¡Fantasmas en tu propia casa!

6445

¿Crees que estás solo? Pues Nintendo 3DS te demuestra lo contrario. Los fantasmas están a tu alrededor. ¿Te atreves con una aventura espeluznante en la que tú eres el protagonista?

Seguro que todos los amantes del terror y los sustos conocen la serie Project Zero (Fatal Frame en tierras japonesas). Pero seguro que muy pocos esperaban ver una entrega como Spirit Camera. ¿Entrega? Pues sí, porque aunque no lleve el nombre de la saga, se trata de un nuevo capítulo de la franquicia. Pero especial, claro.

Especial, sobre todo, porque el juego aprovecha las posibilidades de realidad aumentada de Nintendo 3DS para jugar con nuestro entorno. Lo mismo que ya hemos visto en otros juegos como Eyetoy y demás, pero con un toquecillo más hardcore, y orientando la aventura al terror. El invento funciona bien, aunque con matices que todavía se podía haber pulido un poquito más.

El juego nos hace protagonistas en primera persona. La historia comienza el día en que recibimos una misteriosa cámara y un cuaderno (que también viene junto al cartucho), gracias a los cuales podemos ponernos en contacto con el mundo espiritual de nuestro alrededor. O lo que es lo mismo, ver fantasmas.

Y también nos permite conocer a Maya, una dulce fantasma muy a la japonesa (en plan anime) a la que tenemos que ayudar con su historia. La gracia principal del título es precisamente esa: buscar a Maya a nuestro alrededor (con ayuda de la cámara de la portátil) y deambular por una mansión encantada. En estos momentos, lo hacemos sobre raíles, sobre todo para resolver puzles e interactuar un poco con nuestro entorno.

Pero claro, el fin de Spirit Camera es eliminar fantasmas. Y en ese sentido se hace de la misma forma que en las anteriores entregas. Tenemos que apuntar a los espectros con la cámara (enfocarlos, para entendernos) y debilitarlos a base de fotos. Cuanto más en el centro de nuestro objetivo estén, más daños los haremos y más fácil será acabar con ellos sin sufrir ningún golpe.

La esencia de la serie se mantiene, pero en realidad que nadie espere encontrarse con un survival convencional. Spirit Camera es bastante más sencillo y más original. Se trata de una experiencia distinta que aprovecha muy bien la realidad aumentada, pero que a la vez resulta muy fácil y corto. Verdaderamente corto, unas cuatro horas.

 

 

Además, el principal interés del juego, la realidad aumentada, es también su principal pega. En muchos momentos nos encontramos con que tenemos que interactuar con nuestro alrededor, pero tenemos que estar sujetos al cuaderno del juego. Mantenerlo en un sitio iluminado, liso, no moverlo, etc. Y aún así alguna vez que otra nos encontramos con que al mover un poco la consola se pierde la conexión. Resulta un poco molesto andar cazando un fantasma y que de repente todo desaparezca hasta que nos colocamos bien de nuevo. E igualmente, al necesitar toda la luz posible para que la cosa tire, se pierde un poco la atmósfera supuestamente oscura que debería de haber.

A estos “peros” del control, también hay que sumarle que los personajes, sus texturas, no son nada del otro mundo. Quizás funcionarían bien en otro ambiente, pero al verlos a nuestro alrededor, cantan un poco sus acabados, creando una apariencia un poco rara en ocasiones.

Pero a pesar de todo, Spirti Camera es una experiencia curiosa. En algunos momentos nos da algún que otro susto, y el hecho de encontrar a nuestros enemigos en nuestro cuarto, en casa o donde sea resulta divertido y original. Es una pena que, pese a ser portátil, no podamos llevar la aventura con nosotros en el autobús, por ejemplo, ya que necesitamos un sitio plano y quieto para jugar.

Lo que sí es muy portátil es el hecho de que tengamos que girarnos y buscar a los espectros a nuestro alrededor. Más de una vez los encontraremos detrás de nosotros, con su correspondiente sobresalto.

Además de la campaña principal, también podemos jugar a algún que otro minijuego, en los que fotografiar a nuestros amigos y transformar sus retratos en fantasmas. Un añadido curioso que aumenta levemente la escasa duración total.

———————————————————————————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Interesante, aunque limitada. Es el mejor uso de realidad aumentada en 3DS que hemos visto hasta ahora.

Gráficos: La ambientación mola, y los diseños, aunque las texturas “cantan” un poco.  

Sonido: El doblaje tiene mucha calidad, aunque solo esté subtitulado en castellano. La música, atmosférica.  

Duración: Apenas cuatro horas (siendo generosos). Más algún extra menor.  

Conclusión

Spirit Camera es una aventura de terror distinta, que utiliza con imaginación las posibilidades de la realidad aumentada. Su desarrollo es bastante limitado y el control no termina de funcionar del todo, pero esconde sus sustillos y se trata de algo diferente. Los amantes del género que quieran una experiencia distinta pueden encontrarle su aquel.

———————————————————————————————————-

– Juegos relacionados

Project Zero 2

– Si te ha gustado te gustará

Dementium: The Ward

Siren Blood Curse

– No te quedes solo en el juego

Película: Shutter de Naoyuki Yoshinaga

Libro: Errores de Percepción de Varios Autores

Canción: Ghost of Love de Danger Danger

Publicaciones relacionadas

Cerrar