Análisis de Star Wars: Battlefront 2 – El poder del sable laser

 

 

Todo lo que lleva el nombre de Star Wars asegura una gran repercusión, así como convertirse en un producto mediático. El lanzamiento de Star Wars: Battlefront 2 ha estado acompañado de algunas polémicas bastante sonadas, pero la verdad es que el videojuego en sí está a la altura de lo que los fans pueden esperar de él.

El equipo de DICE presentó un reboot de Battlefront hace ya un par de años, pero por aquel entonces la experiencia ofrecida se centró casi por completo en el multijugador online y la ausencia de una historia o un modo campaña pasó factura al título. El equipo de desarrollo ha encomendado ese error y además de presentarnos una gran faceta multijugador con esta segunda parte, también ofrece un modo historia con el que poder disfrutar en solitario.

Star Wars: Battlefront 2 ya está disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC, por lo que en este análisis te contamos todo lo que ofrece para ayudarte a decidir si vale la pena adquirirlo o no.

Sin lugar a dudas una de las grandes novedades que ofrece Star Wars: Battlefront 2 es su modo campaña. Después de que la primera parte no presentase una campaña para un jugador, en esta ocasión han hecho realidad el deseo de los fans que ansiaban tal modalidad. La espectacularidad de la misma, al igual que la de todo el juego en su conjunto, es más que palpable, aunque quizás echamos de menos que se hubiese creado una historia un poco más larga o menos lineal. Entre 5 y 7 horas son más que suficientes para acabar la campaña sin problemas. De su trama tampoco vamos a hablar mucho para evitar los spoilers y que cada uno la descubra por si mismo, pero el papel de Iden Versio ofrece un gran nivel.

En términos de jugabilidad nos encontramos con una propuesta realmente similar a la de la primera parte en la que cada clase de personaje tiene un equipamiento específico que más tarde podemos cambiar, así como una serie de habilidades que lo diferencian del resto. Sí es cierto que a la hora de adentrarnos en las partidas nos encontramos con cambios más significativos, como la abundancia de armas con recargas activas o el hecho de que los héroes y naves ya no aparecen en el mapa como una ficha para recoger. Todos los cambios realizados que afectan al propio gameplay ofrecen un gran acabado.

El multijugador nos ofrece cuatro clases de personajes diferentes para cada uno de los bandos con los que podemos comenzar las partidas. A medida que avanza la partida podemos conseguir puntos que nos proponen acceder a las clases especiales, pero además también a héroes y naves. Como hemos avanzado antes se acabó el azar de encontrarse con una ficha de estos elementos por el mapa, ahora para tomar dichas unidades hay que colaborar con la labor de nuestro equipo y así conseguir puntos para activarlas.

El desbloqueo de los héroes ha sido un tema que ha dado mucho de qué hablar cuando el juego estaba disponible gracias a EA Access, pero se han tomado algunas medidas al respecto para subsanar lo que era un sistema de desbloqueo sin sentido alguno y ahora está mucho mejor ajustado. En un principio no tenemos a todos los héroes desbloqueados, por lo que tenemos que ganar el suficiente dinero dentro del juego para poder acceder a algunos como Darth Vader, Leia o Luke Skywalker. Eso sí, antes de centrarnos en la obtención de cajas de botín recomendamos hacernos con todos ellos. En las nombradas cajas podemos conseguir diversos materiales, desde mejoras o habilidades (tanto activas como pasivas) hasta poses de victoria, créditos extras, piezas para mejorar cartas, etc.

El sistema de progreso está claramente influenciado por las cajas de loot, pero también hay otros aspectos en los que se ofrece una temática más tradicional. El propio jugador tiene su rango o nivel, al igual que cada una de las clases, héroes o vehículos. El proceso de evolución es algo lento, pero te invita a jugar con tus clases favoritas para así conseguir sus mejores armas y tener más opciones de personalización.

En cuanto a los modos de juego online nos encontramos con dos estrellas indiscutibles: Asalto galáctico y Asalto de cazas estelares. En el primero de los modos nos encontramos con mapas enormes que recuerdan enteramente a Battlefield por sus proporciones. Aquí encontramos un total de 40 jugadores, 20 por cada equipo, de forma que se ofrecen diferentes objetivos y cada uno de los equipos tiene que defenderlos o atacarlos, dependiendo de su bando. El enfrentamiento a ras de suelo es el protagonista aquí pero tampoco hay que olvidar que podemos tomar diferentes naves dependiendo del mapa, por lo que la acción se encuentra en todos los lugares posibles.

