Aventura alpina

Ubisoft Annecy presenta una llamativa propuesta online en la que el usuario será partícipe de hasta cuatro deportes de invierno en los que el riesgo será un aspecto inherente. Esquí, snowboard, parapente y wingsuit son los alicientes de Steep para atraer tanto a los seguidores de estas modalidades extremas como a cualquier jugador que quiera experimentar la sensación de descender los mismísimos Alpes suizos.

14099

Los deportes extremos de invierno llegan a Xbox One, PlayStation 4 y PC con Steep, una propuesta con la que Ubisoft sorprendió durante el pasado E3, en el que dio a conocer el desarrollo de esta nueva IP que los amantes de este tipo de modalidades deportivas estaban esperando con los brazos abiertos. Lamentablemente, el título también ha sufrido reveses durante su realización, en la que pereció la esquiadora Matilda Rapaport mientras trabajaba en las capturas de movimiento para el juego.

Finalmente, el título ha llegado a buen puerto y ya se encuentra disponible en las plataformas mencionadas para que los usuarios puedan ser partícipes de hasta cuatro disciplinas, esquí, snowboard, parapente y wingsuit, que podrán vivir tanto en solitario como con otros jugadores a través de una vertiente online integrada en cualquier fase del juego. Sin más dilación te dejamos con nuestra impresiones de Steep, que hemos disfrutado en la consola de actual generación de Microsoft.

Tras completar el extenso tutorial, en el que el usuario aprenderá a defenderse en cada una de las disciplinas deportivas disponibles en el título, Steep desbloqueará el mundo abierto representado en el imponente sistema montañoso que es Los Alpes. Se trata de un gigantesco escenario compuesto por interminables laderas, lagos helados e incluso zonas boscosas que será mejor esquivar cuando el jugador finalice el descenso en cualquiera de los deportes de invierno disponibles en esta interesante propuesta de Ubisoft Annecy.

De este modo, el juego brinda hasta cuatro modalidades deportivas con las que descender cualquier montaña del modo más eficiente posible, tanto a ras de suelo como por el aire. Para acceder a cada una de las pruebas, dedicadas al esquí, snowboard, parapente y wingsuit, será necesario explorar el nevado escenario, que podrá inspeccionarse tanto desde la lejanía como a través de los prismáticos del protagonista. Cuando enfoquemos al lugar indicado, el desafío correspondiente se descubrirá y quedará listado en el Mapa de Montaña del jugador para poder acceder en cualquier momento.

La primera de las modalidades deportivas, que como el resto podrá superarse con medalla de bronce, plata u oro en cada una de sus pruebas, es el esquí, muy similar en jugabilidad a otra de las opciones, el snowboarding. En cualquiera de ellas, el objetivo será descender por la ladera buscando la mejor vía y esquivando cualquier obstáculo, aunque también depondremos de la posibilidad de realizar acrobacias con las que incrementar la puntuación. Para ello, será posible agacharse para luego saltar y así llevar a cabo los movimientos más espectaculares.

Sin embargo, resulta aún más llamativo el uso del wingsuit o traje volador, con el que el personaje se equipará para descender mientras planea sobrevolando la montaña. Su control resulta bastante intuitivo y, además, tendremos la posibilidad de realizar movimientos bruscos a izquierda y derecha que permitirán esquivar cualquier estorbo con el que nos topemos de forma repentina. Más complejo será el manejo de la última disciplina, con la que también podremos surcar los cielos.

Se trata, como recordarás, del parapente, de uso tan llamativo como dificultoso en algunos tramos. Aunque el control será prácticamente exacto que el del traje anterior, en esta vertiente deportiva tendrán especial influencia las corrientes de aire, capaces de alterar la ruta en cuestión de un instante. Lo más preocupante es que, excepto cuando el jugador se encuentre junto a la montaña, el fenómeno será imposible de prever. Por tanto, si nos encontramos realizando una maniobra delicada, el riesgo podrá incrementarse de un momento a otro y, en ocasiones, acabar con el reto en cuestión.

En cualquiera de las dos modalidades aéreas, resultará tan importante la fase de vuelo como la de aterrizaje. Si el jugador se encuentra equipado con el parapente deberá buscar una zona abierta en la que poder reducir la velocidad y llegar al suelo del mejor modo posible. En caso de vestir el wingsuit, deberá tener en cuenta la altitud antes de desplegar el paracaídas, el único modo de aterrizar con garantías tras el complejo descenso con el traje volador.

No obstante, es tan importante alcanzar este punto como el lugar de inicio de las pruebas. Aunque normalmente podremos llegar directamente a través de los marcadores del mapa, en algunas ocasiones intuiremos una zona de descenso que quizás no logremos señalar correctamente o, simplemente, un lugar del que nos apetezca saltar pese a no estar programado oficialmente. Para ello, el usuario podrá hacer uso de los tickets de helicóptero, una opción que le trasladará inmediatamente al lugar deseado pese a lo inalcanzable que parezca.

Tanto durante los desafíos de descenso como en las travesías que el jugador quiera realizar por el escenario podremos utilizar la vista por defecto, en tercera persona, o la cámara el primera persona, que nos invitará a vivir el juego desde la perspectiva del protagonista. Sin embargo, la falta de movilidad de esta segunda opción convertirá en una opción mucho más recomendable la primera de ellas, que permitirá ver tanto lo que tenemos delante como alrededor.

