Análisis de Raiders of the Broken Planet – Unidos en el Planeta Roto

Los aficionados a los shooters multijugador en tercera persona pueden disfrutar, desde hace unos días, de una de las propuestas independientes más originales de cuantas hemos visto lanzarse recientemente en el género. Ha sido el estudio español MercurySteam el que ha ideado esta llamativa aventura orientada al multijugador en el que el usuario puede enfrentarse a las diferentes misiones tanto en solitario como junto a otros compañeros de equipo. De hecho, incluso es posible adoptar el rol del antagonista, una de las opciones jugables más destacadas de cuantas nos propone Raiders of the Broken Planet.

El videojuego, que está a la venta en PlayStation 4, Xbox One y PC en su versión digital, cuenta además con un elenco de protagonistas de lo más carismáticos. Cada uno de ellos podrá convertirse en el mejor aliado del jugador a la hora de superar los objetivos de los diferentes escenarios, que serán los que definan la experiencia que nos propone este título online, que también hace gala de un apartado visual más propio de un triple A. Sin más dilación, te invitamos a conocer nuestras impresiones de todo lo que hemos podido probar en Raiders of the Broken Planet mediante una copia para la consola de actual generación de Sony.

La capacidad de diferenciación de Raiders of the Broken Planet respecto a otras propuestas del género es evidente desde los primeros compases del juego, en los que apreciaremos cómo las misiones se distribuyen en episodios que los desarrolladores irán desbloqueando progresivamente. Además del prólogo gratuito, que incluye dos desafíos a modo de presentación, es Mitos Alien el que deberá mantener ocupado al usuario durante las primeras semanas tras el lanzamiento. Este segundo apartado incluye otros cuatro mapas, a los que podremos aproximarnos en primer lugar a través de la sección Universo del menú.

Pese al carácter multijugador del título, MercurySteam parece decidida a dotar a su criatura de un trasfondo narrativo que no solo guiará cada una de las misiones. Este apartado ofrece información detallada sobre el universo del juego, sobre el Planeta Roto y sobre todos aquellos con los que podremos interactuar a lo largo de la aventura. Sin embargo, la acción transcurrirá en las misiones enmarcadas en la Temporada 2017. Como apuntábamos, ninguna se reducirá a una sucesión de golpes entre Raiders y enemigos, sino a la consecución de una serie de objetivos que deberán cumplirse para seguir avanzando hasta el final.

En los diferentes escenarios, cada uno de ellos con su propia trama, nos enfrentaremos a todo tipo de NPCs que tratarán de dificultar el avance del jugador mientras, por ejemplo, intenta llamar a un ascensor, destruye unas naves mediante una torreta, rescata a un personaje o acaba con una gigantesca criatura. Tras cumplir cada desafío se nos presentará el siguiente, una mecánica que irá evolucionando hasta alcanzar el objetivo final, que nos permitirá salir victoriosos o, en el peor de los casos, ser derrotados para obligarnos a comenzar de nuevo.

Lo que realmente marca la diferencia en Raiders of the Broken Planet es que no tendremos que hacer frente a las misiones en solitario. Pese a disponer de esta opción, que nos permitirá regular la dificultad, lo más habitual será acceder a la vertiente cooperativa y enfrentarnos al reto junto a otros tres compañeros de escuadra. Tanto en el modo individual como en el cooperativo, dispondremos de una cantidad de vidas que nos asegurará unas cuantas reapariciones hasta que, una vez consumidas, se nos obligue a permanecer con vida un determinado tiempo para asegurarnos una nueva oportunidad.

La diferencia más notable es que, cuando accedamos junto a otros jugadores, las vidas aumentarán considerablemente aunque formarán parte de un fondo común. A priori, puede parecer más sencillo enfrentarse a las diferentes misiones haciendo uso del cooperativo, y en ocasiones así es. Sin embargo, esta modalidad permitirá la aparición del llamado antagonista, que variará las condiciones del cooperativo hasta convertir la prueba en un competitivo asimétrico. En ocasiones, un usuario adicional se sumará a la partida como un enemigo más a batir, contando además con vidas infinitas que compensen su participación en solitario.

Por supuesto, tendremos la ocasión se asumir ese rol accediendo al correspondiente apartado, que nos brindará la oportunidad de conseguir recompensas exclusivas adaptadas a los antagonistas en cuestión. Por su parte, los raiders conseguirán también recompensas más elevadas si se enfrentan a un villano de estas características. Además de monedas de oro, tendremos la oportunidad de hacernos con puntos de personaje, necesarios para adquirir cartas con potenciadores de habilidad, y con nuevos diseños para las armas. No obstante, cabrá superar la misión con éxito para acceder a estos premios.

Para ello, el primer paso será seleccionar al personaje que más de adecue a las preferencias del jugador. Los desarrolladores han presentado un elenco tremendamente carismático que, haciendo gala de un estilo cartoon único, nos permitirá disfrutar de diferentes estilos de juego dependiendo del personaje escogido. Harec, por ejemplo, dispone de un francotirador y, además, es capaz de proyectarse a techos y paredes. Mientras tanto, Alicia posee una escopeta de medio alcance y dispone de un supersalto que será de gran utilidad en batalla. Otros personajes disponen, también, de metralletas o lanzagranadas y, mediante sus habilidades especiales, pueden planear o generar un escudo cinético.