Por su parte, Asalto de cazas estelares lleva toda la acción al espacio y las batallas de naves son las protagonistas absolutas. Este modo ofrece enfrentamientos de hasta 24 jugadores divididos en dos equipos que luchan por un objetivo común y no solo por acabar con el rival, de forma que uno de los grupos debe defender diferentes naves o elementos, mientras que los contrarios buscan destruirlos. La acción es realmente frenética y hace que el jugador se sienta dentro de las escenas de las mismas características que presentan las películas de Star Wars. Cabe destacar el renovado sistema de pilotaje, que ahora es mucho más sencillo e intuitivo, lo que facilita el marcado de los enemigos, así como las huidas cuando los rivales tienen el blanco sobre nosotros.

Héroes y Vilanos es el tercero de los modos multijugador y nos presenta enfrentamientos en los que controlamos a los personajes más famosos de Star Wars, por lo que el fanservice está totalmente servido. El modo Ataque nos presenta enfrentamientos de 16 jugadores divididos en dos equipos en escenarios mucho más reducidos, por lo que es una modalidad mucho más calmada y además no se permite el uso de héroes o naves. Por último está Estallido que básicamente nos propone la típica temática de un duelo por equipos tradicional.

Por otro lado tenemos el modo Arcade en el que podemos jugar tanto como parte del lado oscuro, como siendo miembro del lado luminoso. En ambos bandos se nos ofrecen diferentes misiones en los que tenemos varios niveles de dificultad, ofreciendo así retos al alcance de todos los jugadores, de forma que los más experimentados pueden enfrentarse a los más difíciles. Sin lugar a dudas lo más interesante de este modo es su multijugador local, ya que nos permite vivir la experiencia en compañía de otro jugador en la misma consola o bien hacerlo contra él.

Cabe destacar que tenemos una serie de desafíos temporales e hitos que se dividen en todo tipo de objetivos, desde retos para el modo campaña o el arcade, hasta realizar acciones con las diferentes clases, héroes o cazas en el multijugador. Completar estos desafíos e hitos nos otorgan a su vez diferentes recompensas, así como una razón más para jugar a diario e indagar con aquellas clases o modos de juego que menos conocemos.

Sin lugar a dudas uno de los puntos fuertes del título es su puesta en escena y es que cualquier videojuego de Star Wars ya tiene de por sí bastante terreno allanado. A nivel gráfico nos encontramos con un título realmente bonito y espectacular, y la música o los efectos de sonido tampoco se quedan atrás. Toda una delicia para cualquier fan de Star Wars. Los mapas por su parte también cuentan con un gran trabajo detrás y ante todo nos encontramos con una gran noticia en referencia a los mismos, ya que todo el contenido adicional, entre los que se incluyen los futuros escenarios, serán completamente gratuitos, ya que no habrá ningún tipo de DLC o Pase de temporada.

Jugabilidad: Las bases del primer Battlefront siguen presentes en esta nueva entrega y junto a ellas llegan algunos pequeños cambios que sientan realmente bien a la experiencia. Es imposible que un fan de Star Wars no se divierta jugando.

Gráficos: A nivel artístico el juego es toda una delicia. Es cierto que durante las partidas del multijugador nos hemos topado con algunos fallos en texturas que no cargan, pero quitando esos errores puntuales el resto es espectáculo puro y duro. La representación de los héroes también es más que destacable.

Sonido: Jugar con auriculares debería ser obligatorio para poder disfrutar al máximo de la experiencia. Tanto los efectos especiales como la banda sonora nos hacen pensar que estamos ante una película de Star Wars.

Historia: La ausencia del modo campaña era una de las grandes pegas que muchos jugadores encontraron en la primera entrega y esta segunda parte ha subsanado tal ausencia. Se echa de menos una historia algo más profunda o menos lineal, pero en términos generales ofrece un nivel aceptable.

Conclusión: Es irremediable pensar en toda la polémica de los micropagos, el sistema de progresión y las cajas de loot a la hora de adquirir el juego o no, pero la experiencia ofrecida en el juego es realmente satisfactoria. Su multijugador es realmente divertido y a niveles artísticos nos encontramos con un juego de película, nunca mejor dicho. Si eres fan de Star Wars lo disfrutarás desde el primer minuto.

Publicaciones relacionadas

Cerrar