El fontanero vuelve a brillar

10147

El héroe más conocido de Nintendo vuelve a las andadas. Retomando el planteamiento tridimensional y con un nuevo enfoque al modo cooperativo, Mario y compañía vuelven a nuestras consolas haciendo una aparición estelar en esta nueva y asombrosa aventura que, sin duda, os dejará boquiabiertos frente a vuestro televisor durante innumerables horas. Sed bienvenidos al fantástico mundo de Super Mario 3D World para Wii U.

Hace aproximadamente un año que Wii U aterrizó en nuestras tiendas, una consola que se abría paso de cara a la nueva generación, innovando sobre todo en la forma de jugar. Una novedosa plataforma que nos llegaba de la mano de Nintendo y que, con una demostración técnica de un supuesto Zelda corriendo en esta consola, hacía las delicias de todos los seguidores de aquellas sagas a las que la compañía nos tiene acostumbrados.

Sin duda, el catálogo que acompañaba a esta nueva consola no era su punto fuerte, por lo que una nueva y potente máquina acompañada de nuevos aspectos que harían evolucionar la jugabilidad como el Game Pad con pantalla, micrófono integrado, cámara y control de movimiento se veían lastrados por títulos que no demostraban verdaderamente la utilidad de estas supuestas ventajas. 

 

Tampoco podemos olvidarnos de cómo las grandes compañías dejaban de lado esta consola, lo que hacía creer al público que la nueva consola de Nintendo no era más que un fracaso. Pero todo esto está a punto de cambiar. Wii U está resurgiendo de sus cenizas y espera un año cargado de títulos exclusivos de Nintendo, también conocidos trivialmente como “vendeconsolas” que demostrarán una vez más que la compañía nipona sabe mejor que nadie lo que le gusta a los jugadores.

El ejemplo más cercano lo tenéis ante vuestros ojos, el nuevo y esperado Super Mario 3D World para Wii U ya está aquí y os aseguramos que es motivo más que suficiente para devolverle la vida a esta consola e incluso para haceros con una si aún no la tenéis. ¿Qué por qué? Seguid leyendo y convenceos vosotros mismos. 

Super Mario 3D World nos trae de nuevo la experiencia que todos estábamos esperando, la sensación que solo Nintendo sabe transmitir y que sin duda esta nueva entrega posee. Una evolución latente se plasma en cada momento que vivimos en este título, evolución que quizá vimos algo ausente en los primeros vídeos que se mostraron sobre el juego durante el último E3 celebrado en Los Ángeles. Estos tráilers lucían unos escenarios un poco pobres en comparación con lo que Nintendo nos tiene acostumbrados y, nos mostraban una jugabilidad que daba la sensación de estar totalmente enfocada al multijugador. Pero creednos, la cosa ha cambiado, y mucho.



Nada más iniciar el juego, nos toparemos con una pantalla de título que nos muestra la jugabilidad y que sin duda os arrancará una sonrisa al ver por primera vez lo genial que lucen los personajes y los escenarios en la nueva generación de Nintendo, pero esto no ha hecho más que empezar. Esta vez el argumento no nos narrará las hazañas del fontanero para rescatar a la princesa Peach de las garras del malvado Bowser, ya que han sido las hadas que habitan en el Reino Champiñón las que han sido secuestradas por el archienemigo de Mario. Eso significa que tras su aparición como personaje jugable en Super Mario Bros 2, podremos volver a encarnar a la princesa de estas apacibles tierras.

Justo después de la escueta introducción a la que los títulos de Mario nos tienen acostumbrados, nos veremos en pie sobre el mapa de selección de nivel que nos recordará bastante al del clásico Super Mario World. Pero hay algo nuevo en este mapa, algo aparte de la carga poligonal multiplicada y de colores tan vivos que podrían derretir vuestras retinas, y es que en Super Mario 3D World tendremos total libertad de movimiento en los mapas de selección de escenario. En él, nos encontraremos fuera de ruta las típicas cajas interrogativas y ladrillos que podremos romper para hacernos con monedas extra además de objetos escondidos y lugares ocultos que nos transportarán a nuevas áreas o nos desbloquearán rutas alternativas.

En cuanto a los niveles, tenemos que admitir que el trabajo del equipo desarrollador, EAD Tokio, ha sido sublime. Esta compañía puede ser de las mejores que Nintendo tiene en su haber, ya que se ha encargado de títulos tan influyentes como los Super Mario Galaxy y Super Mario 3D Land. La profesionalidad de este equipo queda latente nada más empezar a jugar este juego. Super Mario 3D World posee más de 100 niveles que se reparten entre ocho mundos con jefes finales durante y entre cada uno de ellos, sin contar los extras y desbloqueables, y os aseguramos que no seréis capaces de comparar dos niveles por su similitud. 

