Al infierno con el demonio

5944

Los reputados Suda51 (No More Heroes), Shinji Mikami (Resident Evil) y Akira Yamaoka (Silent Hill) unen sus fuerzas para ofrecer una aventura infernal firmada por Electronic Arts. Acción y terror a ritmo de videoclip.

En Shadows of the Damned somos García Hotspur, un cazador de demonios que se ha convertido en el peor dolor de cabeza para las criaturas del Inframundo. Como consecuencia de ello, un pez gordo dentro del mundo del Más Allá, Fleming, decide raptar a la novia del protagonista y obligarle a recorrer el Infierno entero si quiere recuperarla. Algo así como una versión diabólica del clásico Double Dragon, mezclada con Resident Evil. Una historia que, pese a su carácter oscuro y tenebroso, está en todo momento salpicada por golpes de humor, empezando por los comentarios del propio García.

Helldorado

Básicamente, lo nuevo de Electronic Arts es un juego de acción en tercera persona fuertemente influido por lanzamientos como Resident Evil 4. O lo que es lo mismo, durante su desarrollo tenemos que avanzar por distintos niveles terminando con todo tipo de criaturas infernales. Eso no quita, no obstante, para que el manejo sea en esta ocasión algo más intuitivo y rápido que en el ya clásico juego de Capcom. De esta manera no sólo podemos apuntar y caminar a la vez, sino también configurar la velocidad del control en todo momento.

Además, para exterminar demonios a diestro y siniestro contamos con un buen número de armas distintas, así como con la posibilidad de golpear a nuestros enemigos cuerpo a cuerpo. De una forma u otra, García destaca por su agilidad, lo que hace que las batallas resulten muy frenéticas.

Pero, aunque los disparos son la base de Shadows of the Damned, no son lo único. Por ejemplo, también encontramos en él algún que otro puzle (que generalmente también hay que resolver a tiros, pero bueno), por no hablar de la importancia que tiene en la aventura la propia oscuridad. De hecho, si queremos estar seguros a lo largo del desarrollo, tenemos que ir disparando a una serie de lámparas con forma de cabezas de cabra para que alumbren los escenarios.

Por último, la jugabilidad del título también incluye la posibilidad de ir mejorando los atributos de nuestro personaje. Para ello tenemos que reunir una serie de gemas rojas (que encontramos o podemos comprar) que luego nos permiten aumentar nuestra salud, fuerza, velocidad de recarga, etc.

Así pues, Shadows of the Damned es una aventura llena de acción que, no obstante y pese al humor que emana, sólo resulta recomendable para un público adulto. Aspectos como que nuestra novia, Paula, se aparezca en sensual ropa interior cada dos por tres, o que para recuperar vida haya que beber alcohol así lo demuestran.

Cerrar