Renace el terror

Forbidden Siren fue un juego llamado a marcar un antes y un después dentro de las aventuras de terror en PS2 pero, tal vez por su marcado estilo japonés, no termino de funcionar como muchos pensaban en Occidente. Ahora Sony da una nueva oportunidad a la serie, pero esta vez en PS3.

Este nuevo y rebautizado Siren es, para entendernos, una experiencia a medio camino entre un remake (o readaptación) del Forbidden Siren original y una nueva aventura. Pero, sobre todo, es el intento de Sony de hacer el juego más accesible a los jugadores de fuera de Japón. ¿Cómo? Pues “occidentalizando” el producto, por así decirlo.

Miedo en capítulos

Aunque actualmente se puede adquirir en pack y en formato físico, Siren: Blood Curse se puso a la venta originalmente por medio de capítulos descargables a través de PlayStation Network. Un formato acorde con muchas series de televisión -e incluso videojuegos- actuales, dividido en partes de una media hora cada una (lo que hace que el título dure unas seis o siete horas en total).

La historia recuerda básicamente a la del primer Siren, aunque con algunos matices. En este caso los protagonistas ya no son japoneses, sino que son un grupo de norteamericanos que llega a Hanuda, la isla donde se desarrolla la serie, para investigar y rodar un documental. Y como es habitual, muy pronto son afectados por la temible maldición que azota el lugar.

Algo ha cambiado

Básicamente el principal cambio entre este juego y los dos anteriores -al margen de los nuevos protagonistas- lo encontramos en su acabado gráfico, más acorde con los tiempos que corren. No obstante, hay que recordar que Siren es en esencia un juego descargable y que por lo tanto sus texturas y animaciones son algo limitadas. Aún así, el título luce mejor -como es lógico- en PS3 que en su antecesora, la ya veterana PlayStation 2.

Con respecto a la jugabilidad, sucede el caso contrario: es bastante parecida a la de siempre, la que todos ya conocemos. Es decir, estamos ante una aventura de terror muy atmosférica, en la que tenemos que enfrentarnos a unos enemigos bastante astutos y duros de pelar, los llamados shibitos (algo parecido a zombis tradicionales japoneses). Para sobrevivir a estas criaturas mientras superamos los niveles y completamos diversos objetivos, contamos con la habilidad de poder ver temporalmente a través de los ojos de los enemigos. Eso sí, al haberse reducido la dificultad del juego considerablemente con respecto al original, esto no se vuelve tan necesario como antes. Además, durante el juego también podemos portar armas, si bien la saga Siren siempre ha estado más enfocada a la supervivencia, por así decirlo, que a la acción pura.

Esta aventura no se parece a otras de su estilo como Resident Evil, ni siquiera Silent Hill, se trata de un producto que está orientado para satisfacer a un núcleo muy concreto de jugadores.

Cerrar