Es realmente asombroso cómo la mecánica y el diseño entre escenarios nos involucra en una experiencia personalizada para cada uno de ellos, haciendo que no sintamos en ningún momento síntomas de monotonía, lo que deja ver que la tarea llevada a cabo por este equipo es sencillamente majestuosa

La dificultad va más ligada al mundo en el que nos encontremos que a los niveles que juguemos, ya que conforme vayamos avanzando de set, iremos apreciando notablemente cómo el juego nos va exigiendo unas dotes de habilidad mayores. Concretamente, es en los mundos siete y ocho donde la dificultad alcanza su mayor nivel, y ya que los mencionamos, aprovechamos para adelantaros que el nivel de espectacularidad gráfica en la recta final del juego no dejará a nadie indiferente. Para aquellos a los que les preocupe la duración, no tenéis nada que temer, ya que si queréis completar el juego al 100% necesitaréis muchas horas y mucha paciencia, y es que cuando penséis que todo ha terminado, os daréis cuenta de que todavía os queda algo más. En definitiva, Super Mario 3D World es un título altamente rejugable.

Entre las misiones o escenarios secundarios, por llamarlos de algún modo, nos encontramos con un carismático personaje que de nuevo hace acto de presencia en este título, el Toad explorador. Los niveles de este particular individuo se basan en una mecánica que nada tiene que ver con la jugabilidad original. Sobre un escenario cúbico de arquitectura laberíntica que podremos rotar e inclinar mediante el sensor de movimiento de nuestro Game Pad para mejorar la visualización del mismo, debemos conseguir las cinco estrellas que se encuentran repartidas por este, pero aquí viene el problema, no podemos saltar

Una propuesta que encaja a la perfección tras varias horas de saltos y carreras desenfrenadas, aunque si es cierto que, como os comentamos, la jugabilidad está repartida de una forma asombrosamente equilibrada. Por ejemplo, jugaremos niveles en los que nos montaremos a lomos de una especie de dragón llamada Plessie, que nos ayudará a surcar las aguas en diversos niveles en los que se nos pondrá al mando de esta montura. 

Además, todos y cada uno de los niveles se encuentran ligados a una interactividad constante con el jugador, ya que con el simple hecho de soplar en el Game Pad, una potente brisa de viento hará contonearse cada elemento del escenario en el que nos encontremos e incluso hacer visibles objetos que antes resultaban imperceptibles, además de mover plataformas propulsadas por la ráfaga que nosotros mismos proporcionamos. Por supuesto, no debemos olvidar que del mismo modo podremos interactuar con casi todo a través de la pantalla de nuestro Game Pad, incluso jugaremos niveles que requieran hacer uso de esta característica de forma obligatoria.


Volviendo a la jugabilidad predominante, como en la mayoría de juegos de Super Mario, nuestro objetivo en cada nivel se basa en alcanzar la línea de meta antes de que el tiempo se nos eche encima, pero no es ese nuestro único propósito, y menos en Super Mario 3D World. Para empezar, en cada nivel se hallarán escondidas tres estrellas de color verde, aunque jugaremos niveles especiales en los que encontraremos desde una hasta diez de estas. Dichas estrellas son los coleccionables necesarios para desbloquear niveles clave y avanzar en nuestra aventura, pero además de este objeto debemos encontrar un sello oculto en cada nivel, además de lograr la cumbre de la bandera que hondea al final de cada escenario, una tarea que nos resultará mas sencilla si vestimos el disfraz de gato.

Y hablando de disfraces. Por si fueran pocos los nuevos movimientos que posee cada personaje, en esta nueva entrega, los disfraces cobran más protagonismo que nunca, y no solo por su utilidad, si no por la variedad de ellos que nos encontraremos al lo largo de nuestra aventura. Desde el clásico Mario de Fuego, Mario Boomerang, Mario Tanuki, Mega Mario y un disfraz de goomba hasta el nuevo disfraz de gato que nos ayudará a logras zonas más inaccesibles de cada nivel. Sin olvidarnos de las cajas en las que podremos introducirnos como la caja helicóptero, la caja cañón, la caja linterna o la caja moneda, además de un nuevo y divertidísimo objeto, una cereza que nos duplicará los personajes principales en pantalla por cada una de ella que obtengamos.

No podemos dejar de lado ni mucho menos la oportunidad que nos brinda Super Mario 3D World de jugar en modo cooperativo con hasta cuatro jugadores en la misma pantalla. Es más sencillo de lo que parece, pues en cualquier momento de la partida otro jugador coge el mando y se une a la aventura de forma casi instantánea, lo que además de una experiencia divertida a rabiar y nuevos movimientos que interactúan entre los personajes, nos introduce un factor a modo de “rey de la colina”. Esto se resume de una forma muy sencilla, el jugador que más puntuación consiga al final de un nivel, vestirá una flamante corona de ganador, pero cuando este jugador resulte dañado la perderá, por lo que un contrincante podría robarla y ser el nuevo “rey de la partida”. 

¿Con que mandos jugarían los jugadores que quieran unirse a la partida? Pues sencillamente con cualquiera. Super Mario 3D World nos brinda la posibilidad de emplear tanto el mando Pro de Wii U como el Wiimote con o sin nunchuk, el mando Pro de Wii e incluso el mando Pro de Wii más el Wiimote, es decir, todas las combinaciones posibles son válidas para jugar a esta aventura, eso sí, siempre que el jugador principal emplee un Game Pad.

