La pareja espacial

9481

Ratchet y Clank se han convertido por méritos propios en las mascotas de PlayStation. Con permiso de los adorables Sackboys de LittleBigPlanet.

El lombax y su compañero de aventuras de hojalata ya llevan a sus espaldas unas cuántas entregas. Si obviamos los títulos aparecidos en PlayStation 2, son seis los juegos protagonizados por estos carismáticos personajes: Armados hasta los dientes, En busca del tesoro,  Atrapados en el tiempo, Todos para uno y Q Force. Ahora tenemos con nosotros Nexus, el capítulo que cierra la saga Future vuelve a los orígenes  de la franquicia, relegados a un segundo plano por los dos últimos spin-off. Ya os adelantamos que es un fantástico broche de oro para el que será, con casi total seguridad, la última aventura espacial de Ratchet y Clank a lomos de PlayStation 3.

Y es que lo más importante es que Nexus devuelve a Ratchet & Clank al lugar que le ha convertido en una de las sagas más respetadas del sector. Desde Insomniac Games han optado por volver a los orígenes ofreciéndonos su clásico híbrido de plataformas donde lo predominante es la acción frenética. Es cierto que eso también es un hándicap, ya que el título no ofrece prácticamente nada nuevo. Pero a veces es mejor ofrecer un valor seguro y satisfacer a los usuarios con aquello que piden. Sin más.

Todo comienza en la nave espacial Nebulox 7 donde Ratchet, Clank y compañía transportan a la malvada Vendra Prog. La tranquilidad dura poco, ya que Neftin, el hermano de la antagonista, abordará la nave para rescatarla. Poco después se descubren las intenciones de ambos, y es que pretenden abrir grietas dimensionales para invocar a los Infra, unas criaturas del infraverso que, junto con su líder, el Señor Ojo, pondrán en jaque a toda la galaxia. Obviamente, ya sabemos quiénes tendrán que arreglar el desaguisado.

Para ello, Ratchet vuelve a tener a su entera disposición un amplio elenco de armas que le harán la vida mucho más sencilla. Además de la clásica omni-llave, a medida que avanza la aventura se van desbloqueando nuevas armas, adquiribles previo desembolso de unos cuantos guitones. Las destructoras Bombas de Fusión, el Repulsor Temporal, las Infrahojas…hasta un devastador lanzacohetes llamado Guerreante. Además, como viene siendo marca de la casa, algunas de ellas son de lo más desternillantes, como la Caja de Pesadilla, que paraliza durante unos segundos a los enemigos y echa una mano repartiendo ‘estopa’ o el Invernador, un arma que a ritmo de ‘Jingle Bells’ convierte a los enemigos en inofensivos muñecos de nieve.

Todas las armas se pueden mejorar, y lo harán automáticamente según el tiempo que la usemos en combate. A medida que se vaya utilizando, acumulará experiencia, lo que hará posible desbloquear nuevas habilidades. Éstas se pueden asignar a través del menú, con el cuál podremos añadir potenciadores a nuestro arsenal a base del raritanio que vayamos obteniendo por los diferentes planetas del juego.

Como hemos comentado anteriormente, Nexus sigue la misma pauta marcada desde sus orígenes. A pesar de ello, sí que añade diversos elementos, aunque sea de forma efímera, que lo distinguen del resto de juegos de la serie. Y aquí entra en escena el Rayo Gravitatorio. Con esta habilidad, es posible crear “puentes” entre diversas secciones del terreno que de otro modo serían inaccesibles. Siempre teniendo en cuenta que la dirección del rayo irá en el orden en el que lo estipulemos. Esto provoca puzles en los que tendremos que darle unas cuántas vueltas al coco para saber cómo proseguir. De hecho, en ocasiones hay que unir varios rayos para acceder a la zona o para evitar peligros como lásers. Sin duda, esta adición recuerda inevitablemente al sensacional Portal, lo que ya es sinónimo de que es todo un acierto.

Por supuesto, Clank también reclama su dosis de protagonismo. Aunque bien es cierto que podía haberse quedado tranquilamente haciendo de mochila de Ratchet. El simpático robot protagoniza unas misiones en 2D en las que se adentra en el infraverso. La mecánica es sencilla, hay que ir avanzando por los escenarios evitando los obstáculos y alterando la gravedad hasta llegar a una especie de perro al que tendremos que atraer a la grieta para poder desbloquear el camino que tenemos bloqueado. El concepto está bien… las dos primeras veces. Tampoco se usa demasiado, pero es especialmente exasperante en la batalla final, donde hay que tener mucha paciencia y habilidad para salir airosos.

Ratchet & Clank: Nexus es un juego corto. Quizá excesivamente, aunque razonable por otro lado ya que se ha comercializado a precio reducido. En apenas cinco horas podemos completar con facilidad la aventura principal, que se desglosa en cinco planetas: Yerek, Silox, Kragg, Thram e Igliak. Obtener el 100% ya es otra historia. Para ello hay diversos desafíos secundarios, entre los que destaca el desternillante Festival de la Destrucción, una arena en la que habrá que ir acabando con hordas de enemigos y de la que obtener diversas recompensas y un buen puñado de guitones y raritanio para desbloquear todas las armas y sus mejoras. Además, al completar la aventura se desbloquea el Modo Desafío, con el que continuar con los objetos obtenidos haciendo frente a una mayor dificultad.

José L. Ortega

—————————————————–

Valoración final

Jugabilidad: Sencilla y directa. No tendréis ningún problema si ya estáis familiarizados al manejo con anteriores títulos de la saga. Las situaciones son lo suficientemente variadas como para que no nos aburra en ningún momento.

Gráficos: Quizás excesivamente continuistas, pero ideales para aportar ese toque de color que tiene la saga desde sus inicios. Aunque quizás se echan en falta escenarios más abiertos y llenos de vida. Salvo contadas excepciones, predominan los niveles en recintos cerrados.

Sonido: El doblaje al castellano resulta bastante bueno, a excepción de la voz más importante. El actor que da voz a Ratchet es bastante soso. Es una verdadera pena, ya que el resto es fantástico.

Duración: Os podréis ventilar la campaña en apenas cinco horas sin dificultades. Si queréis exprimir el juego al máximo, hay diversos desafíos ocultos y el Festival de la Destrucción, donde tendréis que sudar para obtener la copa de oro.


Conclusión:

Ratchet & Clank es un título que cumple sin demasiados alardes. Hace bien lo que sabe y se recrea en ello. El característico humor que destilan todos los personajes, la acción desenfrenada y una pequeña ración de plataformeo de lo más variado son el cóctel perfecto para que la diversión sea un acompañante constante. Quizás la duración pueda echar atrás a muchos usuarios, pero es un juego que no decepcionará a los fans de la saga y que agradará a cualquiera que se acerque a él, aunque sea por primera vez. Habrá que estar muy atentos para ver qué rumbo toma la saga en la nueva generación.

——————————————————-

Juegos relacionados

Ratchet&Clank, la saga

Si te ha gustado, te gustará

Jak&Daxter, la saga

No te quedes solo en el juego

– Canción: Hay un amigo en mi, Toy Story

Publicaciones relacionadas

Cerrar