El ninja del futuro

9945

Hubo un tiempo, el que algunos lo catalogan como la época dorada de los videojuegos, donde muchos chavales se agolpaban en los salones recreativos o alrededor de sus consolas para disfrutar de los títulos más recientes, muchos de los cuales han acabado convirtiéndose en auténticos juegos de culto. Este es el caso de Strider, un juego que vio la luz allá en 1989 de la mano de Capcom, que en aquellos años convertía en oro todo lo que tocaba, y que durante su tiempo de vida cosechó miles de alabanzas. Aún así, el tiempo no ha tratado muy bien a Strider, que contó con una malograda secuela, tras la que vino un nuevo resurgir en los años de Playstation. Desde entonces, sus fans incondicionales se han tenido que contentar con ver a su protagonista en cameos de otros juegos de la compañía nipona, como en Marvel vs Capcom 3, su última aparición.

Casi quince años después, nos vuelve a llegar una nueva entrega de Strider, disponible para PC, Playstation 3, Xbox 360, Xbox One y Playstation 4, siendo esta ultima la versión analizada, que abandona los números cardinales en su nombre y se autodefine como un reboot de la franquicia, adaptándola a mecánicas y estándares más actuales. Aunque esta vez Capcom se limitaba a ser la distribuidora del juego, su estudio en Osaka ha colaborado en su desarrollo, cuyo peso han llevado los australianos Double Helix, recientemente conocidos por ser los encargados del resucitar otra saga que había caído en el olvido, Killer Insctinct.

El nuevo Strider nos lleva a un futuro alternativo y distópico en el que el planeta tierra está totalmente dominada por la opresora mano del Gran Maestro Meio, no en vano el juego fecha nuestra aventura en el año 0048 de la llamada era de Meio, un soberano del que se cree que es un ser omnipotente. Para hacerle frente, los Striders, una hermandad de ninjas secreta, mandan al miembro más joven en obtener el rango A Especial de su exigente programa, con el firme objetivo de acabar con Meio de una vez por todas, y de paso con su reinado de terror. Así pues, Hriyu aterriza en Kazakh City, donde se encuentra el cuartel general del Gran Maestro y centro neurálgico de su gobierno, dispuesto a enfrentarse a lo que haga falta para cumplir su misión, la cual a priori se antoja imposible.

Recuperando el estilo de recreativa que hizo grande a su primera entrega, Strider es un juego puramente arcade de acción y plataformas en scroll lateral, donde recorreremos la gran Kazakh City, dividida en nueve zonas de gran extensión separadas por mil y un pasillos, pasadizos, y puertas que iremos desbloqueando a medida que avancemos en el juego. Al movernos en un universo ambientado en el futuro los escenarios están recreados con un estilo futurista, encontrándonos diferentes ambientes, dependiendo la zona que estemos recorriendo, como un avanzado laboratorio, los suburbios ,las cloacas e incluso una cárcel. Todas estas zonas están aderezadas además con un estilo que nos puede recordar al que usaba en las construcciones de la antigua Unión Soviética, haciéndonos pensar que el juego está ambientado en una de sus ciudades, sólo que en otra época, algo que también pasaba en el título original.

Desde el momento en el que tomamos el control de Hiryu por primera vez y avanzamos derrotando los primeros enemigos, puede darnos la sensación de que estamos ante un juego lineal, pero nada más lejos de la realidad. Pasada esa primera toma de contacto nos encontramos con un desarrollo que se puede definir como "metroidvania", donde seremos libres para recorrer el inmenso y laberíntico mapeado a nuestro gusto, pudiendo explorar cada rincón. El trabajo realizado por Double Helix en este apartado es digno de alabar, ya que el diseño de Kazakh City es soberbio, donde cada plataforma está puesta a propósito para que nos movamos por ellas usando todas las habilidades disponibles de las que Hiryu hace gala, como buen ninja que es. 