Las opciones son múltiples y será decisión de cada jugador escoger qué personaje es más válido no solo para su forma de juego, sino para cada uno de los escenarios en los que transcurrirá la acción. Una vez iniciada la prueba, el enfrentamiento contra los enemigos no se reducirá únicamente a la habilidad especial o al uso de las armas. El sistema de combate cuerpo a cuerpo también adquirirá una importancia capital, pues se trata de la única manera de conseguir munición para el arma del jugador. Además, el combate está planteado de manera triangular, de manera que un esquive vence a un puñetazo, un puñetazo a un agarre y un agarre a un esquive.

Para poner las cosas aún más interesantes, a lo largo de las misiones podremos conseguir aumentar nuestras reservas del llamado Aleph. Se trata de una energía propia del Planeta Roto que posibilita un incremento de la resistencia, de la precisión y de la autocuración del personaje. En definitiva, estamos ante un potenciador que será capaz de transformarnos en seres casi invencibles durante un tiempo determinado de la prueba. Al mismo tiempo, deberemos tener en cuenta el nivel de estrés de nuestro personaje, que si aumenta significativamente pondrá al descubierto nuestra silueta incluso a través de las paredes.

A todo ello debemos sumar una inteligencia artificial que no nos pondrá las cosas fáciles en ningún momento. Al contrario que en otros videojuegos del género, en Raiders of the Broken Planet no podremos confiarnos en ningún momento. Incluso cuando estemos a punto de morir, instantes en los que los NPCs de otros títulos suelen darnos un respiro para recuperarnos ligeramente, los enemigos controlados por la IA no dudarán en asestarnos el golpe definitivo. Del mismo modo, durante el combate no dudarán en abordarnos por la espalda, es esquivar nuestros balazos y, en definitiva, de incrementar considerablemente la dificultad en comparación con juegos similares.

No estamos ante un videojuego para usuarios poco exigentes, sino ante un auténtico reto del que solo los más insistentes lograrán salir airosos. Incluso la dificultad estándar, ajustable en la opción para un jugador, conseguirá ponernos en más de un aprieto y arrebatarnos unas cuantas vidas en cada misión. Por tanto, el jugador debe asumir que Raiders of the Broken Planet acabará con él no una, sino varias veces en una partida, mientras trata de alcanzar los objetivos que irán surgiendo en cada uno de los mapas seleccionables.

Todos ellos confeccionados, además, mediante un apartado visual y artístico por encima de la media. Se trata de un aspecto especialmente destacable dado que, aunque cueste creerlo, nos hallamos ante una propuesta de corte independiente. Como único elemento a mejorar podríamos referirnos a la interfaz, que se presenta de manera tan completa en pantalla que en ocasiones resulta demasiado intrusiva. Finalmente, cabe señalar que el título cuenta con diálogos en inglés que no han sido doblados aunque sí subtitulados al castellano. Los menús y la mencionada interfaz también cuentan, afortunadamente, con el mismo beneficio.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Pese a su complejidad, la jugabilidad de Raiders of the Broken Planet  es tremendamente satisfactoria cuando se controlan las mecánicas básicas. No obstante, es necesario asimilar las habilidades de cada uno de los personajes seleccionables para acabar con los diferentes tipos de enemigos y sortear todas las dificultades de cada misión. Resulta llamativo, además, que sea cada escenario el que defina la experiencia, en lugar de presentar los objetivos de cada misión mediante los tradicionales modos de juego.

GRÁFICOS: El estilo artístico del que hace gala el videojuego resulta muy llamativo desde el primer momento, comenzando por las secuencias cinemáticas. Mediante un motor gráfico propio, el equipo de desarrolladores ha confeccionado un apartado visual con toques cartoon que no podemos dejar de alabar dado el carácter independiente de la propuesta. Además, la tasa de frames por segundo se mantiene elevada la mayor parte del tiempo y aporta la fluidez necesaria durante el combate.

SONIDO: El apartado sonoro es otro de los aspectos más destacables de Raiders of the Broken Planet. Además de contar con una banda sonora a la altura y que hace acto de presencia en los momentos adecuados, la mezcla de efectos de sonido funciona a la perfección a la hora de trasladarnos a cada una de los escenarios, en los que cada uno de los elementos en pantalla juegan un papel fundamental.

DURACIÓN: Dado el componente multijugador de la propuesta, la experiencia de juego no queda limitada por los mapas disponibles. El jugador tiene la oportunidad de disfrutar de la aventura en solitario, en compañía de otros raiders e incluso haciendo frente a un antagonista. Sin embargo, y teniendo en cuenta que por el momento solo disponemos de cuatro mapas además de los vinculados al prólogo, se antoja más que necesaria una actualización que la Mercury ya anticipa incluso en el propio menú.

CONCLUSIÓN: Los aficionados a los shooters multijugador hallarán en Raiders of the Broken Planet una opción a tener muy en cuenta durante los próximos meses. Pese a que por el momento solo disponemos de un pequeño surtido de misiones, los desarrolladores ya han anunciado nuevos contenidos que extenderán la experiencia jugable más allá de los mapas actuales. En cualquier caso, la posibilidad de disfrutar de cada uno de ellos en solitario o en compañía de otros usuarios puede ser suficiente para satisfacer, al menos por ahora, a los amantes más exigentes del género.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Metroid: Samus Returns
Castlevania: Lords of Shadow
 
El jugador también puede asumir el rol de antagonista y enfrentarse a una escudra de cuatro raiders.

Cerrar