¡Siente el ritmo en tus venas!

13785

Rhythm Paradise regresa con el juego definitivo, que mezcla una impresionante variedad de divertidos minijuegos de todas las entregas con la primera historia de la saga, que nos hará recorrer diversos reinos donde el ritmo se ha perdido. Nuestro papel será ayudar a los personajes con problemas pero, a su vez, también mejoraremos nuestro sentido del ritmo a medida que jugamos. Prepara tus dedos, porque se viene una aventura inigualable. 

Un día como otro cualquiera, una pequeña y rosada criatura llamada Tibby cae del cielo y se topa contigo. No sabe cómo ha acabado ahí, pero desde luego está deseando poder volver a Paradisia, su hogar. Como eres un buen samaritano te ofrecerás a ayudarle, pero el trayecto estará libre de todo tipo de musicales desafíos que pondrán a prueba tu sentido del ritmo.

 

Rhythm Paradise Megamix es un videojuego como pocos los hay. Si bien al principio puede llegar a parecer demasiado infantil como para que un adulto pueda jugarlo, estas creencias terminan derrumbándose a medida que, inconscientemente, seguimos jugando y jugando sin parar.

La premisa del videojuego es muy sencilla: debes ayudar a un simpático personaje llamado Tibby a regresar a su hogar, pero en esta ocasión no vivirás mil peripecias como si de un videojuego de rol se tratara, sino que aquí todo tendrá un toque más marchoso… en el sentido más literal de la palabra.

La idea del videojuego es proponerte innumerables desafíos que tienen un elemento común: el ritmo. Te irás encontrando personajes que tienen problemas de lo más insólitos y que, casualmente, se pueden solucionar superando una serie de minijuegos musicales. Aquí ya te lo advierten desde el primer momento: no te dejes engañar por lo que ves. Simplemente, agudiza al máximo tu oído y sigue el ritmo de las canciones. Qué fácil es decirlo, ¿verdad? Puede que pienses que no será demasiado complicado el imitar lo que los personajes hagan, pero la dificultad irá incrementándose a medida que vayas avanzando.

Si algo hay que aplaudir de este título es que tiene más de 50 minijuegos totalmente únicos y personalizados, todos sumamente divertidos. En unos deberás imitar a unos personajes, en otros seguir unas instrucciones, y en otros deberás recurrir a tu intuición para intentar superar cada reto. Normalmente los comandos serán fáciles de dominar ya que no presentan demasiada complejidad. Antes de iniciarte en cada minijuego podrás realizar un ensayo que te explicará paso a paso los botones que debes presionar. Normalmente tendrás que pulsar la A (o usar el panel táctil), pero en otros necesitarás usar la cruceta de direcciones o incluso ambas cosas a la vez. Todo dependerá del tipo de minijuego que se presente.

Tras ayudar a cierto número de personajes que te ayudarán a avanzar en los diversos escenarios con el fin de devolver a nuestro amigo a su casa, nos toparemos con un gran portón custodiado por tres personajes. Aquí el desafío es algo más difícil que los anteriores, y además se presenta un nuevo elemento: deberás pagar por cada vez que hagas la prueba. Cada personaje te pondrá el mismo reto pero con una dificultad variable. Eso sí, si optas por la opción fácil tendrás que hacer menos esfuerzo pero pagar más. Todo depende de tu juicio y tu cartera, pues si no logras superar el minijuego deberás volver atrás y reunir más monedas.

Las monedas se consiguen al final de cada minijuego. Una vez que éste acaba, se te valora tu desempeño. Si no superas los 50 puntos, los minijuegos se dan por no superados y tendrás que repetirlos otra vez (ahora bien, algunas veces el juego te puede dar un empujoncito y darte esos tres puntillos que te faltaban para “aprobar”, y si te cuesta coger el ritmo la pantalla táctil te mostrará el momento exacto en el que debes pulsar los botones). A partir de ahí, puedes hacerlo “bien” o “genial”. La puntuación que saques determinará el número de monedas que recibas, así que presta mucha atención.

Durante el curso del minijuego también tendrás que prestar atención a un elemento: la estrella. Ésta la conseguirás si logras seguir el ritmo en el punto exacto en el que aparece, y te ayudará a recibir más monedas.

El dinero que vayas reuniendo podrás invertirlo en estas puertas anteriormente comentadas, pero también podrás usarlo en la cafetería (donde podrás comprar más minijuegos a cambio de esfera musicales, ver tus medallas y alimentar a una simpática cabra que te dará diversas recompensas) y en el Tren de los Desafíos (donde podrás jugar hasta con tres amigos más aunque ellos no tengan el cartucho del videojuego).

Quizás donde mejor (y peor) lo pasas es en los remix, minijuegos que mezclan varias pruebas y debes superar de una sola tirada. Su dificultad es superior y puede que te cueste algo superarlos, pero son unos desafíos que valen la pena jugar para echarte unas buenas risas.

 

A nivel gráfico el videojuego es fantástico. Presenta una gama de colores muy viva y risueña que sabe transmitir a la perfección el buen rollo del título, y el diseño de los personajes no podría ser mejor si consideramos que está más orientado a un público infantil. Cada uno de los minijuegos está cuidado hasta el más mínimo detalle, e incluso contaremos con algunos en los que los personajes cantarán en español y podremos leer la letra mientras jugamos. 

Por otro lado, los diálogos no tienen demasiada coherencia precisamente porque todo el juego en sí es una locura. No obstante, te lograrán sacar alguna que otra sonrisita con sus bromas fáciles, constantes situaciones absurdas y los extraños nombres de los personajes.

Rhythm Paradise Megamix es un videojuego ideal para pasar el rato e incluso puede llegar a resultar adictivo. Se pondrá a la venta el 21 de octubre para Nintendo 3DS, y es un título obligatorio si lo que quieres es diversión en solo, en familia o con amigos. Cantar al mismo tiempo que tus compañeros, realizar una danza de focas perfecta, coger fruta y acabar con demonios con nuestra katana son tan solo algunos de los retos tan divertidos que nos esperan.

María Rosado

Jugabilidad: Sus minijuegos te muestran tutoriales sobre qué pasos debes seguir y al principio no presentan mucha dificultad, pero a medida que juegues el ritmo se hará más desenfrenado y costará más poder superarlos.

Duración: Nosotros hemos tardado en pasárnoslo alrededor de unas 10 horas sin contar repeticiones y desafíos.

Gráficos: Excelente diseño de personajes, escenarios y minijuegos. Todo tiene una estética única que hace que disfrutes todavía más de los minijuegos.

Sonido: Las canciones son muy pegadizas y algunas de ellas están en total castellano, con la posibilidad de leer las letras mientras juegas.

Conclusión: Rhythm Paradise Megamix es un videojuego simple pero que logra divertir como el que más. Ideal para matar el gusanillo del aburrimiento y echarte unas buenas risas.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Una canción
Rhythm Paradise

Rhythm Paradise Megamix – Ya lo sé

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar