Plataformas y conejos

Los Rabbids, ya sabéis, los conejos más alocados y carismáticos de Ubisoft siguen protagonizando aventuras variopintas. Ahora le ha llegado el turno a las plataformas tradicionales, título que recibe en exclusiva la portátil Nintendo 3DS.

Con el paso de generaciones, los enemigos de una de las mascotas más reconocidas de Ubisoft, Rayman, han acabado convirtiéndose en protagonistas de muchos títulos, desbancando al propio Rayman. Y es que el empuje de los Rabbids últimamente ha sido imparable, personajes que siempre han guardado una relación muy especial y estrecha con las consolas de Nintendo. Y ahora le ha llegado el turno a la debutante Nintendo 3DS, portátil que acoge una aventura repleta de saltos, viajes temporales y mucho sentido del humor.

De Egipto a la Prehistoria

Unos flotadores son el pretexto de esta historia, que sirve como detonante de un juego de plataformas de desarrollo 2D. Y es que el protagonista del título pasará de una época a otra de la Historia en busca de su tan preciado objeto. ¡Estos conejos están locos!

Así, el cartucho nos invita a recorrer múltiples niveles (más de medio centenar) agrupados en cuatro eras muy definidas como son la Prehistoria, la Edad Media, el antiguo Egipto y la antigua Grecia. Vamos, que salvo el Imperio Romano, este Rabbid conocerá de una pasada las épocas más importantes de la civilización.

La fórmula de juego que posee este Rabbids 3D sigue los pasos de los juegos de plataformas de la era de los 8 y 16 bits. Es decir, que debemos guiar a nuestro protagonista por variados decorados repletos de trampas y enemigos, fondos planos de jugabilidad 2D a fin de cuentas. Esta elección puede echar para atrás a los jugadores más “modernos”, si bien los más veteranos seguro que se llevan una alegría.

El control del conejito no puede ser más sencillo (y también preciso y cómodo), y tan solo es necesario emplear un par de botones más la dirección para llevar a cabo todas las acciones que puede realizar el susodicho personaje. ¡Y son unas pocas! La dificultad que presenta esta aventura plataformera no es exigente, por lo que se trata de un título apto para un público infantil y no demasiado experto en estas lides. Y es que un jugador avanzado puede completar el juego en unas pocas horas, así que este grupo de jugadores queda avisado. Y además el título está exento de modalidades complementarias.

En materia gráfica, Rabbids 3D utiliza el efecto 3D de la consola para proporcionar una profundidad extra a los decorados… y poco más, siendo un título más bien sencillo en este sentido, pero no por ello falto de colorido o simpatía.

Rabbids 3D es por tanto uno de los primeros juegos de plataformas (casi el único) disponible para Nintendo 3DS, por lo que no tiene demasiada rivalidad ni competencia.

Cerrar