Un Super Mario ilimitado para 3DS

14038

Seguro que muchos de nosotros hemos jugado alguna vez a Super Mario. Hemos disfrutado salvando a la princesa Peach una y otra vez y enfrentándonos a todo tipo de malvados enemigos que se interponían en nuestro camino. Hemos tenido que superar las adversidades de distintos entornos y morir una y otra vez para poder superar a aquel Goomba, aquel Bowser, esas plantas carnívoras…

Pero tras estas experiencias que a lo mejor han podido sabernos a poco, seguro que muchos hemos querido llegar a crear nuestros propios niveles para un mayor desafío. Esto llegó con Super Mario Maker a Wii U hace ya un año, y ahora aterriza en Nintendo 3DS para abarcar a un mayor público y ampliar su experiencia.

Super Mario Maker es el juego definitivo de Mario. Tras tantas entregas donde tenemos que seguir las pautas de lo que nos indicaban, ahora llega el turno de llevar la voz cantante y hacer literalmente lo que queramos. En primer lugar cabe destacar que estamos ante el título de mayor contenido para la consola portátil de Nintendo, y es que nada más comenzar a jugar tendremos a nuestra disposición más de 100 niveles ya creados.

El Desafío Super Mario aprovecha estos niveles creados trayéndonos una experiencia con la que todos estamos familiarizados, para no perder la esencia de la franquicia: Peach ha vueltoa ser secuestrada y tenemos que rescatarla. Para ello deberemos superar un total de 18 mundos, cada uno de ellos dividido en diversas fases con distinta dificultad. Por supuesto, aquí nos tocará batirnos contra Jefes y tendremos que ir con mucho cuidado, porque si perdemos todas las vidas (nos dan 10 de base) tendremos que empezar el mundo en el que estemos desde cero. 

Por otro lado, si tienes la mala suerte de fallar cinco veces seguidas un nivel en esta modalidad, se te proporcionará un potenciador cuando vuelvas a jugarlo para ponértelo algo más fácil.

Lo mejor es que cada nivel que superemos se guardará en el Guardabot, lo que nos permitirá posteriormente jugarlos cuando queramos. Además, cada pantalla te marcará una serie de objetivos y si los cumples se te darán unas medallas.

La segunda modalidad son los Niveles mundiales, que nos ofrecen la oportunidad de explorar los escenarios del resto de jugadores a través de una conexión a Internet. De esta manera, nuestra experiencia será mucho más variada y entretenida y, por qué no, nos ayudará a coger ideas para nuestras propias creaciones. Aquí podremos jugar a niveles que ya encontrábamos en Wii U y podremos descargar otros vía StreetPass. La desventaja es que no podemos subir nuestros propios niveles, lo que habría ido realmente bien para que otros jugadores valoraran nuestra creatividad. Eso sí, podremos intercambiarlos con StreetPass. 

El Desafío 100 Marios nos reta a pasarnos unos niveles preseleccionados contando con 100 vidas. Aquí el juego se tornará algo más complicado, así que mejor estar preparados para este gran reto.

Donde realmente reside el punto fuerte del título es en la posibilidad de crear nuestro propio nivel. La gran baza es que podremos adaptar el aspecto a los gráficos que encontramos en Super Mario Bros, Super Mario Bros 3, Super Mario World y New Super Mario Bros U. De esta manera, podremos sentirnos como antaño cuando jugamos al primer videojuego de la franquicia, o darle un toque más moderno. 

Mashiko y Yamamura, una chica y un palomo, serán los que nos guíen a lo largo de todo el proceso con toda una serie de tutoriales bastante fáciles de entender. Primero recibirás unas lecciones básicas y posteriormente podrás elegir las avanzadas, aunque no hace falta ver todos los tutoriales para jugar, ya que la herramienta de creación de niveles es muy intuitiva y fácil de usar. Aquí el límite lo pones tú.

Además de la apariencia, también podrás determinar el entorno (como ya sabrás, hay niveles incluso bajo el agua), lo que hace más grande todavía el abanico de opciones que tenemos.

El Sr. Gómez nos ayudará a borrar aquello que coloquemos mal, Can-celín servirá para deshacer nuestra última acción, y en última instancia un gran cohete destruirá por completo el nivel, por si te has frustrado y quieres empezar de nuevo.

En el nivel podremos poner absolutamente todos los elementos donde más nos plazca. Podremos moldear el terreno a nuestro gusto y poner casillas en cualquier lugar. Dentro de ellas podremos meter enemigos o champiñones para que el jugador se sorprenda, que es aquí donde reside la clave: hay que ser originales y, sobre todo, sorprender al jugador. A medida que superemos pantallas del Desafío Super Mario iremos recibiendo más elementos, pero los que tenemos al principio del juego ya son suficientes para crear un nivel con un mínimo de complejidad.

Los enemigos de Super Mario siempre han tenido una gran variedad, cosa que se traslada al creador de niveles. Por ejemplo, podremos poner una planta carnívora dentro de un tubo, y si le damos un champiñón obtendremos una criatura más grande. Los koopa podremos personalizarlos para que se muevan solo sobre el terreno que tiene disponible o que siga recto sin importar una pequeña caída, tan solo basta sacudir al enemigo para que su color cambie y sus propiedades de modifiquen. Si le damos alas volará, y si le ponemos un champiñón crecerá. 

Por supuesto, los jefes también están sujetos a estos efectos, pero no creas que podrás hacer un Bowser que ocupe toda la pantalla porque el juego nos limitará.

Además de los elementos típicos que podemos encontrar en un nivel normal de Super Mario, podremos colocar sonidos y raíles, ajustar la longitud del nivel y el tiempo límite… Posteriormente, lo único que quedará será probar nuestra creación para comprobar que no nos hemos pasado y no es imposible pasársela.

Realmente, podemos hacer esto en cualquier punto. Una herramienta muy útil es el Recorrido de Mario, que nos permite ver qué recorrido sigue el fontanero. Esto nos ayudará especialmente a la hora de poner monedas o casillas que estén a una altura realista y alcanzable.

Super Mario Maker es el título que muchos hemos estado esperando. Las ideas y la diversión son infinitas, por lo que merece sin duda alguna que le demos una oportunidad. Lo único que se necesita es algo de creatividad y a partir de ahí podremos pasarlo tremendamente bien. Sale el 2 de diciembre para Nintendo 3DS.

María Rosado

Jugabilidad: La herramienta de creación de niveles es muy intuitiva y fácil de usar y tenemos a nuestra disposición toda una serie de tutoriales. Por lo demás, es la jugabilidad de siempre.

Sonido: Volvemos a disfrutar de una banda sonora de lujo y muy nostálgica según la apariencia que elijamos. ¡Obligatorio jugar con sonido!

Gráficos: Podemos elegir si queremos unos gráficos como el primer Super Mario u otros más actuales, lo que supone un gran punto fuerte. 

CONCLUSIÓN: Super Mario Maker es una experiencia que ningún fan de la franquicia se puede perder, ya no solo porque hay una modalidad que nos trae la jugabilidad de los anteriores juegos sino porque permite explorar el universo de Mario de una manera mucho más extensa. Este videojuego no tiene edad y divertirá a toda la casa sin problema alguno. Perfecto para retarse con los amigos y comprobar quién hace los mejores niveles.
 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Toda la saga Super Mario

Experimenta con todos los elementos y te sorprenderás de todo lo que puedes hacer

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar