Frenesí indomable

11307

Cuando se trata de hablar de Sunset Overdrive recurrir a conceptos como el humor, una jugabilidad desenfrenada y un estilo visual único son pilares clave a la hora de definir la experiencia que vivimos una vez que nos adentramos en la locura de Sunset City. Si sois fans de películas y cómics como Scott Pilgrim Contra El Mundo o apreciáis la actitud de animes como FLCL, encontraréis en Sunset Overdrive un producto que disfrutaréis enormemente en vuestra Xbox One.

A día de hoy y con el apogeo que están viviendo las cada vez más populares bebidas energéticas, los chicos de Insomniac Games encontraron el contexto ideal para construir la historia sobre la que se basaría Sunset Overdrive: el abuso en el consumo de una bebida energética hace mutar a la mayor parte de la población de Sunset City en terribles deformidades desenfrenadas, que desatarán el caos en la ciudad y dejarán únicamente con vida a unos pocos supervivientes a los que no les quedará más remedio que dividirse en diferentes tribus urbanas. Nosotros como modestos basureros, ante tal locura deberemos tomar el papel de héroe o heroína e intentar sacar provecho de ese caos para sobrevivir y derrotar a la compañía detrás de todo el embrollo.

Una vez hayamos elegido la apariencia, sexo y vestimenta de nuestro héroe, comenzaremos nuestro periplo por Sunset City y seremos lanzados de lleno en medio del caos que reina en la ciudad, donde poco a poco y con la ayuda de algunos supervivientes se nos irá introduciendo en algunas de las mecánicas básicas que deberemos dominar con fluidez para desenvolvernos sin problema a lo largo del juego, y es que grindar por diferentes superficies y mantenerse lo más alejados del suelo en todo momento será un elemento clave si queremos sobrevivir y tener algún tipo de futuro.



Y dado que se tratará de la principal forma de desplazamiento, queremos dedicar unas líneas a este aspecto del título. Debido a la elevada sensación de velocidad y frenetismo que experimentaremos durante la mayor parte del tiempo que nos encontremos jugando a Sunset Overdrive, grindar en un principio se nos puede hacer complicado y frustrante, teniendo en cuenta que debemos realizar distintas sucesiones de botones para, por ejemplo y de forma continua, patinar, saltar, cambiar de sentido, o de posición. Muy probablemente en nuestras primeras horas de juego nos costará hacernos a la agilidad con la que debemos movernos a lo largo del escenario y se nos hará difícil encadenar movimientos para no tocar el suelo en casi ningún momento, algo a lo que insistimos, el juego dota de gran importancia. Afortunadamente y después de algún tiempo simplemente jugando, iremos cogiendo cada vez más soltura a la hora de desplazarnos por el escenario hasta el punto de que podremos encadenar sin problema movimientos con facilidad, lo que será algo eficaz y visualmente muy espectacular.

En este sentido Sunset Overdrive es muy agradecido y genera una gran sensación de recompensa en la relación de tiempo invertido intentando dominar el grindeo y los resultados prácticos de realizarlo con soltura.

Más allá de un aspecto tan importante como es el movimiento en el juego, viviremos combates que como os podréis imaginar serán completamente frenéticos y no nos dejarán un momento de descanso. Saltar, esquivar, disparar, y cambiar nuestra posición mientras combatimos con decenas de enemigos a la vez en pantalla será algo común en la gran mayoría de combates dentro del título, por lo que en este sentido el juego requerirá que seamos ágiles como jugadores. Para hacer algo más asequibles las cosas, el juego permitirá utilizar un sistema de ayuda al apuntado que hará que disparar resulte más eficiente mientras nos movemos por el escenario a toda velocidad.

La personalización por otra parte también será importante en el título, pudiendo acceder a un montón de armas totalmente irreverentes (mención especial para el lanzador de ositos explosivos, o el disparador de vinilos) cuyos efectos podremos complementar gracias a los denominados “amplis”, que básicamente serán modificadores que crearemos en nuestra base y que deberemos proteger del ataque de innumerables hordas de enemigos mientras se fabrican. La mecánica de los amplis no se queda únicamente en las armas, y podremos aplicarlas a otros aspectos de nuestro personaje como por ejemplo al arma cuerpo a cuerpo para que lance tornados cada vez que golpeemos con ella. La creación de dichos modificadores requerirá de diferentes materiales que estarán repartidos a lo largo de la enorme Sunset City, por lo que siempre tendremos la motivación de salir a explorar para conseguir materiales para la creación de nuevos amplis.

Más allá de la personalización, el aspecto de nuestro personaje también será clave a la hora de empujarnos a realizar misiones secundarias o tareas de menor peso argumental. La inmensa cantidad de ropa que podremos elegir para nuestro personaje y que podremos cambiar en cualquier momento (incluso nuestro sexo), provocará que nos encontremos en la continua búsqueda del atuendo ideal para nuestro héroe a la mínima que nos cansemos del anterior.



