20 años de leyenda

Lara Croft cumple 20 años en el mundo de las consolas con el lanzamiento de Rise of the Tomb Raider: 20 aniversario para PlayStation 4, explorando los secretos de la familia Croft y colocando la aventura de Lara en su búsqueda de la fuente de la juventud en el lugar que merece.

13729

Rise of the Tomb Raider al fin llega a PlayStation 4. Tras la polémica inicial por su exclusiva temporal en Xbox One y con un revuelo sin precedentes, Lara Croft regresa a casa con más fuerza que nunca y con una edición de lo más completa para conmemorar sus 20 años en sistemas PlayStation. Una oportunidad inmejorable de vivir la nueva aventura con la posibilidad de aportarle un aroma añejo que recuerde los inicios de una saga que se ha convertido en leyenda de los videojuegos.

En esta ocasión, Lara Croft sigue los pasos de su padre para encontrar la tumba del Profeta, una búsqueda que la traslada hasta Siria para descubrir los secretos de la fuente de la juventud, un antiguo artefacto capaz de otorgar la inmortalidad a quiénes lo posean. Tras seguir las pistas, la joven arqueóloga llega hasta Siberia con la firme intención de salvar el mundo de la amenaza que suponen los miembros de la Trinidad, una organización que intenta hacerse con el poder de la fuente de la juventud y usarla para su propio beneficio. 

Para ello, Lara tiene que hacer frente a numerosos retos y obstáculos, contando con nuevos aliados para demostrar que ya no es una niña y que ha adquirido la madurez necesaria para afrontar estas situaciones, tras su terrible experiencia en Yamatai. 

PlayStation ha sabido cómo atajar el problema de la exclusividad temporal de Rise of the Tomb Raider en Xbox One a la perfección. Aunque el título en su forma básica no contiene grandes cambios, sí que cuenta con una leve mejora gráfica respecto a su versión primigenia en la consola de Microsoft. No obstante, los grandes añadidos se sustentan en los nuevos contenidos de los que dispone este Rise of the Tomb Raider: 20 aniversario, que consiguen ampliar la experiencia jugable y conocer nuevos detalles del argumento y del más que interesante pasado de Lara Croft y su familia.

Aunque a través de este enlace puedes descubrir de manera detallada todo lo concerniente a la jugabilidad de Rise of the Tomb Raider, cabe destacar que si tuviste la oportunidad de disfrutar de una auténtica obra maestra como su predecesor, te encontrarás con una aventura que es un espejo mucho más nítido y definido de lo que Crystal Dynamics y Square-Enix regalaron a los jugadores en 2013. Rise of the Tomb Raider traslada todas las mecánicas jugables de su anterior juego y, además, incluye añadidos de lo más interesantes que amplían las opciones y aumentan las capacidades de la aventura. El manejo de las armas es idéntico al Tomb Raider que reinició la saga, así como el uso de los escenarios y su tendencia a la destrucción y el catastrofismo que ha adquirido la franquicia Tomb Raider en los últimos tiempos.

El cambio más notable se puede apreciar en el equipo del que dispone la joven arqueóloga. A lo largo de la aventura se nota un gran cambio en su actitud, ya que no es una joven chica perdida en una isla valiéndose de los recursos que va adquiriendo con lo que encuentra, sino que está totalmente preparada y equipada para sus expediciones. Por supuesto, Rise of the Tomb Raider es mucho más amplio que su antecesor y permite realizar tareas más diversas y variadas. Aunque cuenta con un argumento en la misma línea de la primera entrega, ahora se permiten realizar numerosas misiones secundarias para conseguir nuevos objetos y habilidades, lo que amplía la experiencia jugable y el tiempo que se invierte en completar el título.

Además, también se denota el gran conocimiento de las culturas que va adquiriendo la joven Lara, ya que se incluye un sistema de aprendizaje de idiomas, a través del cual se pueden descubrir algunos secretos del juego y seguir pistas hacia tesoros antológicos que aportar nuevas habilidades a la señorita Croft. Por ello, encontrar los coleccionables es más importante que nunca, ya que ayudan a aumentar el poder lectivo de la protagonista y ascender en este rango de griego y ruso en diferentes niveles, para descifrar mensajes escritos en monolitos repartidos por todo el mapa.

Algo que no ha cambiado en exceso son las tumbas opcionales, aunque sí que cuentan con un entorno mucho más original y cuidado que en el Tomb Raider anterior. Un barco helado, un torrente de agua mortal o una antigua mina son algunos de los escenarios en los que se esconden estas tumbas que, al superarlas, aportan habilidades no accesibles desde el menú que se pueden visitar a través de los diferentes campamentos, tal y como ocurría en el título de 2013. Mismo lugar a través del cual se pueden construir equipo o mejorar las armas, aunque este sistema es mucho más evolucionado, requiriendo algo más que las famosas partes para conseguir el objetivo. 

Además, Lara cuenta con numerosos atuendos dedicados a tareas exclusivas y que ofrecen bonificaciones en función de su uso. Por otro lado, esta versión del 20 aniversario incluye unas geniales skins a través de las cuales se pueden cambiar el aspecto de Lara a lo largo de su historia, con las que revivir la aventura de Rise of the Tomb Raider con aspectos clásicos que conseguir tocar la fibra de los seguidores más acérrimos de la saga que han vivido en camino de Lara Croft desde sus inicios en 1996.

Pero yendo a la parte importante de Rise of the Tomb Raider: 20 aniversario, la Mansión Croft es la que adquiere todo el protagonismo de este lanzamiento en PlayStation 4. Lazos de Sangre explora el pasado de Lara y la relación con sus padres, aunque no vamos a contar ningún spoiler al respecto. Lo que sí destaca de este capítulo adicional, que recordamos será compatible con PlayStation VR, es que se convierte en una aventura de exploración, en la que los detalles son más importantes que nunca, por lo que hay que fijarse hasta en el más mínimo detalle para encontrar los objetos necesarios para avanzar en la misma. Además, hay que prestar especial atención a las anécdotas y recuerdos que cuenta Lara, así como los documentos que va encontrando, para discernir los secretos de Lazos de Sangre.

Por otro lado, La Pesadilla de Lara explora la mansión en un capítulo mucho más terrorífico que sume al jugador en un mal sueño de la protagonista a través del cual tendrá que hacer frente a numerosas amenazas fantasmagóricas en numerosos retos que pondrán a prueba las capacidades y habilidades de los más experimentados. Además, con el sistema de tarjetas se puede complico incluso más la propuesta, permitiendo comenzar sin munición, con la mitad de la salud o con habilidades inactivas para conseguir más bonus al superar el reto. 

Por último, el modo Aguante Cooperativo permite unirse a otro jugador para afrontar este reto mayúsculo en el que se inicia sin ningún tipo de recurso, por lo que hay que buscarse completamente la vida para conseguir superarlo. La cooperación en su máximo esplendor que permite conocer un nuevo aspecto de la propuesta de Rise of the Tomb Raider y acercarse a un modo multijugador que ha perdido respecto a su propuesta anterior.

Juan Montes

 


 

Jugabilidad: Una auténtica delicia para todos aquellos que disfrutaron con el primer episodio de este reinicio de la franquicia. Rise of the Tomb Raider aúna la acción con elementos RPG para mejorar las habilidades y armas de las que dispone Lara para afrontar su aventura por el periplo siberiano. Una propuesta conocida que incluye nuevos modos de juego y misiones secundarias para ampliar la experiencia al máximo posible, además de incluir las ya legendarias tumbas opcionales para conseguir mayores beneficios. 

Gráficos: Resulta realmente embriagador internarse en los entornos que propone Rise of the Tomb Raider. Desde los terrenos nevados, hasta los frondosos bosques, pasando por el aspecto de Lara y el resto de personajes, esta nueva propuesta es una de las más vistosas que se pueden apreciar actualmente en la generación de consolas. El lanzamiento de Tomb Raider: Definitive Edition parece haber resultado vital para conseguir captar la esencia de estas máquinas y alcanzar un gran potencial con su aspecto gráfico.

Duración: La duración de Rise of the Tomb Raider puede oscilar entre las 15 y 20 horas en el modo historia, ampliándose notablemente hasta las 50 horas si se decide cumplir todas las misiones secundarias, además de los DLC y los nuevos modos incluidos en la versión del 20 aniversario como Lazos de Sangre y La Pesadilla de Lara. Hay Lara Croft para largo con esta nueva entrega.

Sonido: La banda sonora de Rise of the Tomb Raider consigue captar la esencia experimentada en su anterior título, aportándole un toque de epicismo novedoso y que aporta un tinte diferente a lo experimentado en dicho juego. Además, el doblaje es realmente soberbio, conformando una de las traducciones más fieles y mejor trasladadas de la etapa actual en los videojuegos.

Conclusión: 

Rise of the Tomb Raider: 20 aniversario es el homenaje perfecto a una saga de leyenda que ha regalado a la industria del videojuego uno de sus personajes más icónicos. Con esta nueva entrega se consigue trasladar todo lo que Crystal Dynamics pretende transmitir con este reinicio y aportar un tinte conocido de los inicios de la saga. Una demostración de superación y buen hacer que coloca a este título entre los imprescindibles de PlayStation 4. 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Tomb Raider (2013)


Las nuevas skins clásicas pueden disfrutarse durante todo el juego, no de manera puntual.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar