Los Vengadores de 3DS

9398

Namco Bandai, Sega y Capcom unen sus fuerzas para crear el ‘crossover’ definitivo, un auténtico ‘all star’ que reúne a los personajes más conocidos de las tres compañías en una intensa y post-apocalíptica aventura.

Un futuro no muy lejano. El mundo está sumido en el caos y el robo de un objeto llamado Piedra-Portal ha provocado que cualquier lugar pueda ser convertido en una puerta de entrada a una dimensión paralela, ya sea una fuente en mitad de un parque o un rascacielos en pleno barrio japonés de Shibuya.

Nadie entiende nada. Tampoco los componentes de las agencias de inteligencia de todo el mundo donde, casualmente, trabajan viejos conocidos nuestros. Porque los principales personajes de Namco Bandai, Sega y Capcom han unido sus fuerzas en Project X Zone para resolver el misterio y, de paso, salvar a la humanidad.

Había puestas muchas esperanzas en este título, el ‘crossover’ (reunión de sagas) definitivo para Nintendo 3DS. Y es que más de doscientos personajes sacados de las principales franquicias de las tres compañías son los protagonistas de esta post-apocalíptica aventura. Así, es difícil no exclamar una vez tras otra al descubrir a los componentes de semejante desfile de ‘celebrities’.

Cada uno conserva sus rasgos más conocidos, aunque su historia personal ha sido levemente modificada para adaptarla al argumento del título. Así, Chun-Li (Street Fighter) se ha convertido en una agente de la CIA, por ejemplo, y ahora trabaja junto a Morrigan (Darkstalkers). Porque todos los personajes operan por parejas, aunque siempre puede unírseles una unidad adicional.

Elegir a nuestro tercer compañero será clave a lo largo de la aventura, ya que sus ataques podrán reforzar nuestro equipo en los momentos complicados. De ahí que, haciendo honor al género que pertenece, este RPG (juego de rol) tenga tintes estratégicos. Habrá que estudiar quién de los compañeros disponibles encaja mejor con cada grupo para que tener éxito en los enfrentamientos sea una tarea más sencilla.

Aunque la estrategia también llega a la hora de los combates. Los escenarios se transforman en gigantes tableros de ajedrez por los que mover nuestras fichas. Lo importante siempre será tratar de encadenar los combos más potentes y utilizar los ataques especiales en el momento adecuado. Eso y no caminar nunca en solitario, sino acompañados por otras parejas para, al igual que sucede con la tercera unidad, poder recibir un capote cuando sea necesario.

Como en todo buen juego de rol que se precie, también tendremos que estar atentos a nuestro alrededor porque en cualquier cofre o baúl puede haber un gran tesoro esperándonos. La exploración es vital en este sentido, como también lo es ganar las peleas, ya que estos dos son los únicos métodos de conseguir ítems que nos serán de mucha ayuda durante la aventura.

En todo momento estamos hablamos de la necesidad de andar siempre cerca del resto de parejas porque, aunque todo comienza con sólo dos personas, Kogoro Tenzai y Mii Kouryuuji, poco a poco se les van uniendo más y más hasta que en un momento determinado el resultado se asemejará bastante a Los Vengadores del mundo de los videojuegos.

Después de una espectacular secuencia introductoria al más puro estilo anime, comienza el largo prólogo a través del que conoceremos al reparto y el argumento de Project X Zone. No lo hemos dicho todavía, pero los diálogos están en inglés, por lo que conocer el idioma es clave para entender de qué va la historia. Esto tampoco será nada fácil, ya que la gran cantidad de hechos y personajes que van sucediéndose puede llegar a abrumar.

No es lo único negativo del juego. La repetitiva mecánica empleada (conversación previa-batalla por turnos con una secuencia de botones determinada-fin de capítulo) puede llegar a cansar. Y es que en ocasiones da la sensación que estamos jugando de una manera automática, casi sin opción a influir en algo más que personalizar el equipamiento y poco más.

Como contrapunto, Project X Zone nos deja momentos memorables, como el cameo de sir Arthur (Ghost ‘N Goblins) y sus inconfundibles calzoncillos o el de la marchosa Ulala (Space Channel 5). También los espectaculares diseños de los personajes que vemos durante las conversaciones, dignos del mejor libro de arte sus respectivas franquicias.

No podemos pasar por alto su componente nostálgico, ya que todo aquel que haya estado presente en la historia de los videojuegos desde 1986 hasta el momento actual, sobre todo el que controle el mercado oriental, encontrará en Project X Zone un pequeño homenaje con el que se le saltarán las lágrimas y que difícilmente podrá dejar escapar.

———————————————————————————————————–

Valoración final

Jugabilidad: Tan sencilla como repetitiva. Todo se basa en elegir nuestro equipo, movernos por los escenarios en busca de enemigos y seguir una secuencia de botones durante los combates que varía ligeramente a medida que vayamos desbloqueando nuevos movimientos.

Gráficos: Hay dos partes bien diferencias. Por un lado, los diálogos, donde vemos a unos estilizados personajes que han sido diseñados con mucho esmero para lucir de manera espectacular. Por el otro, los momentos de combate, donde la acción se transforma en amplísimos escenarios en tres dimensiones con unos personajes en miniatura, casi ‘cabezones’, que simulan ser piezas de ajedrez.

Sonido: Las vertiginosas melodías os harán trasladaros a la mejor época de los juegos arcades. Esto se complementa con el japonés que hablan los personajes y que nos ayuda a hacer sentir de lleno la esencia oriental donde fue creado.

Duración: Cinco capítulos de prólogo y veinte de historia en sí cumplen sobradamente. Además, las batallas se van haciendo cada vez más largas y difíciles y no dan opción a fallar: si os matan veremos en pantalla el temido ‘Game Over’ y tendremos que empezar el capítulo desde el principio.

Conclusión
Muchos dudaban de que Project X Zone acabase llegando a occidente. Pero haber nacido en Japón y ser el típico juego oriental no ha sido impedimento para que Namco Bandai lo traiga a nuestro mercado. Los más veteranos y los amantes del género lo agradecerán sobremanera, pero los usuarios más jóvenes, además de no conocer a la mitad de los personajes, pueden llegar a abandonarlo. A pesar de todo es un gran juego para disfrutar en verano, ya que sus capítulos, de duración similar a los de un episodio de las típicas ‘sitcoms’ norteamericanas, lo hacen ideal para disfrutarlo cuando encontremos un hueco entre chapuzón y chiringuitos.

—————————————————————————————————————

Si te ha gustado te gustará:

Street Fighter X Tekken

Fire Emblem: Awakening

No te quedes sólo en el juego:

Película: Los vengadores

José Carlos Naranjo

Publicaciones relacionadas

Cerrar