Habiendo citado dos productos tan característicos como Scott Pilgrim Contra El Mundo o FLCL os podréis hacer a la idea de que el humor, y ese puntito macarra son un elemento que han tenido muy en cuenta desde Insomniac Games para dotar al título de personalidad propia. Aunque existen comentarios que no terminan de encajar o a veces resultan forzados, en la mayor parte de los casos los diálogos resultan muy acertados y originales, carismáticos, sin problema para soltar palabras malsonantes donde deben estar y con varias referencias a elementos de la cultura popular como la serie Breaking Bad, o videojuegos como Portal o Goat Simulator. Un aspecto al que en ocasiones no se le presta mucha atención en un videojuego pero que Sunset Overdrive consigue hacer brillar, el carisma y lo irreverente de sus diálogos, donde muy probablemente os arrancará alguna risa.

Jugablemente nos encontramos ante un título que paradójicamente a la velocidad y agilidad por la que apuesta, tiene un comienzo al que le cuesta arrancar tanto argumentalmente como en mecánicas jugables. Como os comentábamos Sunset Overdrive requiere soltura en el grindeo y en sus variadas mecánicas de juego, por lo que los primeros compases del título se pueden hacer algo lentos y tediosos tanto en este aspecto como en su historia. Superado este umbral de tutorial camuflado en las dos primeras horas del título os aseguramos que Sunset Overdrive comienza a enganchar a un ritmo alarmante y un argumento en un principio bastante sencillo, consigue hacerse bastante interesante gracias al carisma de los personajes, y giros narrativos en momentos bastante acertados.

 

Más allá de todo este frenetismo no necesitaremos pausarnos en exceso para apreciar el estilo artístico bajo el que se ha construido Sunset Overdrive. Escenarios coloristas, tremendas cantidades de enemigos en pantalla a la vez y efectos de luz y partículas justifican los 900p de resolución y los 30 frames por segundo por los que se ha optado por el título y que se mantienen muy estables incluso en los momentos críticos en la acción. Si bien es cierto que a un juego tan frenético le hubiera sentado como anillo al dedo las 60 imágenes por segundo, en términos generales Sunset Overdrive es un producto visualmente respetable.

 

 



Finalmente no podemos olvidar la vertiente multijugador de Sunset Overdrive, que apuesta por los encuentros cooperativos con 7 jugadores más afrontando diferentes misiones a lo largo del mundo abierto de Sunset City. Modalidad a la que podremos acceder con nuestros amigos a través de grupo o bien haciendo uso de un sistema de matchmaking y al que nos apuntaremos a través de unas cabinas repartidas por toda la ciudad. Mientras esperamos a que se encuentre un grupo con el que repartir estopa con nuestro personaje, se nos añadirá a una cola mientras se realiza el matchmaking para que podamos seguir jugando sin tener que estar esperando en un lobby o sala de espera.

Adrián López

—————————–

Gráficos: Sunset Overdrive es un producto colorista y visualmente muy llamativo. Con grandes efectos de luz y partículas que se suman a las decenas de enemigos a la vez en pantalla resulta un producto respetable a nivel gráfico que mantiene estables las 30 imágenes por segundo. Dado el frenetismo del título, los 60 fps le habrían sentado como anillo al dedo.

Jugabilidad: Acción desenfrenada y que requiere agilidad por parte del jugador. No hay descanso en Sunset Overdrive y al igual que nosotros, la acción parece ir a mil por hora mientras alternamos entre grindar, saltar y disparar, lo que contra todo pronóstico a la larga no termina por hacerse repetitivo. Mecánicas de juego variadas en la campaña que alternan entre fases de vuelo, Tower Defense y peleas contra jefes entretenidas y bien diseñadas ayudan mucho al título a conseguir que la mecánica no se haga cíclica.

Sonido: Apartado musical que liga perfectamente con la actitud del título y unos diálogos que aunque en ocasiones puntuales no vienen a cuento, por lo general están cargados de carisma y humor, dotando al título de personalidad propia.

Duración: Completar la campaña principal sin preocuparse por misiones secundarias, ropa, armas, modificadores ni el cooperativo, nos llevará alrededor de 12 horas. Teniendo en cuenta que contamos con un montón de tareas secundarias, ropa que conseguir y modificadores que fabricar será raro aquel que no se sienta tentado a aumentar la duración del título complementando al menos la campaña principal con las misiones secundarias por sus recompensas. A su vez, el hecho de poder compartir ciudad con 7 amigos más ofrece horas de juego para el que quiera expandir su experiencia en compañía.

Conclusión:

Sunset Overdrive es un producto de muy alta calidad que aúna pequeños elementos conformando un conjunto memorable y característico. La inusualmente rápida y entretenida jugabilidad, la construcción de los encuentros con jefes, el apartado visual único, la tremenda personalidad de los diálogos y las referencias a la cultura popular (tales como Breaking Bad o Portal) consiguen perdonar el tedioso arranque del título en sus 2 primeras horas y hacen de Sunset Overdrive un juego único. Podemos recomendarlo a cualquier poseedor de una Xbox One sin miedo  y especialmente a aquellos fans de la actitud irreverente y macarra de series como FLCL o películas y cómics como Scott Pilgrim Contra El Mundo.

———————————————————–

Si te ha gustado te gustará:

No te quedes sólo en el juego:

  • FLCL (Anime)
  • Scott Pilgrim Contra El Mundo (Película y cómic)
  • Kill la Kill (Anime)

Publicaciones relacionadas

Cerrar