¿Acción o terror?

La aventura de terror y acción (más de esto último que de lo primero) que revolucionó el panorama de las aventuras allá por el 2005 reaparece en Wii con las mismas cualidades de siempre… y algún que otro pequeño retoque.

Capcom dio la campanada… ¡O más aún! Revolucionó para siempre el género de las aventuras de terror cuando lanzó al mercado la cuarta entrega de su saga de miedo por excelencia. Y es que los afortunados usuarios de GameCube (y posteriormente PS2) disfrutaron de una entrega que rompió por completo los cánones de la propia franquicia. Resident Evil 4 fue un título que consiguió retener todas las virtudes de la clásica serie y aderezarlos con un nuevo planteamiento jugable, mucho más orientado hacia la acción. Y el resultado fue unánime y bestial: el juego arrasó tanto entre la crítica especializada como entre los usuarios de todo el mundo. Ahora, unos años después de su lanzamiento original, Capcom traslada toda la emoción del mismo a Wii, presentando exactamente el mismo desarrollo y jugabilidad, pero añadiendo un par de sensibles cambios.

Leon al rescate

La trama que da sustento a la aventura es la siguiente. La hija del presidente de los Estados Unidos ha sido secuestrada y, como fruto de la investigación en curso, mandan a Leon S. Kennedy (uno de los personajes más carismáticos de la franquicia) a un pequeño pueblo de la España profunda (aunque más bien dicho pueblo parece sacado de algún lugar de Centroamérica). Y muy pronto descubrirá que, efectivamente, la niña estará retenida por una peligrosa secta religiosa que esconderá un secreto peliagudo que tendremos que descubrir…

A partir de entonces nos espera una aventura llena de emociones fuertes. En ella tendremos que sortear diversas trampas, acabar a tiro limpio con cientos de seguidores de la secta anteriormente mencionada, hacer frente a enormes monstruos que hacen las veces de jefes finales, explorar a fondo los decorados en busca de plantas revitalizantes y otros objetos de utilidad… La jugabilidad es realmente variada y, salvo en contadas ocasiones, el título no nos concede ni un segundo para descansar. ¡El ritmo al que transcurre Resident Evil 4 es altísimo!

Pequeñas mejoras

Esta versión diseñada para Wii es un calco de la original disfrutada en GameCube, pero también presenta alguna que otra leve mejora. De entrada, el cambio más evidente tiene que ver con el sistema de control. En este caso, el manejo del protagonista ha sido diseñado para sacar el máximo rendimiento a la combinación entre Wiimote y Nunchaku. Y el resultado no puede ser más satisfactorio, ya que la precisión que se alcanza disparando a los rivales es altísima. También se han incluido leves retoques en el apartado gráfico, que sigue manteniendo una solidez tremenda, pero se ha ajustado la imagen para que sea compatible con los televisores panorámicos.

Bien es verdad que dichas novedades pueden resultar algo escasas para todos aquellos que ya jugaran al original, siendo esta la única pega seria que podemos echar en cara al título.

Por cierto, que sepáis que esta aventura se encuentra también disponible desde hace unas semanas tanto en el Bazar de Xbox LIVE! como en PS Network, presentando exactamente el mismo desarrollo y planteamiento pero haciendo buen uso de las capacidades HD de Xbox 360 y PS3… y un precio muy reducido.

Publicaciones relacionadas

Cerrar