Durante nuestra partida, veremos un indicador en la pantalla que nos marca la zona a la que tendremos que ir para continuar la misión que estemos llevando a cabo en ese momento, pero olvidarnos de ello y explorar todas las zonas accesibles tiene premio. En los rincones más escondidos de todo el territorio, muchas veces encontraremos un coleccionable, que al cogerlo desbloqueará imágenes en la galería de arte, nuevos trajes para Hiryu conmemorando a los Striders caídos, mejoras para nuestras habilidades, nuevos modos de juego, o diferentes pantallas para estos.

Gráficamente es una delicia, si bien es verdad que las texturas de los escenarios son un tanto planas, y no cuenta con un apartado técnico excesivamente alto, el diseño de Hiryu y el de los enemigos están muy bien realizados, recuperándolos de las anteriores entregas, así como los escenarios, y algunos efectos que están realizados con cel-shading, luciendo todo a 1080p. En muchas ocasiones la cantidad de efectos en pantalla es muy alto, debido a los ataques de multitud de enemigos, pero no hay caídas del framerate y todo se ve con una suavidad y fluidez asombrosa, punto realmente importante en un juego de estas características, ya que corre a 60fps.

Para poder acabar con el Gran Maestro Meio, Hiryu contará con multitud de habilidades gracias al entrenamiento que recibió por parte de los Strider, como pueden ser su gran velocidad y flexibilidad, pero además tiene un gancho que le permite adherirse a cualquier superficie y escalar por ella, pudiéndonos mover por paredes y techos en casi cualquier zona del juego, y su arma principal, el Cypher, una suerte de espada de plasma que le permite cortar casi cualquier cosa. Habrá cuatro formas de ésta: el reflector, que puede desviar los proyectiles que nos disparen los enemigos, el explosivo, que imbuye en la espada el poder del fuego que va quemando a nuestros adversarios, el frio, que los congela y el magnético, que con cada movimiento crean una onda que persigue objetivos móviles. No tendremos ninguno disponible desde el principio del juego, y los iremos desbloqueando en algunos puntos clave de la historia, dándonos la posibilidad de acceder a zonas anteriormente bloqueadas que abriremos gracias a este nuevo poder.

Para poder atacar a los enemigos a distancia, también podremos lanzar kunais, un arma arrojadiza inherente a los ninjas, cuyo poder también cambiará según el tipo de Cypher que estemos usando en ese momento y que igualmente nos servirán para abrir puertas. Otro elemento que vuelve del pasado para ayudar a Hiryu en su objetivo son los Options, que se asociarán mayoritariamente a animales, como el Option B, que tiene forma de pantera y nos servirá para movernos entre diferentes puntos del mapa, así como el Option C, un águila que usaremos también para atacar a nuestros oponentes, mientras que el Option A, nos hará de escudo y servirá para activar determinados mecanismos que abrirán las puertas que nos permitirán seguir avanzando.

Durante nuestra aventura nos encontraremos multitud de enemigos que querrán pararnos los pies, pero nosotros les haremos frente a espadazo limpio. A medida que vayamos progresando en el juego, los enemigos a los que deberemos derrotar serán más duros y numerosos, teniendo que usar toda nuestra habilidad para no morir en el intento. En nuestro camino se cruzarán soldados robots con o sin escudo, torretas de defensa voladoras, gorilas mecánicos, o bichos que son capaces de andar por los techos. En ocasiones veremos que para derrotar a algún tipo de enemigo en especial, necesitaremos alguna de nuestras mejoras más recientes para hacerlo, por ejemplo, los soldados que llevan un escudo naranja solo son débiles si usamos el Cypher explosivo. La mayoría de ellos se han trasladado acertadamente desde las anteriores entregas de Strider, como guiño a los fans de la saga, como los jefes finales, que son, de lejos, los enemigos más difíciles de batir, en los que en unas batallas frenéticas y espectaculares deberemos de aprender todos sus movimientos para anticiparnos a ellos y poder atacarles. 

Metiéndonos de lleno en el apartado sonoro, cabe decir que la banda sonora está muy bien realizada, no encontraremos temas que nos pongan los pelos de punta, pero sí que acompañan correctamente con la ambientación del juego, encontrándonos algunas remasterizaciones de los temas del primer título pasados por el filtro de la música electrónica. Los efectos de sonido también gozan de un buen nivel, así como su doblaje, en inglés, pero con subtítulos en español. En este punto choca un poco que cuando los personajes hablan, estos no mueven la boca, algo que desentona un poco con el nivel conseguido en el juego, y otros juegos actuales.

