La invasión llega a PSP

Tras dos exitosas entregas vividas en PlayStation 3, la saga Resistance se reinventa para volverse portátil y adaptarse a la máquina de bolsillo de Sony. Una nueva aventura, la misma amenaza de siempre…

Lejos de ser una mera adaptación de algún título conocido, Resistance Retribution es un juego ideado desde cero para PSP. Una historia que nos pone en la piel del soldado James Greyson. En mitad de la guerra contra las Quimeras (de hecho el título está situado cronológicamente entre la primera y segunda parte de la serie), Greyson se ve obligado a vivir una experiencia límite: disparar a su propio hermano, quien está infectado por el virus extraterrestre en el que se basa la saga. A partir de entonces su vida no resulta fácil, convirtiéndose primero en un rebelde para, después, terminar formando parte de una última resistencia contra la invasión.

Nueva fórmula

A diferencia de las entregas para PlayStation 3, este Resistance portátil ha heredado un estilo jugable más cercano al de los Syphon Filter de PSP, aunque totalmente orientado a la acción. O lo que es lo mismo, estamos ante un juego de acción en tercera persona (dejando de lado pues la perspectiva subjetiva) adaptado a los controles de la portátil.

Esta nueva fórmula se rige, más que nada, por un sistema de coberturas automático, que ayuda a que el juego se mueva de forma independiente para, así, no echar demasiado en falta la ausencia de un segundo stick analógico, el derecho en este caso. Y lo cierto es que la idea funciona bastante bien, ya que su manejo resulta bastante certero, a pesar de la lógica pérdida de libertad que esto conlleva.

Por otro lado, Resistance Retribution cuenta con añadidos interesantes relacionados con Resistance 2, de PlayStation 3. Quienes posean una copia de este título podrán desbloquear dos modos exclusivos: Infectado y Retribution Plus, que permite volver a jugar la campaña principal del lanzamiento para PSP con el pad de PlayStation 3 y con un nivel mayor de dificultad, así como algún que otro cambio argumental y armamentístico. Algo que ayuda a aumentar la duración del juego, que ronda las diez horas (hablamos de su campaña individual, claro).

Y para animar aún más las cosas, Resistance Retribution también cuenta con multijugador online y offline. Este modo de juego está totalmente enfocado a los combates (con modalidades tipo Deathmatch) y permite la participación de hasta ocho usuarios a la vez, tanto a través de la conexión inalámbrica de la consola como de Internet.

Por último, hay que señalar que el título cuenta con un motor gráfico optimizado para la portátil, y que su rendimiento está al nivel de títulos como God of War Chains of Olympus o Killzone Liberation. Y como guinda, los diálogos llegan doblados a nuestro idioma.

Cerrar