Análisis de Resident Evil: Revelations para Switch – Terror para llevar

Si hay una saga que define un género en el mundo de los videojuegos esa es Resident Evil, que encarna todo lo que deber ser un título de terror, al menos las mejores entregas de la franquicia de Capcom. La compañía japonesa ha vuelto a la buena senda con Resident Evil 7, pero mientras tanto sigue exprimiendo los videojuegos del pasado a base de remasterizaciones y nuevas versiones que nos congratulamos de poder disfrutar.

Es el caso de Resident Evil: Revelations, que llegó sin hacer demasiado ruido a Nintendo 3DS y se convirtió en aquel momento en uno de los grandes títulos de la saga en los últimos años. Más tarde dio el salto a PlayStation 3, Xbox 360 y PC con una versión mejorada, y hace tan solo unas semanas lo hizo a PlayStation 4 y Xbox One con la que se suponía que era la versión definitiva. Pero había todavía un as más en la manga.

Y es que hoy mismo Capcom estrena en Nintendo Switch una nueva versión de Resident Evil: Revelations. Puede que para ti esta sea la versión definitiva, pues no solo puedes jugarla en tu casa, sentado al sofá y con gráficos mejorados, sino que también puedes llevártela como hicieras en su día con la versión de 3DS, pero viéndose ahora mucho mejor. Nosotros ya hemos jugado y te contamos qué nos ha parecido.

La saga Resident Evil nunca ha destacado por tener argumentos especialmente profundos o trabajados, pero lo cierto es que este Revelations hizo del argumento uno de sus mejores aliados. A lo largo de la aventura podemos jugar con Jill Valentine y Chris Redfield, pero también con Parker Luciana y Keith Lumley, dos personajes que debutaban en la franquicia gracias a este videojuego que empezó siendo menor en la saga.

La acción es importante en Revelations, pero el factor supervivencia también vuelve a serlo, siendo esta otra seña de identidad de la franquicia. Durante el videojuego casi siempre iremos acompañados de un aliado controlado por la inteligencia artificial, de modo que cubrirle las espaldas (al tiempo que el cubre las nuestras) es fundamental para poder superar con éxito las fases en las que quedamos rodeados por peligrosos enemigos.

Los puzles no tienen gran presencia en el videojuego, pero como adelantábamos, sí la tiene el componente terrorífico, como todo Resident Evil debería tener. Gran parte de la “culpa” de que eso sea así la tiene la ambientación. Los hechos se desarrollan dentro de un enorme barco a la deriva llamado Queen Zenobia, que nos propone diferentes retos. No solo tenemos que abrir puertas bloqueadas o eliminar a enemigos que nos pondrán los pelos de punta.

Y es que algunas secciones del Queen Zenobia están inundadas y debemos superarlas buceando, una novedad en la franquicia Resident Evil. Igualmente este Revelations está compuesto por episodios, algo que se haría notar todavía más en su segunda parte, en la que inicialmente se vendieron los episodios por separado y hubo que esperar un tiempo entre unos y otros. Ahora ya puedes comprar el juego seguido y jugarlo del mismo modo.

Este Resident Evil: Revelations tiene una duración aproximada de diez horas en su dificultad normal, aunque también puedes alargarla optando por la dificultad Infierno, que hará que todos los desafíos que nos proponga la obra sean mucho más complicados de superar. A ello hay que añadir el habitual Modo Asalto de la franquicia de terror, que en este título también está presente ampliando la diversión para dos jugadores.

En este modo revisitamos zonas de la aventura principal y nos enfrentamos a oleadas de enemigos que ya hemos visto durante el juego original. Hacerlo en compañía de un amigo online es todavía más satisfactorio, aunque siempre podemos disfrutarlo en solitario. A modo de extra, la versión de Switch de Resident Evil: Revelations trae consigo dos minijuegos que se activan durante los tiempos de carga que se prolongan más de lo esperado.

Se trata de los juegos Ghost Ship Panic y Ghouls n’ Homunculi, que nos permiten pasar unos segundos entretenidos. Asimismo, Revelations llega a Switch con un pack de armas desbloqueadas desde incluso antes de comenzar la aventura, de modo que podrás disfrutar y hacer uso de ellas durante la aventura y el Modo Asalto si así lo deseas. Pasemos ahora al esperado apartado gráfico, lo que seguramente más esperabas.

En la versión acoplada al dock (y visto, por lo tanto en televisión) Resident Evil: Revelations para Switch se ve fantásticamente bien, diríamos que al nivel de las versiones de PlayStation 4 y Xbox One que recibimos hace algunas semanas. De hecho, cuando jugamos en el modo portátil todavía se ve mejor. Y es que a pesar de la resolución limitada a 720p poder verlo en una pantalla más reducido y de tanta calidad como la de Switch hace que el juego sea un espectáculo visual pese a haber nacido en 3DS.

En cuando a rendimiento tampoco encontramos ningún tipo de problema y el videojuego se mantiene estable incluso en las fases de acción más pronunciadas. Eso sí, en este videojuego en especial hemos visto recomendable jugar con mando en mano, pues en ocasiones se nos exige gran puntería en momentos de máxima tensión y en el formato portátil puede no ser la mejor idea. Pero lo mejor de la versión es que puedes jugarla como quieras y donde quieras.

Joel Castillo

Jugabilidad: Ya juegues en modo sobremesa o portátil Resident Evil: Revelations es delicioso jugablemente, aunque el haber nacido en 3DS hace que sea menos fluido y haya envejecido algo peor que otros videojuegos de la saga de Capcom.

Gráficos: La versión remasterizada de Revelations cuando salió de 3DS todavía luce imponente a día de hoy, especialmente cuando la jugamos en formato portátil. Poder llevarnos a cualquier parte una aventura de terror que luce tan bien y que rinde del mismo modo es un lujo.

Sonido: Una banda sonora a la altura, unos efectos de sonido espeluznantes como siempre en la saga y un buen doblaje al castellano logran que Revelations cumpla a las mil maravillas en la vertiente sonora.

Duración: Su modo historia (el principal) puede superarse en una decena de horas o algo más, pero siempre podremos rejugarlo en una dificultad superior o disfrutar del Modo Asalto, que ofrece diversión tanto en solitario como online junto a un amigo.

Historia: Como ya sorprendió en su día, Revelations tiene una de las tramas mejor hiladas y más sorprendentes de la saga. Situado cronológicamente entre Resident Evil 4 y 5, el juego nos permite controlar a varios personajes e impacta en muchos momentos. Uno de sus grandes puntos fuertes.

Conclusión: Hace unas semanas llegaba la versión de PlayStation 4 y Xbox One del videojuego, pero la verdadera prueba de fuego estaba en la de Switch. Lo que nos hemos encontrado ha sido exactamente lo que esperábamos: la versión definitiva del videojuego de Capcom. En formato sobremesa puede jugarse y disfrutarse exactamente del mismo modo que en otras consolas de la competencia, mientras que la versión de Switch ofrece el factor diferencial del modo portátil, que luce incluso más imponente. Si todavía no has jugado a este Resident Evil tal vez la mejor opción sea hacerte con él en Switch.

Publicaciones relacionadas

Cerrar