Sonic se pone clásico

6375

AlfaBetaJuega ha vuelto a 1992, en plenas olimpiadas barcelonesas, cuando el premio Príncipe de Asturias lo ganaba un tal Emilio García Gómez en lugar de un desconocido japonés conocido como Shigeru Miyamoto; Dinamarca ganaba Eurocopas, Iron Maiden sacaba su legendario álbum Fear of the Dark y encendíamos la Mega Drive para jugar a Sonic The Hedgegog 2.

Una sensación casi idéntica es la que hemos vivido al analizar Sonic 4 Episodio 2 en las consolas de alta definición. Si AlfaBetaJuega hubiera existido en 1992, no distaría demasiado un análisis de Sonic 2 que de Sonic 4, salvo en el aspecto gráfico.

Puestos en materia nos centramos en este Sonic 4 Episodio 2. El juego es la continuación de la franquicia del erizo azul superveloz que ha decidido volver a su sistema clásico y original de la saga. Se acabaron las desviaciones del dogma para traer un título de pura Sega que es imposible que enfade a los fans en ningún aspecto de su jugabilidad.

Sonic 4 nos devuelve a una aventura bidimensional con escenarios que, aún teniendo toques 3D, jugablemente nunca llegan a la dimensión de profundidad. Nuestro objetivo, como ha sido siempre, es atravesar los enormes mapas en busca de liberar animalitos que han sido secuestrados por el Doctor Eggman, recoger anillos para ganar vidas y desbloquear las fases de bonificación para, por supuesto, hacernos con las esmeraldas del Caos.

Siempre desde la sencillez y la velocidad que caracteriza a la licencia. Nuestros movimientos básicos son avanzar y saltar aunque se ha añadido una localización de enemigos muy interesante que nos permite atravesar zonas a mamporrazo limpio sin frenar. Además de la gran novedad del juego, que son las divertidas (y utilísimas) habilidades conjuntas con el zorro volador Tails, que vamos desbloqueando en las primeras fases del juego.

Tails siempre nos acompaña y pulsando un botón, dependiendo de la situación en que nos encontremos, podemos reclamar al zorro para que nos ayude a volar, a nadar o incluso a hacer una enorme bola que provoca velocidad y destrucción por donde pasa. Esto da variedad a una forma de juego clásica y nos propone situaciones muy divertidas como intentar atravesar grandes zonas volando sin suelo (pero claro, teniendo en cuenta que Tails no aguanta mucho nuestro peso).

Así pues, Sonic 4 calca la jugabilidad de sus antecesores bidimensionales e, igual que estos, funciona mucho mejor cuando vamos a toda velocidad que cuando decidimos explorar los mapas lentamente (para entendernos, la aceleración del erizo azul es un poco torpona). Además, que Sonic tenga la posibilidad en el salto, cuando no consigue localizar a ningún enemigo, de darse un pequeño impulso puede resultar útil en algún salto largo, pero al encontrarse en el mismo botón que el salto normal nos va a llevar a más de una desgraciada caída.

Y no es que el juego sea excesivamente difícil pero tampoco es un paseo de rosas. Es un Sonic pero con la salvedad de que el gran hándicap que presentaban los clásicos en los que cuando se te acababan las continuaciones tenías que arrancar el juego de cero, en este Sonic 4 lo único que hacemos es comenzar desde el principio de la fase.

 

 

Pero bueno las fases son muy variadas. Pasamos por cuatro zonas (más una zona con el definitivo jefe final) que no tienen nada que ver las unas con las otras. Sylvania Castle, el primer mapa, es un mundo oscura, en un castillo rodeado de bosque con muchas zonas de agua. White Park, la más lograda de todas, es la fusión entre un parque de atracciones y un lugar nevado. Oil Desert, la radicalmente opuesta, en pleno desierto; y Sky Fortress es el típico mundo final de Sonic en plena fortaleza industrial voladora. Cada zona tiene tres fases y un final boss. Los mapas son enormes y tienen muchas vías de exploración además de darnos elementos activos y de modificación como avalanchas, tormentas de arena, subidas y bajadas de marea… Por el otro lado, los jefes finales, unas veces el doctor Robotnik y otras Metal Sonic (más difícil este que su creador) siguen feneciendo al octavo golpe y sin ser desquiciantes sí que proponen algún retito que nos obligará a tener que repetir la pantalla.

Además hay alguna que otra fase especial que nos ofrece, por ejemplo, ir en el lomo de una avión surcando los cielos y dándonos variedad a la fórmula típica del plataformas.

Completar el juego en una primera vuelta sin ir a por las esmeraldas del Caos nos llevará menos de cuatro horas. Eso sí, si queremos completarlo al cien por cien estaremos obligados a repetir las pantallas unas cuantas veces porque no solo tenemos que acabar las fases con más de 50 monedas para desbloquear las pantallas de bonificación, sino que completar estas (unas carreras en busca de anillos) requieren bastante habilidad.

Además el juego gana enteros con la posibilidad de que un segundo jugador maneje a Tails (o a Sonic, porque se puede elegir jugador antes de meternos en faena). Además Tails ofrece una jugabilidad muy distinta a la del erizo azul. Eso sí, nada de pantalla partida, si dejamos atrás a unos de los personajes este volverá al jugador adelantado. Aunque, ambos personajes pueden morir por lo que la sangría de vidas está garantizada tanto en línea como en local.

———————————————————————————————————————————

Valoración final

Jugabilidad: Igual que sus antecesores bidimensionales. Mejor cuanto más rápido y torpe si vamos despacito.

Gráficos: Precisamente lo que se esperaría de Sonic si hubiera salido en esta generación.

Sonido: Una banda sonora propia de los 8 bits.

Duración: Corto, aunque completarlo entero supone un reto.

Conclusión

Sonic 4 Episodio 2 es la vuelta del erizo azul a la senda de los grandes clásicos. Con su velocidad y estilo retro con gráficos renovados encantará a los pasionarios del personaje más veloz de los videojuegos. Sin embargo, su duración con respecto a los 1200 Microsoft Points que cuesta (15 euros) puede ser discutible y echará a muchos de los que no fueran fans del juego atrás. Si te animas, será como una vuelta a los 90 y no te decepcionará.

———————————————————————————————————————————

Juegos relacionados

Sonic Generations

Sonic Colours

Sonic Chronicles

Si te ha gustado te gustará

New Super Mario Bros

LittleBigPlanet

No te quedes solo en el juego

Película: ¿Os imagináis un guión que se parezca a Sonic?

Canción: It Doesn´t Matter de Tony Harnell

Publicaciones relacionadas

Cerrar