Tú decides: Frío o calor

13687

Sonic ya lleva 25 años con nosotros y toda una serie de videojuegos que nos han hecho disfrutar como niños. Con el paso del tiempo ha ido adaptándose a las nuevas demandas y todo lo que ofrecen las generaciones actuales de consolas, de manera que podemos decir que la saga está más viva que nunca. Pese a ciertos cambios que algunos todavía critican, no podemos negar que Sonic está ampliando de cada vez más y más su experiencia con multitud de novedades para darle ese toque de frescura. Sonic Boom: Fuego y Hielo es el último videojuego lanzado. ¿Habrá conseguido estar a la altura?



Sonic y sus amigos descubren unas extrañas fracturas que les otorgan poderes. Las causas de su aparición son desconocidas, pero desde luego tiene que ver con Eggman. El eterno villano del puescoespín azul se ha hecho con el poder del Ragnio, un extraño mineral que permite que sus robots sean mucho más fuertes y rápidos.

 

Sonic Boom: Fuego y Hielo continúa ofreciéndonos este nuevo aspecto de los personajes al que poco a poco nos vamos acostumbrando. Ahora ya parecen más mayores y cada uno posee identidad propia, destacando que Sonic ahora es un joven algo chulito y amante de la aventura.

En este videojuego podemos encontrar varios aspectos que satisfacerán tanto a los amantes de siempre como a los nuevos, y es que el diseño de niveles del videojuego es impresionante. Nada más comenzar ya entras directamente en la acción y debes dominar los comandos básicos. Estos no presentan demasiada dificultad pero llevará algo de práctica el acostumbrarte a todo lo que debes ir vigilando de tu entorno. Aquí, nuestros protagonistas contarán con los poderes del fuego y del hielo, que podrán usar a sus anchas según las necesidades del escenario. Cada nivel es distinto y tiene una serie de demandas y obstáculo que deberemos pasar. Por ejemplo, nos encontraremos los míticos lugares en los que coger carrerilla y hacer loops con antaño, pero también tendremos que sortear objetos y enemigos que se abalanzarán sobre todo.

Saber adaptarse a las situaciones cambiantes es fundamental, motivo por el que también podremos ir alternando los personajes mientras jugamos. Mientras que todos poseerán estos dos poderes, cada uno de ellos poseerá habilidades propias muy necesarias para según qué partes del escenario. Por ejemplo, Tails tiene una pistola de rayos que necesitaremos a la hora de romper bloques, y Sonic puede realizar un impulso especial para romper otro tipo de obstáculos. Amy, Knuckles y Stick se unirán a la fiesta también con sus propias habilidades, aunque los personajes se irán desbloqueando a medida que juegues.



A lo largo del juego tendremos que fundir bloques de hielo o incluso crearlos para ir abriéndonos paso a lo largo de unos niveles bastante grandes. Si bien parece que te los puedes pasar en apenas tres minutos, necesitarás varios más para lograr explorar al completo el lugar en el que te encuentras. Además de la ruta convencional que te lleva a la meta, hay toda una serie de caminos secretos que conducen a áreas con objetos coleccionables.

Algo que encontrarás con frecuencia en los niveles serán espacios dedicados a los Desafíos. Aquí deberás superar un escenario evitando los obstáculos y llegar al final para obtener una tarjeta coleccionable. Otros objetos que irás encontrando serán martillos de Amy y muelles, que si se los das al personaje adecuado te permitirán obtener mejoras.

Como hemos indicado antes, el mineral Ragnio tendrá una importancia vital en esta historia. Eggman quiere hacerse con él a toda costa para fabricar su ansiado ejército de robots, y desde luego nosotros nos podremos beneficiar de él. En los niveles encontraremos una suerte de anillo. Si lo tocamos, se nos marcará todo un recorrido en el que deberemos coger todos los anillos restantes dentro de cierto margen de tiempo. Si lo logramos, conseguiremos Ragnio que podremos usar para mejorar nuestro robot de carreras.



Y sí, hay carreras. Además de las típicas plataformas, habrá otras fases en el videojuego como carreras contra Eggman, navegación con submarino o pantallas de pura velocidad y adrenalina en las que deberemos manejar a nuestro personaje a lo largo de un recorrido donde lo único que podremos hacer será movernos sin detenernos e intentar llegar al final sin morir. Si tocas a un enemigo u objeto peligroso teniendo 0 anillos, morirás. En el caso de un escenario de plataformas, volverás al último punto de control, pero durante estas fases que son de velocidad deberás empezar de cero.

Una de las cosas más impresionantes de Sonic Boom: Fuego y Hielo es la lucha contra los jefes finales. No suponen demasiada dificultad, pero pasas de tener una pantalla con el escenario y otra con el panel de personajes seleccionables a tener que estar pendiente de ambas a la vez. El enemigo será capaz de ocupar las dos pantallas y tendrás que moverte tanto en una como otra para acabar con él. La estrategia: estudiar los movimientos que realiza. Una vez que ya sepas qué patrón sigue, será pan comido.

En sí, el videojuego no es difícil porque está más orientado a un público infantil, pero esto no quiere decir que no sea divertido. Pasarte el videojuego no te costará mucho, pero si quieres hacerlo al 100% tendrás que echarle varias horas más y repetir varias veces las pruebas, cosa que podrás hacer cuando quieras.

 



La nueva entrega llega totalmente en castellano y con unas animaciones realmente preciosas y cuidadas. Los niveles son muy variados y están repartidos a lo largo de distintas islas, cada una con su temática, pero en ocasiones te dará la sensación de que estás moviéndote una y otra vez por los mismos sitios.

El doblaje está muy bien logrado y disfrutas escuchando a los personajes hablar, aunque los diálogos evidencian una vez más que se trata de un título que no quiere presentar demasiadas complejidades en su trama para que los niños puedan entenderla. 

La banda sonora del videojuego está marcada por los ritmos rápidos, que acompañan perfectamente el gran dinamismo de la saga. Habrá muchas pistas de música con guitarra eléctrica y más de una vez te pararás a disfrutarlas en todo su esplendor. 

Sonic Boom: Fuego y Hielo ya está disponible para Nintendo 3DS. Si quieres disfrutar de una nueva entretenida, este es tu juego. Además, no olvides que su multijugador Carrera Robot te permitirá jugar contra un amigo vía local en una carrera de robots.

María Rosado

 



Jugabilidad: Se trata de un videojuego bastante fácil y que no presenta demasiadas complicaciones. La principal novedad es la inclusión de la dualidad de poderes fuego-hielo, que deberemos ir alternando según las necesidades del escenario.

Duración: Entre 6-9 horas.

Gráficos: Las animaciones presentan una gran calidad y el diseño de niveles es impresionante, aunque a veces puede dar la sensación de que ciertas partes de los escenarios se repiten.

Sonido: Cuenta con una banda sonora estupenda y un doblaje totalmente en castellano que ayuda a que nos sintamos todavía más dentro de la historia.

Conclusión: Sonic Boom: Fuego y Hielo no es una entrega que destaque demasiado, pero es una propuesta interesante que permite tener un nuevo enfoque de la saga. Se desvía del Sonic que conocemos, aunque cumple su función de entretener sobre todo a los más pequeños de la casa. Lo mejor del juego son los escenarios sobre raíles. que quizá pueden llegar a resultar los más complicados, pero divierten de principio a fin. 

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Un anime
Sonic Boom

Sonic X

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar