Un paseo en telaraña

Sony ha desarrollado, con motivo de la campaña promocional de Spider-Man: Homecoming, una experiencia gratuita para PlayStation VR en la que el jugador podrá convertirse en el popular superhéroe durante unos minutos, en los que podrá poner a prueba las habilidades del trepamuro en desafíos de lo más variados. Prepárate para convertirte en el hombre Araña en un videojuego inmersivo en el que solo podrás adentrarte a través del dispositivo de realidad virtual de PlayStation 4.

14786

Tras el fracaso de The Amazing Spider-Man y su secuela, Sony decidió confiar en Marvel para devolver al trepamuros a lo más alto del podium de los superhéroes. Esta unión es la que nos permitió conocer, durante el pasado año, a la nueva versión del personaje en Capitán América: Civil War, una película que posibilitó el primer acercamiento al Spider-Man de Tom Holland. No obstante, esta era solo la presentación de un joven Hombre Araña al que volveremos a ver muy pronto en los cines de todo el mundo.

Será en Spider-Man: Homecoming, cuyo estreno está programado para el próximo 7 de julio en Estados Unidos y para el 28 de este mes en nuestro país. Como parte de la campaña promocional que Sony ha desplegado en las últimas semanas, la compañía ha desarrollado también un videojuego específicamente diseñado para la realidad virtual. De este modo, solo aquellos que posean una PlayStation 4, el dispositivo PlayStation VR y el complemento PlayStation Move tendrán la ocasión de sumergirse en una experiencia única.

Nos referimos a Spider-Man: Homecoming – Virtual Reality Experience, un juego que cualquier usuario puede descargarse gratuitamente a través de la tienda digital de la compañía, accesible desde la propia consola. Con el objetivo de darte a conocer su jugabilidad y mecánicas principales te invitamos a echar un vistazo a las impresiones que hemos redactado tras convertirnos en el popular superhéroe durante esta breve pero intensa experiencia que, además, ha resultado ser absolutamente inmersiva.

Tras ponernos el casco de realidad virtual y sujetar los dispositivos PlayStation Move, estaremos en disposición de iniciar un juego que nos dará la bienvenida con un Spider-Man virtual que se dirigirá al jugador con la voz de Tom Holland, en versión original y sin opción de subtitulado. Tras pulsar un botón lanzando una telaraña, se iniciará la acción, que transcurrirá en una única localización durante la mayor parte de la experiencia. Será entonces cuando se nos presente un maletín que, en su interior, albergará el característico traje del superhéroe tal y como podremos verlo en Spider-Man: Homecoming.

Será el jugador el que, extendiendo la mano, deba alcanzar la máscara y acercársela al rostro para hacer efectivo el cambio de vestimenta. Desde ese momento, el juego propondrá una serie de desafíos que el usuario deberá llevar a cabo en una gran terraza situada en lo alto de un edificio de una ciudad cualquiera. La primera prueba consistirá en el lanzamiento de telaraña a objetivos concretos, en este caso botellas de cristal que el jugador deberá destruir al hacer impacto o explotar los globos que sujetan a alguna de ellas.

Una vez completado este primer reto, ya estaremos más familiarizados con el dispositivo lanzatelarañas y podremos continuar con el siguiente nivel. Esta vez, los desarrolladores nos invitarán a disparar bolas de tela de araña explosivas contra objetivos como barriles de metal, que tendremos que mover del sitio para computar la prueba de habilidad. Posteriormente será el momento de aprender a alcanzar objetos y atraerlos hacia nosotros o hacia otro objetivo.

De este modo, volveremos a disponer de la telaraña para arrancar pósters de una pared o, si el jugador lo prefiere, arrastrar cualquier elemento visible como mero entretenimiento. No obstante, el desafío no concluirá hasta que el usuario haya realizado las acciones predeterminadas que una voz over irá recordándole, también en inglés, al inicio de cada uno de los retos a los que deberá someterse el superhéroe en este breve pero entretenida experiencia para la realidad virtual.

La acción posterior tratará de complicar ligeramente las cosas al introducir en pantalla un pequeño grupo de drones, inofensivos en cualquier caso, que deberemos hacer estrellarse contra el suelo mediante la tela de araña. Como ya habrás deducido, esta es la única mecánica disponible en el juego, pese a que cuenta con las variantes que hemos mencionado anteriormente. Una vez completada la prueba, escucharemos una explosión lejana que podremos investigar subiendo una grúa situada sobre nuestras cabezas.

