Miedo en primera persona

Después de disfrutar de la emoción, el estímulo y el miedo que nos ofreció Resident Evil: The Umbrella Chronicles, Capcom vuelve a la carga y nos presenta la continuación de dicho título. Y mucho ojo, que mejora a su antecesor en prácticamente todos los campos.

Resident Evil: The Umbrella Chronicles sorprendió a los usuarios de Wii por su refrescante propuesta y calidad general. Dicho título supuso un pequeño giro para la saga, ya que de las tradicionales aventuras de acción y terror que siempre nos había deparado la franquicia se pasó al género de los clásicos juegos de pistola. Bien, pues Capcom quiere seguir alimentando a esta saga y nos propone una continuación que sigue fielmente la línea marcada por su antecesora, pero que aumenta considerablemente sus prestaciones y rendimiento en casi todos los aspectos.

Disparos terroríficos

Por si hay alguno que aún anda despistado y no pudo probar las excelencias que nos deparó la primera parte, le explicamos en qué consiste exactamente Resident Evil: The Darkside Chronicles. Nos encontramos ante un shooter subjetivo en el que el movimiento de los protagonistas queda relegado y encomendado directamente a la propia consola, por lo que nosotros “únicamente” debemos encargarnos de eliminar a balazos a los múltiples enemigos que saltan a escena. Y hablamos de muertos vivientes, perros infectados, Hunters y otras criaturas extraídas del universo de la propia franquicia.

La trama abarca los capítulos que no se registraron en la entrega precedente, es decir, que tiene lugar durante los hechos ocurridos durante RE 2, RE: Code Veronica y RE 5 principalmente. Y ya os avisamos de que los seguidores de la saga podrán conocer múltiples detalles inéditos muy interesantes acerca del argumento global de la serie.

El esquema de control se mantiene bastante fiel al original. Luego ya sea utilizando el Wiimote en conjunción con el Nunchaku o la pistola Wii Zapper, gozamos de una precisión realmente alta, aspecto fundamental en este tipo de juegos.

Mejoras globales

Esta continuación, como ya os hemos comentado antes, sigue las líneas maestras establecidas en la primera entrega. Pero esto no quiere decir que el título esté exento de novedades y mejoras. De entrada, los protagonistas son diferentes. Leon S. Kennedy y Claire Redfield son los “primeros espadas”, si bien también es posible controlar a otros personajes adicionales como Jack Krauser o Steve.

Gráficamente también ha elevado el listón, hasta tal punto que nos encontramos ante uno de los títulos más avanzados de todos los aparecidos en la consola. Pero lo que más se ha potenciado es la jugabilidad. Y es que ya sea jugando en solitario o en compañía de un amigo, el título es más cautivador, profundo y hasta sorprendente que el original, gracias a un inteligente diseño de niveles y a una variedad de situaciones mucho más alta. Además, su duración también se ha extendido ligeramente, si bien este sigue siendo uno de los puntos más controvertidos del título, puesto que en unas 6-7 horas podremos superarlo… aunque no por completo, ya que esconde numerosos extras y secretos esperando a ser revelados.

Cerrar