Que la Fuerza te acompañe

5956

El universo clásico de la serie Star Wars continúa expandiéndose en nuestras consolas. En esta ocasión lo hace con una secuela de acción que sigue los pasos de la primera parte.

En esta secuela somos de nuevo Starkiller, el personaje que ya conocimos en el juego original. Como sucedía en la primera parte, este volverá a revelarse contra el Imperio, convirtiéndose en un dolor de cabeza para Darth Vader y compañía. Todo partiendo de una historia muy peliculera y narrada a partir de un alto número de escenas cinemáticas.

Fuerza en estado puro

Star Wars: El Poder de la Fuerza II es un juego completamente continuista. Es decir, que su jugabilidad es semejante a la del juego que lo precede. Esto se traduce en una aventura de acción en tercera persona en la que tenemos que avanzar por diferentes niveles, derrotando a todo tipo de enemigos, resolviendo sencillos puzles y superando algún que otro momento de plataformas.

La esencia del título, los combates, siguen basándose en una sucesión de combinaciones de golpes tradicionales que se mezclan con los típicos poderes de un caballero Jedi. ¿Qué significa esto? Pues como todos los aficionados a Star Wars sabrán, que podemos utilizar tanto sables láser como la propia Fuerza para derrotar a todos los enemigos. Esta última habilidad permite que movamos el mobiliario que encontramos por los escenarios, empujemos desde lejos a los rivales, desviemos sus ataques y cosas por el estilo. Incluso somos capaces de hacer que se ataquen entre ellos. Vamos, que Yoda estaría muy orgulloso de todos nuestros truquitos.

Además, el juego incluye también un cierto componente rolero. De esta forma, a medida que visitamos distintos niveles, tenemos que ir reuniendo una serie de ítems que, después, nos permiten aumentar nuestras habilidades y contar con nuevos sables más poderosos.

Por otro lado, y como novedad dentro de la serie, los programadores también han incluido un nuevo poder, que nos permite entrar en un estado especial denominado “de furia” y destruir a los enemigos con mucha facilidad. Eso sí, su uso se limita a cuando logremos reunir una determinada cantidad de energía.

Gráficamente, estamos ante otra aventura muy sólida, con personajes, enemigos y escenarios que recuerdan en gran medida a los aparecidos en las películas originales de Star Wars. Todo salpicado de constantes efectos, como lluvia, explosiones, rayos, etc. que aumentan la espectacularidad del desarrollo. Lo único realmente criticable de la aventura es su duración, que apenas ronda las seis horas, y su falta de opciones extras. Eso y que el juego resulta en todo momento bastante sencillo y lineal, por lo que no le habría venido nada mal algo más de complejidad.

Publicaciones relacionadas

Cerrar