Este será el segundo y último escenario de Spider-Man: Homecoming – Virtual Reality Experience, que nos permitirá observar la ciudad desde una posición muy elevada con la correspondiente sensación de vértigo que sentiríamos en tal circunstancia. Esto solo es posible gracias a la espectacular sensación de inmersión que, una vez más, hemos alcanzado con el casco de PlayStation VR. Además, sin la más mínima sensación de mareo, un aspecto que parece haberse corregido casi definitivamente tras los primeros meses.

Puesto que no tenemos intención de desvelar la conclusión del videojuego, simplemente mencionaremos que en la grúa tendremos la ocasión de interactuar con otros elementos, incluido uno de los personajes que conoceremos en la próxima película del superhéroe. No en balde, la experiencia concluirá, tras apenas diez minutos de juego, con una imagen promocional que no dudará en recomendarnos a el visionado The Amazing Spider-Man, disponible en los cines próximamente.

Comparativamente, el juego nos ha recordado sobremanera a las mecánicas de Batman: Arkham VR, que nos dejó muy buenas sensaciones el pasado mes de octubre. Como en aquel, el rango de visión del jugador se reduce a lo que tiene a su alcance y, pese a que el ángulo es de 360 grados, solo tendremos la oportunidad de girarnos completamente y en diferentes direcciones mediante el botón correspondiente.

De este modo, el giro no resulta brusco y se evita cualquier sensación desagradable. Lo mismo ocurre al movernos a diferentes lugares, a los que nos teletransportaremos mediante un fundido a negro. También es similar el control de las manos del superhéroe, que veremos como nuestras gracias al dispositivo PlayStation Move, obligatorio para disfrutar de esta experiencia de realidad virtual de Spider-Man. 

Cuando accionemos los gatillos veremos flexionarse las manos y, en el momento adecuado, esa mecánica servirá también para accionar el lanzamiento de la telaraña. Pese a que el apartado visual podría estar mejor diseñado sobre todo en lo referente a la distancia de dibujado, lo cierto es que este aperitivo de Homecoming evidencia lo bien que podría funcionar un videojuego completo del trepamuros específicamente desarrollado para PlayStation VR.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Pese a que las mecánicas introducidas en el juego son de sencilla ejecución, los desarrolladores han logrado integrarlas perfectamente en esta experiencia para la realidad virtual a través de los intuitivos mandos PlayStation Move. Cabe destacar, además, la satisfacción de alcanzar una experiencia tan inmersiva sin la más mínima sensación de mareo.

GRÁFICOS: El apartado visual se intuye mucho más esmerado en los elementos en primer término, destacando las manos del protagonista. El resto del escenario se aprecia, aunque perfectamente diseñado, menos nítido y detallado, a gran distancia del trabajo que pudimos apreciar en Batman: Arkham VR, un videojuego con el que guarda grandes similitudes.

SONIDO: En el aspecto sonoro, Spider-Man: Homecoming – Virtual Reality Experience está perfectamente compensado. Los diferentes efectos resultan indispensables para introducirnos en la acción, a la que también cabe añadir la voz over que podemos escuchar en algunos momentos del juego. Eso sí, completamente en inglés y sin opción de subtitulado.

DURACIÓN: Dependiendo de las aptitudes del usuario y del tiempo que desee entretenerse con cada una de las mecánicas presentadas, el videojuego podrá extenderse en torno a los diez minutos como máximo. Se trata de una breve experiencia desarrollada en el marco de la campaña promocional de Spider-Man: Hoecoming, por lo que se trata simplemente de un original aperitivo previo al estreno de la película.

CONCLUSIÓN: Con motivo de la promoción de la próxima película de Spider-Man, Sony ha desarrollado una experiencia para la realidad virtual que tiene potencial para convertirse en un videojuego como tal. Con una jugabilidad similar a la que proporcionaba Batman: Arkham VR, los responsables de Spider-Man: Homecoming – Virtual Reality Experience introducen al jugador en la piel del superhéroe y le dotan de algunas de sus habilidades más populares. Por el momento no es más que un original aperitivo del film pero, quizás con el tiempo, el equipo responsable del juego pueda convertirlo en un juego completo que explote todas las posibilidades del nuevo Hombre Araña.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Marvel vs. Capcom: Infinite

La juego nos permitirá conocer a uno de los protagonistas de Spider-Man: Homecoming.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar