Análisis de Resident Evil 7: Gold Edition – Terror en su máxima expresión

 

 

El responsable de que el género de terror sea lo que es hoy en día en el mundo de los videojuegos tiene nombre y apellido: Resident Evil. La compañía japonesa Capcom lleva más de dos décadas haciéndonos disfrutar y temblar con esta maravillosa franquicia que ha definido al género en varias ocasiones. El primer Resident Evil fue el origen de todo y Resident Evil 4 cambió para siempre la acción en tercera persona.

La saga, no obstante, había caído en un vacío del que no sabía cómo salir. A nivel de ventas Resident Evil estaba mejor que nunca, pero los fans de siempre echaban de menos el terror y echaban de más la acción desenfrenada. Y así es como nació Resident Evil 7, que no solo volvió a los orígenes, sino que dio una vuelta de tuerca a la fórmula original proponiéndonos una aventura con una perspectiva nueva en primera persona.

El pasado mes de enero ya analizamos en profundidad el estupendo Resident Evil 7: Biohazard, por lo que los detalles más minuciosos los encontrarás en ese análisis (que puedes leer aquí) y no en este otro. Y es que lo que llega ahora a PlayStation 4, Xbox One y PC es Resident Evil 7: Gold Edition, la edición más completa y definitiva para aquellos que todavía no han podido disfrutar de esta obra maestra del terror moderno.

Para ponernos en situación, Resident Evil 7 nos pone en la piel de Ethan, que viaja lejos de su hogar atraído por una grabación en la que aparece su mujer desaparecida, Mia Winters. Él no da crédito y decide ir a comprobarlo, pero lo que se encontrará es una mansión en ruinas que oculta mucho más de lo que parece a simple vista. Allí se dará cuenta de que algo malo está ocurriendo y, claro está, querrá saber de qué se trata.

Bajo esta intrigante premisa Resident Evil 7 nos devuelve a los orígenes de la saga de una forma inimaginable, y no solo porque la acción se desarrolle en una mansión (cambiar Spencer por Baker). Y es que a lo largo de la aventura iremos comprobando que la gestión de los escasos recursos es fundamental para poder sobrevivir, así como el crafteo de munición, armas e ítems curativos que nos permitan vivir un día más.

Los enemigos son resistentes y terroríficos, de modo que un par de disparos no suelen bastar para acabar con ellos. A todo ello hay que añadir la resolución de pequeños puzles para acabar de sentirnos como si estuviéramos en los Resident Evil más clásicos. La vista en primera persona no desvía la atención de lo verdaderamente importante, que era volver a parecerse a esa saga que Resident Evil parecía haber dejado de ser.

Pero vayamos a lo que de verdad importa hoy: conocer los contenidos que incluye esta Gold Edition del brillante Resident Evil 7. A grandes rasgos podríamos decir que incluye todo lo que venía con el pase de temporada, pero tal vez no sepas lo que es, así que vamos a describirlo poco a poco. El primero de los contenidos es Grabaciones Inéditas Vol. 1, que incluye tres nuevas modalidades de juego para tu disfrute.

Pesadilla te mete de lleno en un sótano en el que debes sobrevivir el máximo tiempo posible; Dormitorio te invita a escapar de una cama que está siendo custodiada por la Madre; y Ethan Must Die propone una experiencia de juego muy loca y divertida en la que todo se genera de forma aleatoria. El segundo de los contenidos es, como podrías intuir, Grabaciones Inéditas Vol. 2, que incluye otros tres modos de juego diferentes.

21 es un juego de cartas y apuestas en el que juegas por tu vida; Hijas te permite vivir la noche en la que comenzó todo para los Baker; y Jack’s 55th Birthday te propone un nuevo macabro juego con el padre de la familia Baker como protagonista. Sin embargo, los verdaderos platos fuertes de esta Gold Edition de Resident Evil 7 llegan ahora, junto a la propia edición completa. Estamos hablando de los DLCs Not a Hero y End of Zoe.

Empecemos con Not a Hero, el contenido adicional gratuito al que todos los jugadores de Resident Evil 7 pueden tener acceso. En este caso dejamos atrás a Ethan y a Mia y nos ponemos en la piel del legendario Chris Redfield. Todo tiene lugar tras los acontecimientos del videojuego principal, por lo que el desastre ya se ha producido. Ahora es Redfield, miembro de la nueva organización New Umbrella, quien debe solucionar toda la catástrofe.

Este DLC, tal y como hemos podido comprobar, se asemeja más bien a la parte final de Resident Evil 7, por lo que está mucho más centrado en la acción directa que en el ahorro de munición y la gestión de recursos (aunque es algo que también existe y hay que tener en cuenta). Pasemos ahora al cuarto contenido adicional que viene incluido en Resident Evil 7: Gold Edition, la edición más completa del videojuego de Capcom.

Se trata de End of Zoe, en el que podemos explorar más en profundidad la historia de uno de los personajes más intrigantes de Resident Evil 7. En esta expansión Zoe se encuentra con un misterioso hombre llamado Joe a las orillas del pantano, lo que les ofrece a ambos la oportunidad de enfrentarse a su destino. Este DLC nos permite conocer qué le deparó el futuro a Zoe, un personaje fundamental en el juego principal.

En este caso sí nos encontramos ante un DLC mucho más del estilo de la mayor parte de Resident Evil 7, con una apuesta por el terror psicológico, la vulnerabilidad de nuestro personaje y la escasez de todos los recursos que podamos necesitar.

Joel Castillo

Jugabilidad: Capcom ha recuperado para este Resident Evil 7 el terror, la escasez de recursos, el crafteo y la resolución de puzles que tanto caracterizaba a las entregas clásicas de la franquicia. Todo ello enmarcado en una novedosa perspectiva en primera persona que, lejos de lo que pudiera parecer, solo hace que beneficiar al videojuego.

Gráficos: Resident Evil 7 es todo un portento técnico y destaca especialmente por su iluminación y el detalle de cada rincón que encontramos durante la aventura. Todos los contenidos adicionales mantienen ese nivel de impecabilidad visual.

Sonido: La banda sonora (especialmente el tema principal) es sencillamente terrorífica, justo lo que necesita un videojuego de estas características. A ello hay que añadir que el título cuenta con un soberbio doblaje al castellano que se mantiene intacto en los DLCs y expansiones incluidos en el pase de temporada.

Duración: La aventura principal de Resident Evil 7 te puede durar entre 10 y 20 horas (dependiendo del nivel de dificultad y las ganas que tengas de explorar), pero a ello hay que añadir la multitud de contenidos que vienen en esta Gold Edition, que conseguirán que tengas Resident Evil 7 para mucho más rato.

Conclusión: Resident Evil 7 no solo es uno de los mejores videojuegos de terror del año, sino que también es uno de los mejores del año en líneas generales. Es exactamente lo que necesitaba la saga de Capcom y esta versión definitiva es lo que necesitaban los usuarios que todavía no habían disfrutado de él. La campaña principal es fantástica, pero lo mejor es que la mayoría de contenidos adicionales también rayan a un nivel superlativo. Imprescindible tanto si eres fan de la saga como si no.

Publicaciones relacionadas

Cerrar