La unión hace la fuerza

5926

Los famosos y divertidos héroes de esta conocida saga protagonizan un nuevo plataformas muy orientado al juego cooperativo. Ratchet y Clank ya no están solos en esta nueva y desenfadada aventura de dibujos animados.

Parece que desde que New Super Mario Bros Wii viera la luz, el género de las plataformas ha cambiado. Al menos muchos son los títulos que últimamente se enfocan considerablemente al juego cooperativo. Claros ejemplos de ello podrían ser los próximos Rayman Origins o Disney Universe, o esta nueva aventura de Ratchet y Clank. Un título que, por lo demás, sigue lo que viene siendo habitual en la exitosa saga de PlayStation.

Hombro con hombro
El argumento del juego, tan desenfadado y sencillo como siempre, nos presenta a un alienígena cuyo enorme poder y numerosas tropas amenazan con sembrar el caos. Tal es así, que los dos héroes Ratchet y Clank tienen que unir fuerzas con otros personajes conocidos de la serie: el doctor Nefarious y el capitán Qwark. Como hemos dicho, una historia sin demasiada profundidad o suspense, pero que le sirve como aceptable punto de partida a la aventura (que al fin y al cabo es de lo que se trata).

Todos para Uno sigue siendo un juego de plataformas bastante típico. O lo que es lo mismo, un título en que el que se mezclan la acción, la habilidad y algún que otro puzle. Pero es precisamente la variedad de situaciones y la simpatía de los personajes lo que da interés al lanzamiento. No es que en esta aventura vayamos a encontrar algo que no hayamos visto antes, pero es divertida, y su ajustada dificultad la hace perfectamente apta para los más pequeños de la casa. No obstante, también los mayores pueden verse atrapados por el adictivo desarrollo siempre y cuando le den una oportunidad.

Pero lo que realmente diferencia este juego de otras entregas anteriores de la serie es su cooperativo. Todos para Uno está claramente diseñado para jugarse en compañía, y no se molesta en disimularlo lo más mínimo. El título permite compartir la experiencia con hasta tres usuarios más, en una misma consola o a través de Internet, y es entonces cuando desata todo su potencial. En el caso de que decidamos jugar solos, la CPU se ocupa de manejar a un compañero.

Y es que los propios niveles están ideados para que al menos dos personajes se ocupen de derrotar a los numerosos enemigos o, lo que es más importante, de resolver puzles que de ninguna manera se pueden superar solos. Además cada personaje de los cuatro disponibles cuenta con sus propias características, si bien estas no son demasiado distintas entre sí, todo sea dicho.

Con respecto a los gráficos, estamos hablando de un juego muy vistoso y simpático. Los personajes y escenarios gozan de mucho colorido y variedad y, pese a no ser nada del otro mundo, el motor utilizado cumple con creces. Es casi como ver una serie de dibujos animados. Por su parte, la banda sonora suena marchosa y llena de alegría y el doblaje en castellano es tan simpático como requiere la ocasión.

Conclusión. Ratchet & Clank  no llega para revolucionar el género de las plataformas, ni siquiera su propia serie; no obstante, el carisma de los protagonistas y su divertido y variado desarrollo lo convierten en una apuesta recomendable para los amantes del género. Y si lo vuestro es jugar con varios amigos, mejor que mejor.

 

Enrique Luque de Gregorio

Publicaciones relacionadas

Cerrar