Psicodelia rítmica

Quince años después de su aparición en PlayStation 2 y Dreamcast, Rez regresa al mundo de los videojuegos en el estado en el que quizá quiso nacer. La realidad virtual de PlayStation VR queda como un guante a un videojuego en el que debemos hackear un sistema informático a través de una estética psicodélica y acompañada de una música tecno a la que nosotros damos vida con nuestras acciones. Una de las mejores experiencias del dispositivo de Sony.

13773

La realidad virtual ha nacido con el objetivo de sumergirnos en mundos que creíamos imposibles y en experiencias que nos envuelvan tanto visual como sonoramente. Rez Infinite, el regreso del mítico shoot’em up musical, es una de las propuestas que mejor encajan en este tipo de títulos para PlayStation VR. Comenzaremos hablando de su gran baza: sus bondades jugables.

Rez Infinite nos presenta un total de cinco niveles, cada uno de ellos con una duración aproximada de unos quince o veinte minutos. En cada uno de ellos deberemos introducirnos en ambientes psicodélicos de lo más variados y espectaculares y seguir siempre una serie de pasos para poder avanzar. Ante nosotros aparecerán “enemigos” o elementos de seguridad del sistema que tratarán de bloquearnos el paso. Con el botón X del DualShock 4 o con los PlayStation Move deberemos eliminarlos para que no nos hagan retroceder fases.

Y es que en cada uno de los cinco niveles de Rez Infinite deberemos derrotar enemigos hasta que aparezca ante nosotros un cubo rojo al que tendremos que disparar diez veces consecutivas. Al hacerlo subiremos de fase dentro del mismo nivel. Tendremos que hacerlo un total de diez veces para poder acceder a la fase final, en la que nos enfrentaremos cara a cara con una especia de jefe, cada cual más espectacular que el anterior.

Todo ello, como hemos comentado, bajo una música tecno que hará que nos sea difícil no mover la cabeza a su ritmo mientras superamos los desafíos que se nos propone. Y es que somos nosotros quienes creamos sonidos que encajan a la perfección con cada uno de los temas al derrotar a los enemigos. La música, por tanto, no solo es solo acompañamiento para el juego, sino parte fundamental de él.

Como en muchas de las experiencias de inicio de PlayStation VR la duración no es el punto fuerte de la propuesta, pero tampoco lo necesita. Su modalidad principal puede completarse en una hora y media, pero siempre nos quedará la posibilidad de volver a jugarla para aumentar nuestra puntuación y seguir batiendo nuestra marca para escalar posiciones en el ranking mundial.

Pero además de todo ello también podremos acceder al ÁreaX cuando hayamos terminado la campaña. En ella se romperán las barreras de Rez (pues el juego mantiene en constante movimiento hacia adelante a nuestro personaje) y tendremos mayor libertad de movimientos mientras seguimos combatiendo a las defensas del sistema. Finalmente también contamos con los modos beyond, que nos proponen una experiencia diferente y completamente centrada en el combate contra bosses.

Una de las características fundamentales de Rez Infinite es su vertiginoso ritmo y su velocidad de movimiento endiablado. Como consecuencia es totalmente lógico pensar que el título desarrollado por Q Entertainment podría ser molesto para nuestra cabeza. Nada más lejos de la realidad, pues el movimiento es tan natural que no notaremos ningún tipo de mareo a menos que abusemos y le dediquemos más tiempo del recomendado (quince minutos de descanso por cada hora de juego).

Sin embargo sí hemos notado alguna molestia en la boca del estómago en las secuencias posteriores a superar cada área. En el momento del recuento de nuestras estadísticas se produce un repentino avance hacia adelante que nos ha hecho sentir ligeramente incómodos. Nada que no se pase a los pocos segundos.

Y es que gráficamente Rez Infinite ha renovado los niveles que encontramos originalmente en la versión de PlayStation 2 y DreamCast. La estética psicodélica acompañada de la música tecno hacen lucir todavía mejor a la sencillez gráfica de Rez, que no necesita de grandes alardes técnicos para consagrarse como una de las mejores experiencias a todos los niveles para PlayStation VR hasta el momento.

Joel Castillo

Jugabilidad: El apartado jugable clásico de Rez vuelve más renovado que nunca gracias a esta versión de PlayStation VR que le convierte en lo que siempre quiso ser y la tecnología lo le permitió. Tanto si jugamos con DualShock 4 como con Move el control es más que satisfactorio y la diversión está asegurada gracias a unos niveles fantásticamente diseñados y con unos jefes finales muy ingeniosos.

Gráficos: El rediseño de niveles que ha sufrido Rez para su versión Infinite ha sido estupendo. Gráficamente no estamos ante un portento ni siquiera ante uno de los punteros de la remesa inicial para PlayStation VR, pero no le es necesario, pues su estabilidad gracias a los 60 frames por segundo hacen de él un título técnicamente genial.

Sonido: Uno de los puntos fundamentales de Rez Infinite es su apartado sonoro. Y es que no lo es por su gran protagonismo, sino porque forma parte de la experiencia jugable. Derrotar enemigos o nuestro simple movimiento emitirán sonidos que se entremezclarán con la música tecno y nos envolverá en la experiencia.

Duración: La modalidad principal de Rez Infinite está compuesta por cinco fases diferentes, lo que nos llevará completarlas alrededor de hora y media. A ello hay que añadir su gran rejugabilidad y el desbloqueo de otras interesantes opciones una vez completada la “campaña”.

Conclusión: Rez Infinite ha conseguido situarse como uno de los mejores videojuegos en el lanzamiento de PlayStation VR. Y es que su apariencia en realidad virtual es la que debería haber tenido desde su estreno en 2001 si hubiera existido esta tecnología como hoy la conocemos. Inmersivo, divertido e infinito si te atrapa en su propuesta, Rez es uno de los títulos imprescindibles para comenzar tu andadura en la realidad virtual de Sony.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Lumines Electronic Symphony

Rez Infinite se traslada a la realidad virtual tras su paso por PlayStation 2, Dreamcast y Xbox 360.

▪ Fecha de lanzamiento: 13/10/2016

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar