Análisis de Pure Farming 2018 – En la granja de Pepito

Pure Farming 2018 recoge el testigo de otros simuladores del mundo rural para hacernos sentir como un verdadero granjero. Ante nosotros tenemos el duro reto de sacar adelante nuestros terrenos y dominar las artes de la ganadería y la agricultura. Siempre se ha dicho que la vida en este ambiente es bastante dura y que supone un gran trabajo diario, en esta ocasión se nos brinda la oportunidad de comprobarlo por nosotros mismos. Labra los campos, recoge la cosecha, almacénala y luego véndela.

También cuida del ganado, extiende tus terrenos, mejora tu equipo y haz frente a las deudas que has contraído para poder acceder a tu gran sueño: convertirte en un gran granjero. Pure Farming 2018 nos permite disfrutar de esta experiencia a través de varios modos de juego, convirtiéndose a su vez en uno de los mejores simuladores que existen en el mercado. Si alguna vez has sentido curiosidad por saber cómo una patata termina en tu palto y el proceso que lleva detrás, tienes una oportunidad de enterarte. Al menos de la que quizás sea la parte más dura: hacer que el tubérculo sea real.

Cualquier videojuego es en realidad un simulador de una realidad. Sin embargo, existe todo un género dedicado a mostrarnos lo que significa esta simulación de un modo más profesional. De esta forma encontramos títulos que nos ponen en la piel de un cazador, un cirujano o un granjero. En este último caso encontramos a Pure Farming 2018 que nos traslada al mundo rural en donde tendremos que sacar adelante nuestro propio entorno agrícola. Es decir, cosechar, criar ganado y vender los resultados para poder afrontar los pagos que suponen estas responsabilidades.

Con este fin Pure Farming 2018 nos propone tres modos de juego en función del tipo de partida en que busquemos participar. Por un lado, lo que podría denominarse como la campaña del juego. En él nos meteremos en la piel de un heredero de una granja, quien tas muchos veranos visitando a su abuelo, se enamoró del mundo rural. Ahora, tras el fallecimiento de este, decide seguir con este negocio. Aunque esto va a suponer trabajar muy duro.

Al arrancar este “modo historia” veremos cómo tenemos una deuda contraída con el banco. Por ello, tendremos que trabajar duro desde el minuto 1, muestra de ello es cómo el tutorial simplemente no nos irá listando los controles de Pure Farming 2018, directamente nos pondrá el mono de trabajo. En esta primera misión tendremos que arreglar el viejo tractor, montarnos en la cosechadora y recoger un cultivo para posteriormente quitar impurezas y venderlo en el pueblo más cercano. A partir de este punto, este simulador ya nos indica que no estamos precisamente ante un título ágil.

El ritmo de juego en Pure Farming 2018 se caracteriza por ser pausado. Esto no quiere decir que estemos ante un juego aburrido, pero estamos acostumbrados a títulos vertiginosos en donde si no ocurre nada en un minuto, nuestra mente se evade. Pero hay que recordar que estamos ante un simulador, y en este sentido Ice Flames ha dado en el clavo. Durante la partida, nos toca enganchar maquinaria en la cosechadora, colocar el remolque en el tractor, convertir las pilas de pasto en comida para el ganado, etc.

Eso sí, esto no quiere decir que nos podamos dormir en los laureles. Pure Farming 2018 nos obliga a estar bien atentos, y eso pasa por no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy. Un ejemplo en este sentido es la posibilidad de perder una cosecha si no estamos atentos al momento de su recogida. Un verdadero engorro, porque hay que recordar que tenemos una deuda por pagar. A medida que vayamos consiguiendo éxito en nuestra granja, iremos obteniendo beneficios que por un lado podemos destinar a finiquitar este préstamo o a mejorar nuestro equipamiento. Si optamos por esto último obtendremos mejores resultados en nuestra actividad agrícola, y por tanto más ingresos.

Pero cuidado con descuidarte, recuerda que la granja está en juego y que hay que pagar esta deuda. Un préstamo que además puede incrementarse a lo largo de este modo historia en Pure Farming 2018 ya que si no contamos con suficiente dinero, podremos solicitar una ayuda bancaria para sacar adelante proyectos como unos establos para las vacas. ¿Cómo saber por dónde anda nuestra deuda? En este sentido la tablet del personaje se convierte en una de las grandes ayudas del simulador ya que en ella podremos manejar cualquier aspecto de nuestro negocio.

En la tablet podremos consultar el estado del préstamo, contraer uno nuevo, pero también a través de ella podremos mejorar nuestra granja. No solo comprando maquinaria nueva, como por ejemplo una cosechadora más potente. También será posible adquirir elementos para mejorar nuestra productividad, como por ejemplo una fumigadora para eliminar cualquier insecto indeseable en nuestros campos de cultivo, o paneles de energía solar para ser autosuficientes a nivel energético. Eso sí, recuerda que las compras online son un poco más caras, por lo que en ocasiones igual es mejor acudir a la tienda para hacerse con estas novedades.

