Análisis de PUBG para PS4 – calidad y rendimiento sobrepasan lo esperado

El famoso Battle Royale llega al fin a PlayStation 4 cargado de nuevo contenido.

Portada de PUBG

Playerunknown’s Battlegrounds fue la chispa que prendió la mecha del gran boom de los Battle Royale que hemos vivido durante 2018. Con más de 50 millones de unidades vendidas y superando los 400 millones de jugadores en todo el mundo, la obra de PUBG Corporation aterriza finalmente a PlayStation 4 a penas una semana después de lanzarse para Xbox One y casi un año en PC.

Bien es cierto que el título logró cautivar a millones de jugadores en su versión de PC, pero el retraso que ha sufrido en su versión para la consola de Sony, junto con la posibilidad nula de cruzar sus servidores con el resto de plataformas, hace que el juego pierda un poco de tirón en sus primeras semanas de lanzamiento. No obstante, la propuesta de Sony es bastante atractiva para aquellos quienes no disponen de un ordenador de alto rendimiento, pues la consola ofrece muy buena estabilidad y unos gráficos bastante decentes.

Captura de PUBG

PUBG Corporation ha aprendido de sus errores

Hablar de qué consiste un Battle Royale no es necesario a estas alturas, ya que es un género que se ha extendido como la espuma gracias al éxito de títulos como Fortnite o el propio PUBG. Sin embargo, fue este último quien asentó las bases del éxito del género. 100 jugadores en un mapa que va reduciendo su tamaño a medida que avanza el tiempo, debemos buscar equipamiento para sobrevivir. Tan solo el mejor ganará la famosa “cena de pollo”.

Por suerte o por desgracia, en este tipo de juegos impera el perfil de jugador defensivo cuya estrategia se basa en esconderse y elegir las mejores localizaciones. Es un sistema de juego que acaba creando adicción, especialmente al jugarlo con amigos en escuadrón.

Actualmente, el juego cuenta con tres mapas: Erangel, Miramar, Sanhok y el reciente anunciado Vikendi, que llegará el próximo 19 de diciembre.

Uno de los argumentos que jugaban en contra de su lanzamiento en PC fue la temprana salida al mercado con numerosos fallos y un rendimiento que dejaba mucho que desear. Parece que el estudio ha aprendido de sus errores casi un año después y ha lanzado al mercado de PlayStation 4 una versión bastante sólida que permite una experiencia de juego plena desde el primer minuto. A la hora de encontrar partida, los servidores trabajan de manera eficiente, mostrando considerablemente más rapidez que en PC, algo que se agradece en aquellos momentos que tan solo queremos jugar una partida rápida y no pasar más tiempo en el menú de carga que jugando (sobre todo si no somos especialmente hábiles en el juego).

Otra característica bastante notable en los servidores de PlayStation Network es la seguridad que ofrece la comunidad de jugadores en comparación con la de Steam. Las trampas son una de las mayores preocupaciones de PUBG Corporation en su versión de PC y un obstáculo que dificulta mucho las partidas.

comparativa de gráficos en PUBG
Comparativa de gráficos en las distintas plataformas.

Buenos gráficos sin perder estabilidad

El apartado gráfico del juego es bastante destacable, aunque podría mejorarse en comparación con la versión de PC ejecutada en ordenadores de alto rendimiento. En PlayStatation Pro no logra alcanzar el 4K, permanece entre 1440p y 1080p, mientras que en la consola básica se mantiene en 1080p. La tasa de frames no alcanza los 60fps, aunque por suerte tiene una estabilidad de 30fps.

A pesar de su estabilidad y de unos gráficos bastante buenos y realistas, ciertas texturas tardan un poco en cargar, sobretodo a la hora de aterrizar en el mapa. Algo que puede convertirse en un problema para usuarios avanzados que necesiten rapidez a la hora de tomar tierra y comenzar su estrategia.

Playerunknown’s Battlegrounds es difícil de controlar con mando si no tienes ya experiencia en juegos de este tipo en consolas. Si venimos de PC puede resultar un poco caótico al principio, los controles no son intuitivos y requieren tiempo para adaptarnos. Lo mejor es practicar un poco en modo entrenamiento para no pasar más tiempo mirando la pantalla de carga que en el propio juego. No obstante, una vez le pillamos el truco, el juego resulta bastante divertido de jugar.

Algo que echamos en falta en la versión de PUBG para PlayStation 4 son las partidas personalizadas y algunos modos de juego como rangos o evento. No obstante, llegarán dentro de poco, ya que otra de las características del juego es que se actualiza constantemente para reparar algunos bugs y añadir contenido nuevo para ofrecer la mejor experiencia a sus jugadores.

Captura de PUBG

Disfruta en tu consola de uno de los mejores Battle Royale de la historia

Jugar a Playerunknown’s Battlegrounds en PlayStation 4 es una experiencia obligatoria para los fans del género Battle Royale que tengan la oportunidad de hacerse con el título. Desde su lanzamiento oficial en diciembre de 2017 para PC, ha conseguido cautivar a millones de jugadores de todo el mundo que han podido comprobar el interés de la compañía por ofrecer el mejor contenido y que ahora por fin llega a la comunidad de PlayStation 4.

Una opción más que recomendable si buscamos un juego adictivo, competitivo y repleto de diversión. Por más juegos basados en la misma temática que se lancen al mercado, PUBG siempre destacará por ser el que despertó la fiebre del género y a día de hoy conserva una de las comunidades más sanas.

Compra Playerunknown’s Battlegrounds para PS4 desde aquí Compra Playerunknown’s Battlegrounds para PS4 desde aquí

Marina Martínez

Graduada en Filología Alemana y amante de los idiomas, literatura, tecnología y videojuegos. Me gusta crear contenido relacionado con aquello que me apasiona.
Cerrar