Análisis de Stardew Valley – El placer de lo rural

Si lo tuyo es la gestión de recursos y la estrategia en tiempo real muy probable no solo conozcas Harvest Moon, sino que tal vez sea uno de tus videojuegos de referencia dentro del mencionado género. Stardew Valley nació con el objetivo de modernizar esta clásica propuesta, pero pronto se ganó el corazón de miles de usuarios a lo largo y ancho del mundo y consiguió situarse como una obra imprescindible en el género.

En Stardew Valley encarnamos a un joven que acaba de heredar la vieja granja del abuelo. Una granja por llamarla de algún modo, pues lo que nos encontraremos es un terreno hecho polvo y sin casi nada sobre él. Nuestra misión es dedicarle horas y horas para convertir el lugar nuevamente en uno en el que todo el mundo quiera estar y trabajar. Para ello podremos hacer absolutamente de todo lo que se nos ocurra.

Como decíamos anteriormente, Stardew Valley se lanzó originalmente hace ya casi un año y medio en PC, mientras que hace más de medio año que se encuentra en PlayStation 4 y Xbox One. Recientemente ha visto la luz la versión física de la obra y ahora lo hemos probado en profundidad para acercarte todos los detalles que necesitas saber antes de que decidas si este título de gestión de recursos es lo que estás buscando.

Lo más curioso de Stardew Valley es que lo que debemos hacer en él es trabajar una granja. Lo que podría parecer una tarea rutinaria y aburrida ConcernedApe lo convierte en un vicio que no puedes dejar de jugar. Quieres que todo mejore y para ello necesitas seguir haciendo cosas. No se te obliga a hacer ciertas cosas para empezar, sino que es el propio jugador el que decide qué quiere hacer y cuándo quiere hacerlo.

Stardew Valley no solo es un videojuego de gestión de recursos. No estás obligado a pasar todos los días repitiendo una misma tarea como plantar semillas o recoger la cosecha, sino que puedes optar por realizar acciones completamente distintas y más alejadas de los quehaceres cotidianos de una granja, como puede ser pasar una mañana pescando en un río cercano o acercándote a poblaciones colindantes para entablar amistad con otros lugareños, con los que, a la postre, incluso te puedes casar.

Mientras algunos videojuegos del género te instan a repetir mecánicamente unas acciones para que todo prospere y te acaban cansando, Stardew Valley te permite tomarte descansos de las tareas más puramente laboriosas y dedicarlas a invertir el tiempo libre en mil y una acciones, por lo que siempre queremos continuar y seguir descubriendo qué hay en su interior. Lo cierto es que el título es prácticamente infinito.

Una de las cosas que mejora hacer Stardew Valley es no dejar nunca de presentarnos nuevas mecánicas de juego sin que resultemos abrumados y no sepamos ni por dónde empezar. Un buen ejemplo se encuentra en el sutil cambio de estaciones, en el que deberemos rotar los cultivos y realizar todo tipo de tareas diferentes. Pese a que pueda parecer complejo, todo sucede de forma tan natural que nos encantará incluso que cambie la estación, pues también ocurrirán cosas diferentes dentro del juego.

Como decíamos, las tareas rutinarias como plantar o talar no son las únicas, ni por asomo, que debemos llevar a cabo. En Stardew Valley tenemos una granja en nuestro poder, de modo que los animales también juegan un papel fundamental. Debemos cuidarlos, alimentarlos y mantenerlos a salvo, pero también debemos hacer alimentos que nos sirvan para subsistir o que nos sirvan para comerciar con otros lugareños.

De hecho, si buscas algo de acción también la encontrarás en este título. Si te adentras en oscuras minas hallarás monstruos y criaturas dispuestas a ponerte las cosas difíciles. Si te atreves a seguir hacia dentro y derrotas a todo lo que allí haya te llevarás las mejores materias primas que te servirán para seguir mejorando tu granja. Todo en Stardee Valley tiene una utilidad y sirve para seguir mejorando nuestro hogar.

Cada personaje del poblado, por su parte, tiene sus horarios, sus gustos y sus costumbres, de modo que conocerlas es importante para saber cómo movernos o cómo relacionarnos con cada uno de ellos. Y es que entre ellos encontraremos algunos muy útiles y que nos pueden prestar sus servicios, como carpinteros, herreros y otras muchas profesiones. Todos ellos tienen algo que aportar a nuestra granja familiar.

Al contrario de lo que pueda parecer Stardew Valley también hace un esfuerzo narrativo, pues de vez en cuando se nos pide posicionarnos de un modo u otro en los conflictos que van surgiendo en la granja y en la aldea cercana. Según nuestra decisión los acontecimientos se desarrollarán de una forma u otra, lo que lo hace más interesante y por, si fuera poco, dota al videojuego de una rejugabilidad increíblemente grande.

Joel Castillo

Jugabilidad: Es el apartado que más destaca en Stardew Valley, pues podemos hacer todo lo que se nos ocurra. Hablamos de plantar y cultivar, cuidar animales, cocinar, hacer artesanía, relacionarnos con gente del pueblo, pedir matrimonio a alguien (ya sea hombre o mujer), mejorar nuestra granja, tomar decisiones que afecten al curso de la historia e incluso enfrentarnos a monstruos ocultos en oscuras cuevas.

Gráficos: Stardew Valley hace gala de un apartado estético de corte clásico muy cuidado y trabajado. No es lo mejor de todo, pues el diseño de su mundo es absolutamente excepcional, a lo que también hay que añadir un diseño de personajes muy atractivo que siempre nos mantiene en vilo tratando de descubrir más cosas.

Sonido: Musicalmente el videojuego funciona a las mil maravillas, al igual que en los efectos de sonido que nos acompañan a lo largo y ancho de la aventura. Tal vez el único defecto del título originalmente era que solo tenía textos en inglés, pero incluso eso ya ha sido corregido y ahora ya gozamos de textos en nuestro idioma para enterarnos de todo.

Duración: Lo mejor de los videojuegos de este estilo es que te pueden durar todo lo que consigan engancharte y divertirte. Si el título cumple su función y lo consigue tendrás Stardew Valley para todas las horas que desees. Efectivamente, estamos hablando de un videojuego infinito. El tiempo que le quieras dedicar ya es cosa tuya.

Conclusión: Si eres un fan del género de la gestión de recursos y la estrategia en tiempo real Stardew Valley es una compra sencillamente obligatoria. Si nunca (o casi nunca) has probado algo de este estilo, probablemente el videojuego de ConcernedApe sea el mejor para adentrarte en el género. Es accesible, pero al mismo tiempo está repleto de opciones, posibilidades y cosas que hacer. No te lo pienses un solo segundo y dale una oportunidad, pues el juego es económico y destaca en absolutamente todos los apartados.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Harvest Moon Don't Starve

Te puedes casar con personas

del mismo sexo.

Cerrar