Al mismo tiempo, tanto con la maquinaria que tengamos, como con la que adquiramos tendremos que ser cuidadosos. Los choques y la mala praxis al volante suponen daños que nos obligarán a llevar al taller estos vehículos, lo que supone invertir en su reparación. De igual manera, procura medir muy bien tus trayectos y no hacer demasiado el ganso ya que la gasolina se consume. Esta es la misión principal del modo historia: vigilar hasta el último centavo y hacer frente a la deuda, mientras sacamos adelante nuestra granja.

Aunque si prefieres empezar jugando con tus mismas reglas, Pure Farming 2018 también nos propone un modo libre en donde ya tenemos todo hecho: las mejores maquinarias, las instalaciones completas y en definitiva, sólo nos queda ponernos el mono de obra y trabajar por sacar adelante cultivos y al ganado. Pero si no dispones de tanto tiempo como para afrontar este reto, este título tiene un sistema de desafíos que nos enfrentarán a 20 pruebas distintas que si bien no nos llevarán más de una hora, nos entretendrán durante estos 60 minutos.

Por otro lado, Pure Farming 2018 destaca por permitirnos qué se siente al ser granjero en distintas regiones del mundo. De esta forma, aunque el mapa principal sea Estados Unidos, este título nos permite vivir esta experiencia en países como Italia, en donde cultivaremos olivos y vides para lograr el mejor aceite y un vino excelente, o en Colombia, lugar de recolección de café y guindillas. O viaja hasta Japón para sumergirnos en extensos terrenos plantados de arroz.

Lo que queda claro es que en todos ellos, los jugadores asistirán a paisajes bien recreados. Entrando a valorar el terreno gráfico de Pure Farming 2018, hay que destacar que a nivel de detalles este juego cumple y nos encontramos con reproducciones completamente reales tanto de escenarios como de maquinaria real de agricultura. Sin embargo, es a nivel de animaciones donde defrauda. Nos encontramos ante movimientos toscos que restan realismo al resto del juego y que pueden aburrir más que la lentitud de la juabilidad.

Pure Farming 2018 ya está disponible para PlayStation 4, Xbox One y PC. El juego puede adquirirse tanto en su edición estándar como en una especial en la que se incluye el DLC del mapa alemán. ¿Preparado para vivir en la granja?

JUGABILIDAD. Estamos ante un simulador bastante completo y bastante sencillo de manejar. Los jugadores no se encontrarán problemas para las acciones básicas: subirse a los vehículos, conectar maquinaria a los mismos, cosechar, recoger las materias primas, etc. Eso sí, el ritmo de juego es bastante lento, si eres de los que prefieren combates rápidos y sucesivas escenas de acción, definitivamente no es tu juego.

GRÁFICOS. A nivel de realismo, el juego es impresionante. Unos escenarios muy bien construidos y repletos de detalles. Los vehículos son fieles reproducciones, al igual que la maquinaria agrícola. Sin embargo, es en las animaciones donde el juego falla. Es cierto que estamos ante un título menor, pero los movimientos tanto del personaje como de las máquinas no es del todo buena.

SONIDO. El juego llega con voces en inglés, aunque a decir verdad pocos diálogos nos vamos a encontrar más allá de la introducción del juego. Por lo demás, sonidos ambientes bastante bien recreados que acompañarán al trabajo de la granja: mugidos de vaca, ruidos del tractor, motores funcionando. Todo lo que cabría escuchar en este ambiente, queda recogido.

DURACIÓN. Tanto como el jugador quiera, tres modos de juego existen. Desde un sistema parecido a la campaña en la que tendremos sacar adelante nuestra granja y mejorando poco a poco hasta conseguir una gran infraestructura agrícola. Pero también podemos simplemente cosechar en un campo ajustado a nuestras reglas o aceptar los retos. No hay una duración concreta, toda la que uno aguante a los mandos.

CONCLUSIÓN. Como siempre ocurre con los simuladores profesionales, tienen un público muy reducido. No obstante, si has disfrutado con las entregas de Faming Simulator, no puedes quedarte sin probar Pure Farming. Muy completo en todos sus aspectos, una fiel reproducción de lo duro que es sacar una cosecha adelante. No solo se trata de plantar y recoger, también regar, atender a las inclemencias del tiempo, fumigar y recolectar antes de que se eche a perder todo el trabajo. Eso por no hablar de que al mismo tiempo tendremos que tener alimentado al ganado y vigilar su salud. La granja te llama, ¿aceptas el reto?

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Frming Simulator
 
 
Podremos conocer los cultivos de todo el mundo a través de sus numerosos mapas.
 

▪ Fecha de lanzamiento: 13/03/2018
Cerrar