Una vez que completemos el modo historia, lo cual nos llevará alrededor de siete horas, y si hemos explorado lo suficiente para haberlos desbloqueado, tendremos disponibles dos modos de juego adicionales, que son el de "La Carrera de balizas" o el de "Supervivencia". En el primero de ellos deberemos movernos por un escenario lo más rápido posible pasando por los checkpoints que se nos marcan, y al final de la carrera se nos puntuará con el rango S, A, B, C o D, dependiendo de cómo lo hayamos hecho. En cambio, en el modo Supervivencia, nuestro objetivo será derrotar a todos los enemigos de la fase sin morir, pero para conseguir las puntuaciones más altas tendremos que hacerlo perdiendo la menor cantidad posible de salud. Con las puntuaciones obtenidas en ambos modos entraremos en una clasificación online, viendo los tiempos de nuestros amigos o el de otros jugadores del mundo, animándonos a batir sus records e intentando todos los niveles hasta conseguir un manejo perfecto que nos permita entrar en los puestos más altos.

Álvaro Moral Arce

———————————————-

Valoración final

Jugabilidad: Strider es un juego de acción muy old-school, y como tal recupera las mecánicas de antes pero adaptadas ahora, esto resulta en un juego rápido, lleno de acción, y que es exigente en muchas ocasiones, sobre todo en los niveles de dificultad más altos. El control responde a la perfección y es fácil de dominar, lamentablemente no nos permite manejar a Hiryu con la cruceta del mando, por lo que a veces el stick resulta un tanto impreciso.

Gráficos: Para ser un juego descargable, cuenta con un apartado técnico bastante bueno, aunque no lo contaremos como un gran referente de la consola en este aspecto, con unos escenarios algo simples pero bien recreados, unos diseños futuristas muy acertados y unos efectos de luz y partículas asombrosos a veces. Que todo lo que vemos en pantalla tenga una resolución de 1080p y a 60fps hace que sume bastantes puntos.

Sonido: La banda sonora está compuesta por temas electrónicos que acompañan muy bien al juego, con melodías más rápidas para cuando la acción es predominante. Los efectos de sonido son más que correctos y no nos desubican para nada dentro del juego. Aunque Strider no tiene unos diálogos muy elaborados, cuando los personajes cruzan algunas palabras lo hacen en perfecto inglés, pero podremos seguirles fácilmente con los subtítulos en español.

Duración: Normalmente los juegos de acción no destacan por ser muy largos, en cambio Strider puede durar unas seis o siete horas, algunas más gracias a la exploración, sobre todo si nos paramos a buscar cada una de las mejoras que están repartidas por todo Kazakh City. Los modos de juego adicionales alargan la vida del título considerablemente, al menos, si tenemos amigos con los que competir por ser el mejor.

Conclusión

Los aficionados de la saga Strider miraban con recelo este nuevo título de la serie, porque la actualización de las mecánicas de las que gozaban las anteriores entregas podían no sentarle bien, y encontrarse con un juego que no cumpliese con el nivel de calidad esperado. Afortunadamente, Strider sale airoso con un juego que contentará tanto a los nuevos jugadores que se acerquen a él, como a los más veteranos, con una jugabilidad rápida, frenética y desafiante en unos entornos donde el diseño de los niveles nos obliga a usar todas nuestras habilidades para seguir avanzando. Aunque se echa de menos poder jugar con la cruceta, el control es bastante bueno, así como su nivel técnico, donde la fluidez salta a la vista. Aunque sea un juego descargable, Strider, lo tiene todo para hacernos disfrutar y celebrar la vuelta del ninja que todos estábamos esperando.

————————————————————————

No te quedes solo en el juego:

  • Una serie de animación: Las Tortugas Ninja
  • Una pelicula: Ninja Scroll, de Yoshiaki Kawajiri

Publicaciones relacionadas

Cerrar