¡Levad anclas, grumetes!

6271

“Quince hombres sobre el cofre del muerto, ron ron la botella de ron; la bebida y el diablo se llevaron el resto, ron ron la botella de ron…". Recordad la canción del Pirata, grumetes, porque la necesitaréis para llevar a buen puerto esta aventura.

Deep Silver y Piranha Bytes nos devuelven a las historias de piratas, que tan abandonadas están últimamente en los videojuegos, con Risen 2: Dark Waters. Risen 2 se basa en el mismo mundo de su predecesor, sucediendo los hechos años después del final de Risen, pero trasladándonos a un entorno pirata que comienza en un mundo desolado por los Titanes y en el que uno de los pocos lugares seguros del mundo es la "Fortaleza de Cristal”, también llamada Caldera. Aquí da comienzo nuestra aventura que nos llevará por el "Viejo Imperio" controlando a un héroe sin nombre el cual nos dan ya prefijado pero al que podremos evolucionar tanto como queramos.

Durante nuestra aventura tenemos que hablar con decenas de personajes, robar, jugar sucio, usar magia y un sinfín de acciones más, pero sobre todo tenemos que luchar con nuestra espada en mano contra enemigos que nos superan en número con un sistema de combate bastante intuitivo y sencillo de realizar.

Y es que con Risen 2: Dark Waters tenemos un clásico juego de rol de acción en tercera persona ambientado en un universo oscuro de temática pirata. Esto quiere decir que su primer punto positivo es su ambientación, inspirada en libros como La isla del Tesoro o en películas como Piratas del Caribe y que otorgan al juego un estilo alejado de los últimos títulos de rol, basados en mundo fantástico Medieval y que nos devuelve un género que estaba bastante abandonado: los piratas.

Así que poco os podemos explicar de su jugabilidad que no se haya visto y contado ya en otros juegos de su mismo género. Nos desenvolvemos por el mundo mientras hablamos con personajes que nos desgranan la historia y nos dan misiones. Cada decisión tiene su consecuencia y los NPC realizan sus tareas de manera real, indiferentemente de si estamos con ellos o no.

Por lo que respecta a nuestro personaje, el juego no cuenta con un pantalla de creación del mismo, ya que nos lo dan creado, pero le podremos evolucionar a base de mejorar atributos, talentos y habilidades, con lo que crearnos un héroe único. Tanto  con estos atributos como con los talentos, podemos evolucionar nuestro manejo con las armas, el uso de magia (vudú), nuestra resistencia  y astucia, e incluso abrir más opciones de diálogos. Todo esto se realiza desde el típico menú pero rediseñado con la "jerga" pirata, con la que, por poneros dos ejemplos, el mapa es la Carta Náutica y el diario es el Cuaderno de Vitácora.

Gráficamente el juego empieza bastante pobre para mejorar a medida que avanzamos por las diferentes islas, en las que se puede observar buenos efectos de luces, sombras y agua, aunque ninguno de ellos brilla especialmente. Cierto es que todos los escenarios del juego aparecen cargados de detalles y con una vegetación abundante y bien recreada con lo que cumplen su función. Incluso si sois usuarios de PC podéis experimentar el juego en 3D con una tarjeta Nvidia compatible, unas gafas 3D y un monitor 3D.

 

 

Por lo que respecta al audio, el juego cuenta con voces en ingles pero con subtítulos al castellano y con una BSO con buenos temas "piratas".

La jugabilidad de Risen 2: Dark Waters es otro de sus puntos fuertes, con una cuidada combinación de combate a espada y con armas de fuego. Sin mucha dificultad pronto nos encontraremos en pleno combate rodeados de agresivos bucaneros que podemos resolver mezclando estoques de espada, disparos de mosquetes o trabucos e incluso vudú sobre un muñeco que afecta directamente a nuestros corsarios enemigos.

Las islas, llenas de vida, invitan a explorar e ir descubriendo nuevas localizaciones en busca de tesoros y lugares escondidos. E igualmente la gran variedad de monstruos que nos encontramos, algunos los recordaréis del Risen original, nos harán que nos encontremos ante una aventura muy entretenida.

Por fin podemos emular a los grandes clásicos del cine de piratas y sumergirnos, como si de Jack Sparrow se tratara, en una auténtica aventura de corsarios, gracias a la cantidad de guiños cinematográficos que Piranha Bytes ha incluido en el juego y que harán que nos vistamos con nuestro parche en el ojo, nuestra pata de palo y ondeemos la bandera pirata desde la ventana de nuestra habitación.

——————————————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Rol de acción en estado puro con buena mezcla de estilos en los combates y con mucha profundidad en la evolución del personaje.

Gráficos: Aunque la pobreza visual del principio mejora bastante según avanzamos, y aunque cuenta con unos entornos llenos de detalles, no alcanza el nivel deseado.

Sonido: Buena banda sonora "pirata", con temas que nos recuerdan a una conocida trilogía y doblaje en la lengua de Shakespeare.

Duración: Como buen juego de rol, completar todas las misiones (principales y secundarias) puede superar  la centena de horas.

Conclusión: Risen 2: Dark Waters mantiene el estilo de su predecesor, lo que gustará a los roleros de pro, pero lo amplia con un universo pirata muy detallado y poco visto ultimamente en videojuegos. La ambientación de la aventura es sublime y el mundo se muestra muy vivo en un entorno tropical único. Cuenta con un buen sistema de combate, variado y muy intuitivo. Los tiempos de carga se hacen eternos y graficamente podía haber dado más de si.

——————————————————————————————————————————

Si te ha gustado te gustará

The Elder Scrolls V: Skyrim

No te quedes solo en el juego

Película: Trilogía Piratas del Caribe

Novela: La Isla del Tesoro de R.L. Stevenson

Canción: La del Pirata Cojo de Joaquín Sabina.

Publicaciones relacionadas

Cerrar