Un nuevo comienzo

La famosa serie de Capcom abandona definitivamente el terror para ofrecer una aventura de acción que, por lo demás, mantiene fielmente todo lo visto en su cuarta entrega. La lucha contra Umbrella nos lleva ahora a la África profunda.

En esta ocasión, el carismático Leon S. Kennedy deja el protagonismo a otro viejo conocido de la serie, Chris Redfield. ¿Su misión? Perseguir actividades sospechosas de bioterrorismo en una región africana medio perdida, Kijuju. Un lugar ficticio pero que bien podría representar cualquiera de las zonas más pobres y tradicionales del continente.

Misma tónica

Nada más empezar a jugar a Resident Evil 5 nos queda clara una cosa: Capcom ha mirado muy de cerca a su anterior entrega, la cuarta, una de las más exitosas de su historia. Y no solo porque el concepto de juego sea el mismo que ya vivimos en GameCube y luego en PS2 y Wii, sino porque muchas de las situaciones que se dan en este nuevo lanzamiento ya estaban en Resident Evil 4. En cualquier caso, la serie ha seguido evolucionando hacia el género de la acción, abandonando definitivamente el de las aventuras de terror. Hay poco, muy poco de terror en Resident Evil 5, para bien o para mal.

Esto resulta evidente desde los primeros minutos de juego, en los que ya estamos enfrascados en el exterminio de todo tipo de criaturas. Para ello el título mantiene el control de Resident Evil 4, siendo tan idéntico que ni siquiera permite caminar y disparar a la vez (algo habitual en la anterior generación de consolas, pero no tanto en la actual).

Action horror

Reconvertido en juego de disparos en tercera persona, en Resident Evil 5 nuestro principal objetivo es el de recorrer distintas zonas -por lo general bastante lineales- derrotando a cuantos enemigos nos salen al paso… que ya os avisamos, no son lo que se dicen pocos. Además y como es habitual dentro de la serie, la munición y salud de las que disponemos son bastante limitadas, por lo que resulta de vital importancia no malgastar nada; o lo que es lo mismo, afinar nuestra puntería todo lo posible y evitar que nos agredan.

Por otro lado, aunque el componente de resolver puzles se ha minimizado completamente, el juego sí que continúa manteniendo las secuencias de vídeo interactivas (Quick Time Events), especialmente a la hora de golpear a los enemigos. Enemigos entre los que se cuentan numerosos jefes finales, en ocasiones realmente duros y difíciles de derrotar.

Además, en Resident Evil 5 se ha incluido un nuevo personaje, Sheva Alomar, que nos acompaña a lo largo de toda la aventura y que puede manejarse de forma cooperativa por un segundo usuario. Si optamos, no obstante, por que sea la propia inteligencia artificial la que se ocupe de guiarla, es necesario compartir con ella munición y salud, así como cuidar su situación en todo momento. Un poco como a lo Army of Two, pero sin contar con su alto componente estratégico.

A nivel gráfico, Resident Evil 5 alcanza un alto nivel de realismo, gracias al esmero con el que se ha tratado tanto el aspecto de los personajes como los propios escenarios, que en algunos momentos parecen casi de verdad. Por su parte, y como es habitual dentro de la serie, el juego llega en inglés, aunque con subtítulos en nuestro idioma. Por último, solo destacar los dos episodios DLC descargables que Capcom ha diseñado para complementar la aventura principal, que llevan por nombre Perdido en un Mar de Pesadillas y Evasión a la Desesperada.

Publicaciones relacionadas

Cerrar