Conejos en antena

Los conejos de Ubisoft parecen no darse nunca por vencidos. Después de molestar a Rayman de todas las maneras posibles, esta vez hacen lo propio en la mismísima televisión del personaje.

Todo el mundo dice que la televisión está bastante mal. Es posible que así sea. Y puede que por este motivo los lunáticos conejos de Ubisoft hayan decidido desarrollar su propia programación. Y es que, sin abandonar sus locuras habituales, estos protagonizan una nueva aventura que parodia el mundo de la televisión. Seguro que la audiencia la tienen asegurada de antemano…

¡Estamos en el aire!

Básicamente, Rayman Raving Rabbids TV Party es otro de esos títulos basados en minijuegos que tan bien parecen funcionar en la máquina de Nintendo. En este caso, como decimos, con la particularidad de estar inspirado en el siempre variado mundo de la televisión. El resultado es un juego con más de quince pruebas entre las que elegir, y dividido a su vez en siete canales, cada uno con su tema. Para que os hagáis una idea de las parodias que se dan en el juego, simplemente es necesario ver los nombres de algunos de los “programas” que se emiten en él: Conejozilla, Rabbid Fit, Cumbres conejosas, La noche de los Conejos Vivientes o Conejos tuneados. Como podéis ver, hay espacios para todos los gustos…

Como es habitual, cada uno de los minijuegos está pensado para aprovechar de alguna manera el sensor de movimiento del mando de Wii: tenemos que imitar poses en la prueba de fitness, apuntar en una aventura de naves, vérnoslas con los “conejos zombis” de un cementerio… y cosas por el estilo. Es más, el juego incluso es compatible con la Wii Balance Board. No es que la tabla sea imprescindible (no os preocupéis si no disponéis de una) pero sí se puede “complementar” la experiencia subidos en ella.

Por supuesto, el juego incluye modo multijugador. En total hasta ocho amigos nos podemos turnar a la hora de competir con estos alocados minijuegos. De hecho el juego se divide en tres modalidades: Entrenamiento (para aprender a usar cualquiera de los minijuegos hasta dominarlo por completo), Un Jugador y Multijugador. Esta última opción no incluye opciones de red, sino simplemente compartir consola y juego con otros usuarios.

En el plano visual, encontramos el mismo estilo desenfadado y de dibujos animados al que nos tiene acostumbrados la serie. Las animaciones de los conejos, los efectos y los peliculeros escenarios son muy vistosos y coloridos en líneas generales.

Concluyendo, podemos decir que Rayman Raving Rabbids TV Party sigue la estela de esta simpática saga, sin perder su sentido del humor ni su esencia jugable. Si te gustaron los anteriores, este lo hará también. Ya sabes, no cambies de canal.

Cerrar