Para terminar de definiros todo lo relacionado con el apartado jugable, no podemos olvidarnos de la integración del Miiverse con este título. Podremos compartir nuestra experiencia de juego en todo momento mediante un acceso directo en la pantalla de nuestro Game Pad que servirá para llevarnos de una manera sencilla al editor de comentarios de la red social de Wii U. Una vez aquí, podremos emplear los sellos escondidos en los niveles para plasmar dibujos en nuestros comunicados.

Además, la única característica online que este título presenta la podremos ver en forma de Mii’s a modo de fantasmas de otros jugadores con los que podremos recorrer cada nivel, eso sí, de forma independiente ya que sus acciones no repercutirán en tu partida. Es una verdadera lástima que Nintendo no se plantee implementar un sistema de juego online algo más trascendente en sus títulos, sobre todo en juegos como este que nos ofrece tantas posibilidades y buenos momentos acompañado de otros jugadores.

Es hora de definir nuestra experiencia respecto al apartado gráfico. ¿Que podemos decir respecto al apartado técnico de los juegos de Nintendo? Aquí no hacen falta texturas definidas cual gotelé paralelo a un atardecer rasante, Nintendo no pretende impresionarnos mediante su técnica en lo visual, si no mediante su técnica en la jugabilidad. ¿Pero qué pasa cuando se unen ambos factores? Pues que nacen juegos tan soberbios como Super Mario 3D World.

No creemos que este sea ni mucho menos el techo que Wii U puede alcanzar en cuanto a potencia gráfica, pero sin duda esta es la mejor cara que nos ha mostrado hasta ahora. Una gama de colores sublime, resolución full HD, un modelado de los personajes casi perfecto y un diseño arquitectónico de los escenarios difícil de superar, sin olvidarnos de los 60 fps sólidos y estables durante toda la aventura. ¿Qué más se puede pedir?

Para terminar hay que acordarse del más que sobresaliente apartado sonoro que nos trae esta nueva entrega. Una amplia colección de melodías que se visten de originalidad cada momento, y es que estamos posiblemente ante una de las bandas sonoras más destacables dentro de esta saga. Emplea versiones de muchos clásicos como Super Mario Bros 2, Super Mario World e incluso del gran Super Mario Galaxy.

Melodías encantadoras y memorables que con solo escucharlas nos teletransportarán directamente al nivel en el que la escuchamos haciéndonos revivir la experiencia, algo que solo pasa con los buenos juegos, aquellos que con más mimo recordamos y que saben crear esa catarsis con el jugador mediante aspectos tan importantes como la música. Especial mención a la canción que escucharemos en uno de los niveles que nunca tendría que faltarnos en un juego de Super Mario, la casa fantasma

José Ángel Silvera

——————————————————-

Valoración final


Jugabilidad: Sencilla, completa, directa, el apartado jugable de Super Mario 3D World se basa en una tónica pulida durante muchos años y que a día de hoy carece por completo de puntos negros. Si además compartimos nuestra experiencia con otro tres jugadores, el resultado será un sinfín de horas de diversión sin límites.

Gráficos: Made in Nintendo, solidez en estado puro, una gama de colores sin parangón y un modelado tanto de personajes como de escenario difícil de mejorar, capaz de devolver a Wii U la atención que se merece.

Sonido: En la línea de los grandes. Una banda sonora tan buena como a las que la franquicia nos tiene acostumbrados pero con diversos detalles que la hacen aún más especial, y es que estamos ante el Super Mario más detallista, característica que sin duda también se ve reflejada en el apartado sonoro.

Duración: Super Mario 3D World es un juego largo, lleno de secretos y rejugable como ninguno. Si queremos exprimir el título al máximo debemos dedicarle un buen puñado de horas, y es que como ya mencionamos anteriormente , siempre encontraréis un aliciente para volver a echar una partida cuando estéis acompañados y podáis disfrutar el multijugador intentándoos robar la corona unos a otros mientras os aproximáis a la línea de meta.

Conclusión

Nos encontramos con uno de los trabajos más redondos jamás hechos por el equipo EAD Tokio. Super Mario 3D World transmite en todo momento la seguridad de un equipo que sabe hacer las cosas bien sin lanzarse a terreno pantanoso. Una demostración sublime de cómo emplear mecánicas que muchas compañías calificarían de jurásicas y acicalarlas de la manera más exquisita haciendo que este género nunca muera.

Una vez más y con un nuevo mando en las manos, Nintendo nos propone volver a revivir una de las experiencias más esperadas, experiencia que, sin duda, ya forma parte de la historia de los jugadores. Nintendo merece seguir contando con nuestra confianza y con nuestro apoyo, ya que no existe otra compañía que sepa darnos aquello que nos faltaría si no contásemos con sus títulos, y el ejemplo más claro y reciente lo tenemos con Super Mario 3D World , una de las entregas más divertidas de la franquicia.

——————————————————-

Juegos relacionados

Si te ha gustado, te gustará

No te quedes solo en el juego

Publicaciones relacionadas

Cerrar