto en el género lo mejor será que lo desactives todo y disfrutes de conducción sin límites. 

GRÁFICOS: El punto fuerte del título. Destaca la climatología variable y dinámica de la que hace gala Project CARS 2. Y es que Slightly Mad Studios no solo ha trabajado arduamente en conseguir que la iluminación de cada circuito sea fiel a la realidad teniendo en cuenta la hora del día, sino que podríamos comenzar conduciendo en seco y acabar haciéndolo sobre lluvia o sobre nieve.

SONIDO: El aspecto sonoro del juego está muy bien logrado y es que cualquier mínimo detalle nos mete de lleno en la piel del piloto, desde el rugido del motor hasta los aficionados animando.

DURACIÓN: El juego no tiene una duración concreta, ya que nos permite jugar durante muchas horas, ya sea offline u online. 

CONCLUSIÓN: Project Cars 2, al contrario que otros simuladores de conducción que siguen apostando por elementos arcade, presenta la simulación definitiva, de modo que, si así lo deseas, puedes librarte de todas las ayudas, subir al máximo la dificultad y disfrutar de una exigencia que pocos videojuegos de carreras son capaces de conseguir. El juego ofrece diversión para tantas horas como queramos y es, posiblemente, el rey de los simuladores de conducción. Un juego que hará las delicias de los fans del mundo de motor.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Project Cars

El juego cuenta con climatología

variable y dinámica.

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar