Peleas nintenderas

La serie de arcades de lucha de Nintendo, Smash Bros, reaparece en Wii con una versión realmente completa y cargada de múltiples innovaciones. La cantidad de elementos, extras y secretos que se han añadido es impresionante.

Nintendo 64 es una consola que está considerada como “objeto de culto” por muchos jugadores. Y es que a pesar de que no consiguió acaparar un éxito comercial demasiado elevado, la máquina recibió un buen puñado de títulos que hoy día poseen el estatus de auténticos clásicos. Y Smash Bros fue uno de ellos, franquicia que se deja ver en Wii tras su plausible paso por GameCube.

Lucha sin cuartel

Super Smash Bros Brawl es un arcade de lucha atípico, que sigue las mismas directrices que sus dos entregas precedentes, Super Smash Bros y Super Smash Bros Melee. ¿Y por qué es tan diferente este título del resto de juegos de lucha? ¿Qué le diferencia? Pues varios puntos importantes.

Los combates, por ejemplo, no se parecen demasiado a los vividos en otros títulos semejantes. En este caso debemos “dar cera” a los rivales haciendo uso de los movimientos y ataques propios de cada uno de los luchadores. Hasta ahí, nada raro. Lo que sí que cambia radicalmente es que en dichas peleas lo que debemos hacer no es acabar con la barra de salud de nuestros rivales, sino sacarles fuera del escenario. Además en dichas peleas pueden intervenir hasta cuatro jugadores a la vez, tipos que además pueden ir recogiendo diversos objetos de los escenarios (como martillos, estrellas o hasta pokémons) para sacar beneficio.

Pero la característica más destacada de esta serie es su sello “made in Nintendo”, más presente que nunca en esta edición. Casi todos los personajes, escenarios, objetos, melodías, efectos sonoros y hasta situaciones que se dan en el título han sido extraídos de las series y franquicias más destacadas de Nintendo.

Por lo tanto, el nutrido plantel de personajes está formado por estrellas nintenderas. La lista supera ampliamente las tres decenas e incluye a tipos como Mario, Samus Aran, Bowser, Luigi, Pikachu, Kirby, Peach, Yoshi, Link y un largo etcétera. Y como estrellas invitadas, ¡Sonic y Solid Snake se unen a la fiesta! Sin duda, estas dos figuras del sector son dos de las grandes novedades que presenta esta versión de Smash Bros, pero no las únicas.

Al margen de los numerosos modos de juego que existen para uno o cuatro jugadores, Nintendo ha añadido un renovadísimo modo Emisario Subespacial. Esta modalidad es una especie de cruce entre juego de plataformas tradicional en 2D y arcade de lucha, teniendo que superar una amplia cantidad de niveles de lo más variados. Entre una fase y otra se suceden múltiples escenas de vídeo, secuencias que van desvelando el argumento.

Peleas online

Otra plausible innovación es su carácter online. Super Smash Bros Brawl puede presumir de ser uno de los pocos juegos de lucha de Wii que permiten el juego online: hasta cuatro jugadores pueden verse las caras simultáneamente. Es cierto que dicha función no es perfecta y es un tanto limitada en cuanto a opciones se refiere pero, no obstante, se trata de una cualidad raramente integrada en este tipo de títulos diseñados para Wii.

También es digno de ser destacado el elevadísimo número de secretos y extras que presenta esta edición. En cada partida siempre desbloqueamos algo, ya sea un nuevo trofeo, un personaje inédito, una nueva melodía o mil cosas más, lo que habla muy bien del mimo y del cuidado que se ha puesto en su desarrollo. Y lo mismo sucede con su nivel gráfico.

Super Smash Bros Brawl es un arcade de lucha bastante completo y que incluye multitud de extras, por lo que puede manteneros entretenidos durante meses. ¡Y no estamos exagerando!

Publicaciones relacionadas

Cerrar