Buscando el disparo perfecto

La mítica franquicia Sniper Elite regresa con una nueva entrega protagonizada por Karl Fairburne y que nos traslada a la Italia de la Segunda Guerra Mundial, donde deberemos acabar con los nazis que ocupan el país utilizando nuestro rifle de francotirador. Sniper Elite 4 vuelve a explorar el conflicto, nuevamente, desde un punto de vista diferente al habitual y lo hace con una divertida propuesta con luces y sombras. Te contamos qué nos ha parecido el juego de Rebellion.

12730

A lo largo de la historia de los videojuegos ha habido muchos videojuegos de acción bélica y otros tantos ambientados en la Segunda Guerra Mundial, pero pocas franquicias se han acercado tanto a explorar cómo sería el gran conflicto de la raza humana desde la perspectiva de un francotirador. Eso es lo que lleva años haciendo la saga Sniper Elite, que ha logrado destacar sobre su competencia más directa a base de buen hacer.

En esta cuarta entrega numerada de la serie los chicos de Rebellion nos llevan a la Italia de Mussolini para acabar con las fuerzas fascistas que han invadido el país mediterráneo. Los nazis campan a sus anchas y, una vez más, el teniente estadounidense Karl Fairburne será el encargado de tener que sacar a pasear su rifle de francotirador para acabar con las huestes nazis que someten al país italiano.

El salto definitivo a la nueva generación de Sniper Eite 4 (la anterior entrega también salió en consolas old-gen) siente de lujo a una propuesta más colorida, más detallada y considerablemente más grande. Sin embargo, el videojuego de Rebellion vuelve a hacer gala de algunos errores tradicionales en la franquicia que no acaban de corregirse en este nuevo capítulo. Acompáñanos para saber más cosas de Sniper Elite 4.

El principal cambio de Sniper Elite 4 con respecto a sus antecesores es la amplitud de sus mapas. Como muchas compañías han aprovechado para hacer con el salto generacional, la capacidad de sistemas de juego más potentes han permitido ampliar los escenarios y, por tanto, abrir un abanico de posibilidades mucho mayor al jugador. Ahora ya no tenemos niveles semiabiertos en los que, al final, solo había un camino lineal para seguir.

Sniper Elite 4 nos lleva a escenarios absolutamente gigantes (el más pequeño es tres veces superior en tamaño al más grande de Sniper Elite 3) que nos permiten jugar, ahora sí, a nuestra forma. Lo mejor, dadas las características del videojuego, será tomar distancia y aprovechar la mira aumentada de nuestro rifle de francotirador, pero Karl también puede acuchillar sigilosamente o disparar sin piedad con subfusiles y escopetas.

La decisión de cómo actuar es nuestra, aunque el sigilo y la distancia siempre serán nuestros mejores aliados. Y es que los mapas estarán repletos de enemigos por doquier, de modo que movernos con tranquilidad y tratando de no ser vistos será fundamental. En caso de ser descubiertos o avistados, algo tradicional en la saga, se mostrará una especie de contorno fantasma de Karl en el último punto que nos vieron. Entonces deberemos salir corriendo a escondernos o liarnos a tiros si es lo que deseamos.

El francotirador, como no podía ser de otro modo, vuelve a ser el protagonista absoluto. El uso del arma sigue estando tan cuidado como siempre, siendo importante silenciar nuestros disparos para no alertar a los nazis. Para ello tendremos diferentes opciones, como utilizar las balas silenciadas (solo aptas para distancias relativamente cortas), estropear a propósito generadores para que su ruido tape el de nuestros disparos o esperar a que una avioneta pase cerca de nuestra posición, entre otras.

Del mismo modo, la kill cam o cámara de muerte regresa para mostrarnos los momentos más viscerales y espectaculares del programa de Rebellion. Cuando realicemos un tiro a larga distancia cruzaremos los dedos para que se nos muestre en primer plano dónde hemos impactado al enemigo. Ver los huesos del cráneo quebrarse, la bala atravesando el cerebro o el corazón o la metralla de un explosivo agujerear a los nazis es tan satisfactorio como siempre.

Lo mejor de Sniper Elite 4 es que nos vuelve a dejar personalizar la dificultad de los disparos. Cuando contenemos la respiración para preparar el tiro perfecto nos aparecerá una marca de adónde llevará el viento y la distancia nuestra bala, pero si incrementamos la dificultad seremos nosotros quienes debamos tener en consideración esas variables.

En los diferentes y coloridos mapas de la Italia de la Segunda Guerra Mundial no solo hallaremos enemigos. Los objetivos irán desde objetos que debemos destruir, planos que debemos recuperar hasta nazis que debemos eliminar por el bien de la guerra. Sin embargo, si nos paramos a explorar también encontraremos documentos (como cartas de los soldados nazis a sus familias) que nos ayudan a ampliar la experiencia narrativa.

Como era de esperar, no todo podía ser positivo en Sniper Elite 4 y lo cierto es que los fallos de los que hace gala esta nueva entrega son unos clásicos dentro de la franquicia de Rebellion. El primero y más importante es la irregular inteligencia artificial de los enemigos, que se comportan de forma caótica usando coberturas incomprensibles o moviéndose sin ton ni son cuando saben que hay un francotirador suelto en la zona.

Sin embargo otro de los errores más relevantes tiene que ver con los controles del título. Podemos realizar tantas acciones con un mismo botón que en ocasiones nos veremos soltando un arma en lugar de estropeando un generador o cogiendo un documento, que es lo que verdaderamente deseábamos. A ello hay que añadir una mala detección de la acción de soltar a un enemigo muerto para esconder su cuerpo. A veces funciona correctamente y en otras tan solo se nos permite lanzarlo en lugar de dejarlo caer.

En el terreno audiovisual Sniper Elite 4 vuelve a presentar algunas luces y sombras. Aunque en términos generales estamos ante un buen producto a nivel gráfico (los escenarios, el colorido o la ambientación son soberbios), lo cierto es que el detallado de elementos que aparecen en los mapeados son bastante pobres en alguna ocasión, por no mencionar las animaciones de nuestro protagonista, que se han quedado desfasadas. A ello hay que añadir una banda sonora discreta y, eso sí, un buen doblaje al castellano.

Joel Castillo

Jugabilidad: El apartado jugable es el rey de este Sniper Elite 4. Las funcionalidades del francotirador, las posibilidades de movernos en gigantescos mapas, el empleo del sigilo y la infiltración y acabar con nuestros enemigos sin ser detectados es tan sumamente satisfactorio que no querremos ir nunca a disparo limpio contra ellos, sino siempre buscar rutas alternativas para hacerlo todo en el más absoluto silencio.

Gráficos: Sin ser lo más espectacular y detallado que hemos visto últimamente, el apartado gráfico de Sniper Elite 4 cumple su cometido y nos adentra en gigantescos y coloridos escenarios. Eso sí, las animaciones de nuestro protagonista y la de los enemigos parecen haberse quedado atrás, un clásico error de la saga.

Sonido: Tal vez estemos ante el campo más irrelevante del juego. Aunque los sonidos de guerra (disparos, gritos, motores de avioneta) están bien recreados, la banda sonora del juego pasa completamente desapercibida. Como punto positivo cabe señalar un adecuado doblaje al castellano.

Duración: Las horas que estemos entretenidos con Sniper Elite 4 dependerán en gran medida de nuestra forma de jugarlo. Si somos de hacerlo todo en sigilo y de buscar coleccionables podremos alcanzar la quincena de horas, mientras que si tratamos de conseguirlo de una forma más directa se nos quedará en unas diez. La posibilidad de hacer misiones cooperativas aumenta la vida útil del título.

Conclusión: Sniper Elite 4 es un videojuego perfecto para los amantes de la acción bélica que deseen adentrarse en el género desde un punto de vista diferente. Si la acción directa no es lo tuyo es posible que el título de Rebellion cumpla tus expectativas. El salto hacia escenarios más grandes abre un gran abanico de posibilidades al juego que, sin embargo, vuelve a flaquear en elementos clásicos de la saga, como una inteligencia artificial irregular o unas animaciones arcaicas.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Saga Sniper Elite

El mapa más pequeño de Sniper Elite 4 es tres veces más grande que cualquiera de la anterior entrega.

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.

Publicaciones relacionadas

Cerrar