Acción más allá de las estrellas

El novel estudio americano White Moon Dreams debuta con este videojuego de acción espacial y multijugador cien por cien enfocado a la realidad virtual. StarBlood Arena es uno de los primeros grandes lanzamientos exclusivos para PlayStation VR de lo que llevamos de año, por lo que merece una atención especial. Lee nuestro análisis para saber qué te encontrarás en él.

14422

La realidad virtual de PlayStation ya había coqueteado, con más o menos acierto, con la acción espacial. El minijuego Odisea Scavenger, de PlayStation VR Worlds, nos mostró qué podía hacer la tecnología, mientras que EVE Valkyrie lo llevó un paso más allá. Ahora la mencionada temática regresa a PlayStation VR de la mano de los californianos de White Moon Dreams, que debutan con una propuesta de realidad virtual.

Su nombre es StarBlood Arena y nos propone una experiencia de acción a bordo de naves espaciales en la que el multijugador lo es absolutamente todo y la vertiente individual queda reducida a un segundo plano. Toda la propuesta del estudio está enmarcada en una especie de competición televisiva y acompañada por dos deslenguados presentadores que solo quieren explosiones para que aumente la audiencia.

Lo cierto es que este apartado de show televisivo no funciona tan bien como se esperaría por culpa de un guion algo pobre, pero se agradece que el videojuego haya sido completamente doblado a nuestro idioma y, además, con voces de mucho nivel y reputación. Pero vamos a lo realmente importante: el propio videojuego en sí. Todo comienza, como es habitual en estos casos, con un tutorial que nos enseña los controles básicos del título.

Lo que llama la atención en primera instancia es un sistema de movimiento algo confuso pero al que le acabaremos cogiendo el punto. Y es que tenemos controles diferentes para movernos vertical y horizontalmente, pero también para girar sobre nuestro propio eje o incluso alinear la nave con el horizonte. Todo resulta complejo, pero tras un par de partidas nos habremos hecho perfectamente a los movimientos.

Después llega el turno de la acción, en la que podemos alternar entre un arma principal y secundaria y también hacer uso de unos misiles guiados que funcionarán solo cuando hayamos fijado al objetivo, unas minas que servirán para destruir a alguien que nos esté persiguiendo y un arma poderosa y especial que se desbloqueará cuando hayamos infligido y recibido la suficiente cantidad de daño a los enemigos.

Cabe señalar que la plena libertad de movimiento que permite StarBlood Arena es tremendamente satisfactoria, pero también propensa a provocar mareos en el usuario. En nuestro caso personal sí hemos sentido sensación de agotamiento tras un periodo prolongado de juego, pero las sensaciones con cada obra son tan dispares y subjetivas dependiendo del individuo que no podemos generalizar en ningún caso.

Para aumentar la variedad en StarBlood Arena contamos con diversos personajes jugables, cada uno con sus propias habilidades. Pero por si fuera poco también podremos personalizar el aspecto de nuestro personaje e implementar mods a nuestra nave para marcar la diferencia en el combate. Necesitaremos, eso sí, ir desbloqueando ítems para que la personalización se convierta en algo verdaderamente profundo.

Si algo se le puede achacar al título de White Moon Dreams es el escaso contenido para un solo jugador, pues encontraremos unas pocas misiones contra bots controlados por la IA, pero todas ellas muy poco inspiradas. Donde está la verdadera chicha del videojuego es en el multijugador al uso. Por un lado tenemos las arenas competitivas en las que nos uniremos a partidas de hasta ocho jugadores en un clásico duelo a muerte por equipos. La acción, además, se desarrolla en doce arenas diferentes. Un número nada desdeñable, si bien la variedad y el tamaño no son su fuerte.

Sin embargo, quizá la opción de juego más interesante de StarBlood Arena sean las partidas privadas para hasta cuatro amigos nuestros. Si logramos reunir un grupo de colegas que tengan PlayStation VR y el juego podremos disfrutar de unas partidas incluso más disfrutables. Se trata, además, de una opción viable de futuro si la comunidad deja de apoyar la propuesta de White Moon Dreams.

Aunque la inmersión en el universo ficticio de StarBlood Arena funciona de forma correcta lo cierto es que echamos de menos una sensación de emoción mayor, algo que sí encontrábamos en títulos como el mencionado EVE Valkyrie. Al juego le falta potencia de sonido y efectos visuales para ser más espectacular y poder igualar a otras propuestas multijugador de PlayStation VR como Rigs: Mechanized Combat League.

Joel Castillo

Jugabilidad: Los confusos movimientos de la nave son superados tras unos minutos de juego, de modo que StarBlood Arena se convierte en una experiencia de lo más satisfactoria y divertida. La propuesta gana en interés y disfrute si logramos reunirnos con unos amigos para unirnos a partidas privadas en las que juguemos de forma conjunta.

Gráficos: La inmersión en el entorno espacial que propone StarBlood Arena, pero un apartado técnico justo y una espectacularidad poco conseguida lastran algo al título. Personalmente hemos sentido mareo tras sesiones de juego prolongadas, pero estas sensaciones son muy subjetivas y diferentes para cada individuo.

Sonido: Los sonidos de disparos y durante las partidas multijugador están muy conseguidos, pero la música no parece encajar demasiado con la propuesta. El juego cuenta con un estupendo doblaje al castellano y con voces de mucho nivel.

Duración: La vertiente individual, muy secundaria, puede ser despachada en escasos minutos, pero la verdadera enjundia de StarBlood Arena está en el multijugador competitivo. La duración del videojuego de White Moon Dreams será tan extensa como sea capaz de engancharte a su propuesta online, pues es virtualmente infinito.

Conclusión: StarBlood Arena no va a ser una revolución dentro del catálogo exclusivo de PlayStation VR, pero sí es una alternativa muy adecuada para los amantes de la acción multijugador y la temática espacial. La sensación de inmersión está bien recreada y el título cuenta con el suficiente contenido y variedad de personajes y armamento como para resultar entretenido durante muchas horas.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
PlayStation VR Worlds

El título cuenta con una breve modalidad para un jugador.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar