Recuerdos del mañana

9074

Acompañamos a Nilin en su búsqueda de recuerdos. Acción, combates y un poderoso argumento son el punto de partida de esta aventura cyberpunk.

A estas alturas de generación parecía difícil encontrarse con una apuesta completamente nueva y que, además, viniese de una gran compañía como Capcom. Pero básicamente eso es Remember Me. Un juego que llega precedido de un desarrollo complicado (incluso de un cambio de manos previo, como sucedió con Sleeping Dogs), pero que a la hora de la verdad ha visto finalmente la luz.

El título ha sido desarrollado por Dontnod, un estudio sin experiencia, pero en cuyas filas se encuentran ex miembros de algunas otras compañías tan importantes como Ubisoft. De hecho nos encontramos con una aventura de corte totalmente occidental, y claramente influida por distintos clásicos del mundo de la ciencia ficción.

Remember Me se ambienta en Neo París, una versión futurista de la capital francesa, en el año 2084. Y es precisamente esta ambientación uno de los mayores atractivos del título. Se nota especialmente desde los primeros minutos que el componente estético así como el ritmo narrativo son dos de los elementos más importantes del juego. En Remember Me la jugabilidad está prácticamente al servicio del guión, y no al contrario.

Esto no es algo bueno o malo, pero que sí marca toda la experiencia. Quienes busquen una buena historia, la encontrarán en el título (que además va ganando enteros a medida que pasa las horas). Pero también es importante dejar claro que, al contrario de lo que se pensaba en un principio, estamos ante un título lineal, muy lineal. No hay ni rastro de sandbox en él, todo lo contrario. No es que este estilo sea malo, insistimos, pero conviene que nadie se lleve a engaños.

Como decíamos, el argumento es clave en Remember Me. El juego nos pone en la piel de Nilin, una cazadora de recuerdos de élite. Y es que en la sociedad cyberpunk en la que se desarrolla el juego, los recuerdos pueden digitalizarse. Algo que entusiasma a la gente, pero que a la vez genera una lógica pérdida de independencia y libertad.

No os desvelamos nada al contaros todo esto. Es más, durante el dramático comienzo de la aventura, con Nilin despertando en un centro especializado en borrar memorias, ya se deja todo claro (pese a que el guión mejora poco a poco mientras avanzamos). Durante estos tensos primeros minutos debemos de escapar, convirtiéndonos desde el principio en fugitivos, a la vez que intentamos recuperar nuestros propios recuerdos.

Quienes están detrás de la tecnología que permite manipular los recuerdos (y por lo tanto la identidad) de la gente, son una gran corporación llamada Memorize, que a su vez han desarrollado una alucinante tecnología cerebral conocida como Sensen.

Ya aquí encontramos claras referencias a obras cyberpunk imprescindibles, como Neuromante (hay muchas similitudes entre Nilin y Case, el protagonista del libro de William Gibson) o Minority Report, el filme de Steven Spielberg.

Entrando ya en materia jugable, Remember Me es una aventura de acción relativamente convencional, que reúne un poco de exploración, algo de plataformas muy simples y bastantes combates. Estos últimos son la gran esencia del juego, si bien es cierto que también hay algunos que otros secretos que podemos ir encontrando por el camino.

Al igual que Faith, la protagonista de Mirror’s Edge (juego con el que Remember Me guarda ciertas relaciones, aunque solo sean estéticas), Nilin es toda una atleta, y una luchadora de primera división. El título sustenta su jugabilidad en un sistema de combos que además podemos personalizar, y que se amplía a medida que la protagonista va recuperando la memoria (desbloqueándola).

En este sentido, el juego recuerda mucho a otros títulos de acción modernos, como Sleeping Dogs o Batman Arkham Asylum. Las luchas tienen un desarrollo parecido, podemos contraatacar los golpes de los enemigos de la misma manera y, en líneas generales, resultan muy entretenidas. Quizás Remember Me no tenga la libertad del primero ni el carisma del segundo, pero en esencia es básicamente lo mismo.

Lo que sí diferencia un poco lo nuevo de Capcom son las habilidades que también ayudan a Nilin a encargarse de los enemigos. Este poder, llamado Memory Remix, nos permite introducirnos en la mente de otro personaje y cambiar sus recuerdos. Los rebobinamos como si se tratara de un simple DVD e interactuamos con ellos. Por ejemplo podemos cambiar el resultado de una trágica ruptura de cabeza para que el enemigo se sienta culpable y se termine quitando la vida él solo.

Se trata de una idea bastante original que, como comentábamos, da personalidad a la aventura. No solo por su original planteamiento, sino porque nos permite darnos cuenta de cómo cambian las cosas simplemente modificando algunos pequeños detalles. En algunos momentos incluso podemos convertir a enemigos en aliados nuestros.

No obstante, con este Memory Remix sucede lo mismo que con el resto del juego: hay muy buenas ideas en él, y en esencia es entretenido, pero nos deja la sensación de que en cierto sentido podría haber dado más de sí, quizás con un desarrollo que sorprendiera más en algunos momentos.

Visualmente, el título cuenta con un acabado realmente impresionante. Los gráficos, apoyados en el motor Unreal, son correctos, aunque no revolucionarios a estas alturas. Pero es sin duda el apartado artístico lo que da a Remember Me un toque muy especial.

El excepcional aspecto que luce Neo París es digno de una obra como Blade Runner o Yo, Robot. Todo en Remember Me tiene un aire tecnológico y futurista de lo más atractivo, que bombardea al ciudadano (al jugador) con desmesurados eslóganes y propagandas. Pero a la vez, el viejo París sigue estando presente debajo de todo, por así decirlo.

También la banda sonora está a un buen nivel, y se adapta al juego según el ritmo de la acción. Igualmente es importante agradecer el esfuerzo de Capcom a la hora de doblar el título al castellano, con un trabajo de lo más profesional, sobre todo en el caso de los personajes protagonistas, como la propia Nilin.

En definitiva, Remember Me es una buena aventura de acción que demuestra que se puede lanzar una nueva franquicia a estas alturas de generación. Puede que su desarrollo sea algo más lineal de lo que nos hubiese gustado, pero el juego lo compensa con una historia apasionante y una ambientación de auténtico lujo. Especialmente recomendable para los amantes de la ciencia ficción y el estilo cyberpunk.

————————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Algo de plataformas, exploración y profundos combates. Es bastante lineal.

Gráficos: La ambientación futurista es para quitarse el sombrero.

Sonido: Muy bueno, sobre todo en lo concerniente al doblaje, de película.

Duración: La campaña dura unas ocho o diez horas, dependiendo de la dificultad. No hay multijugador.

Conclusión
Remember Me es, pese a su lineal desarrollo, una recomendable aventura, sobre todo si buscamos un juego futurista con una buena historia y un estilo muy cinematográfico.

————————————————————————————————————————————-

Si te ha gustado te gustara

Deus Ex Human Revolution

No te quedes solo en el juego

Película: Minority Report de Steven Spielberg

Novela: Neuromante de William Gibson

Canción: Adam in Chains de Billy Idol

Publicaciones relacionadas

Cerrar