Pese a ello, la vista en primera persona resultará especialmente vistosa durante los descensos aéreos, pues permitirá que observemos el paraje nevado que tenemos al frente desde una perspectiva única. Lamentablemente, reiteramos, el impedimento que supone no poder girarse lo más mínimo dificultará notablemente una posibilidad que habría resultado muy llamativa si hubiera estado bien implementada. En cualquier caso, haciendo uso de ambas cámaras obtendremos las misma bonificaciones al finalizar las pruebas.

La más importante atañe al nivel de reputación del protagonista, que irá progresando de nivel y desbloqueando nuevos retos conforma vaya superando los desafíos disponibles. Si logra hacerlo con buenas puntuaciones, además, alcanzará más puntos de experiencia que conseguirán atraer a patrocinadores con los que inscribirse en nuevas pruebas. Se trata de un círculo vicioso que, no en vano, trata de aumentar el interés del usuario por seguir desafiándose a sí mismo.

Asimismo, el jugador será recompensado con nuevas elementos para personalizar la vestimenta del personaje, que podrá modificar su casco, chaqueta, botas, pantalones, paracaídas, traje volador, guantes y otros utensilios con algunos llamativos colores que le impedirán camuflarse en el escenario nevado. No obstante, también podrán obtenerse disfraces de cuerpo entero como ciervos, jirafas o cabras que convertirán la prueba más sencilla en un auténtico divertimento para todos los jugadores implicados.

Y es que Steep cuanta también con una gran presencia multijugador. De hecho, no es posible jugar sin estar conectado de manera permanente a sus servidores, pues la interacción con el resto de usuarios resulta primordial en este caso. Al menos, esa ha sido la intención de Ubisoft, que con esta forma de juego ha intentado motivar los piques y duelos entre los usuarios, que incluso podrán agruparse para competir como un mismo equipo y escalar puestos en la clasificación general.

Tanto es así que, cuando formemos parte de una agrupación, podremos completar cualquier prueba de forma individual y, si el resultado ha sido positivo, publicar el desafío para que pase a formar parte del haber del resto de compañeros de equipo. Pese a lo relevante de esta modalidad de juego, el usuario también contará con las misiones de "Las Historias de la Montaña”, que le conducirán por una especie de modo historia que profundizará en los vínculos de los deportistas con la montaña a través de un hilo narrativo cercano a lo documental.

En lo referente al apartado gráfico, es necesario señalar que no estamos ante una propuesta en absoluto llamativa en este aspecto. No obstante, y aunque lejos del resultado de otros títulos pertenecientes a la actual generación de consolas, Steep luce visualmente gracias a una cuidada iluminación que logra enriquecer cualquier parte de este grandioso sistema montañoso. Lamentablemente, en algunas fases exigentes del título se evidencian caídas de los frames por segundo y, en ocasiones, de clipping.

Respecto al aspecto sonoro no podemos sino alabar el empeño por traducir no solo la interfaz sino todos y casa uno de los diálogos. Pese a tratarse de una propuesta menor en el catálogo de Ubisoft, el estudio se ha tomado la molestia de incorporar un perfecto doblaje al castellano que logrará atraer algunos indecisos y, sobre todo, a cualquier amante de los deportes de invierno o, simplemente, de la aventura.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Las diferentes modalidades deportivas requieren del uso de diferentes mecánicas, bastante similares entre las dos vertientes terrestres y las dos aéreas. Sin embargo, las diferentes superficies no parecen influir sobremanera en la jugabilidad, un aspecto en el que se debería haber incidido en mayor medida para dotar a este título arcade de más realismo.

GRÁFICOS: No estamos ante uno de los apartados visuales más destacados de la actual generación de consolas, sobre todo, si lo comparamos con algunas de las últimas propuestas que hemos podido jugar tanto en PlayStation 4 como en Xbox One. El trabajo de iluminación, sin embargo, consigue destacar el extraordinario trabajo de recreación de un sistema montañoso real.

SONIDO: El título se presenta completamente traducido al castellano, tanto en lo referente a la interfaz como a los diálogos, que han sido perfectamente doblados. Sin duda, un aspecto a tener en consideración dado el carácter secundario del videojuego respecto a otras propuestas de la compañía.

DURACIÓN: Pese a no incluir una trama narrativa como tal, el juego incluye suficientes modalidades, tanto individuales como multijugador, para mantener el interés del usuario a medio o largo plazo. Las recompensas, además, pueden motivar la implicación del jugador, que tratará de superarse hasta alcanzar todos los objetivos.

CONCLUSIÓN: Steep resulta entretenido y lo suficientemente variado para mantener la atención de un usuario que podrá competir tanto individualmente como, a través de una siempre presente vertiente online, con su propio equipo a través de las opciones multijugador. El apartado gráfico no resulta especialmente vistoso, aunque la minuciosa recreación de los Alpes y una acertada iluminación conseguirán atraer a los aficionados a los deportes de invierno, que podrán disfrutar de cuatro espectaculares modalidades deportivas.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Eagle Flight
Assassin's Creed: The Ezio Collection

Una esquiadora falleció durante la captura de movimientos del juego.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar