Pateando culos desde cualquier lugar

10854

Llegas a tu casa después de haber comprado Super Smash Bros., inicias el juego y sientes ansiedad. Sí, ansiedad. Porque hay tantas cosas que hacer, tantos modos que jugar que realmente no tienes ni la menor idea de por dónde empezar.

Así empieza la aventura Smash para la portátil de Nintendo, con innumerables opciones y modos de juego, objetos que desbloquear, trofeos que conseguir, personajes que probar… hay muchas opciones y todas son geniales. Así que lo primero que os recomendaríamos a la hora de jugar por primera vez a Super Smash Bros. es que mantengáis la calma y os deis una vuelta por todas las opciones: La Smashventura, la Senda del Guerrero, Leyendas de la Lucha, el Cajón de Sastre y sus minijuegos…

El modo que más nos ha llamado la atención y que además es exclusivo para la edición de 3DS es la Smashventura. Un modo que el juego de Wii U no albergará cuando salga a la venta y que consta de dos partes bastante diferenciadas. Primero, nos situaremos en una amplia mazmorra con un gran número de enemigos a los que tendremos que eliminar para conseguir potenciadores de habilidad (ataque, defensa, velocidad, salto…), esta parte tan sólo durará cinco minutos, así que tendremos que ser rápidos a la hora de patear el trasero de todos esos monstruos para conseguir más potenciadores que el resto de jugadores (que no saldrán en la pantalla contigo) porque después de esos cinco minutos, comenzará un combate clásico. Pero no uno cualquiera, ya que cada héroe que hayamos elegido, tendrá unos stats diferentes, dependiendo de la cantidad de potenciadores que hayamos podido conseguir, así pues, quien logre adquirir más, tendrá ventaja sobre sus rivales.

La Smashventura se puede jugar en solitario, con hasta tres NPC’s más o con tres amigos en conexión local y lo cierto es que, aunque sea un modo algo corto, ofrece mucha diversión concentrada en muy poco tiempo y siempre querrás luchar la revancha.



Aunque si prefieres algo más tranquilo, siempre puedes comenzar la Senda del Guerrero, un modo donde tendremos que escoger a un personaje y luchar en varios combates para conseguir monedas y trofeos. Los combates pueden variar entre unos y otros, enfrentándonos a un grupo de varios enemigos a la vez, por equipos o en solitario con otro personaje. Es un modo especialmente divertido gracias a la implementación del sistema de apuestas de Kid Icarus: Uprising, así pues, antes de comenzar nuestra particular Senda, podremos regular la intensidad y dificultad de la partida y además apostar alguna monedilla si estamos seguros de que lo conseguiremos.

Super Smash Bros. cuenta con un cantidad de personajes ingente: desde Mario, Luigi, Yoshi, Peach y Bowser, pasando por Pikachu, Charizard, Lucario, El Aldeano, Kirby, Samus Zero, Star Fox, Estela y Destello… 36 personaje ya desbloqueados con los que podremos jugar desde un primer momento para, por ejemplo, enfrentarnos a todas las leyendas de Nintendo.

En Leyendas de la Lucha tendremos la oportunidad de batallar con los personajes más emblemáticos de Nintendo por orden cronológico. Un modo que causará mucha nostalgia a los seguidores más veteranos de la compañía japonesa y que disfrutarán de lo lindo. Se puede regular la dificultad, añadiendo más nivel de desafío si así se desea, al igual que en prácticamente todos los modos de juego.

Aunque si preferimos algo más liviano, siempre podemos entrar al menú de Estadio donde nos toparemos con tres minijuegos: Asalto, Bomba Smash y Béisbol Smash.

En Asalto encontraremos varias modalidades: Asalto contra 10, Asalto con 100, de tres minutos, antagónico, infinito e intrépido. Se trata, ni más ni menos, de combatir con varios asaltantes para terminar eliminándoles. Ya veis que hay varias modalidades para Asalto, así que seguramente acabéis encontrando la que más os guste sin problemas.

En Bomba Smash. tendremos que golpear dos bombas para lanzarlas a una estructura hecha con vigas de madera y dianas. Las bombas explotarán haciendo que consigamos una puntuación dependiendo de todo lo que hayamos podido romper.

Béisbol Smash nos dará la oportunidad de patear a un saco con ojos y, en el momento justo, podremos lanzarlo por los aires a lo largo de un estadio. ¡Cuanto más lejos lo lances, más puntos consigues.!

En el Baúl, dentro de Cajón de Sastre, podremos consultar los trofeos que hemos conseguido, los desafíos que hemos logrado o que nos queda por lograr, el álbum con nuestras capturas de pantalla, repeticiones, estadísticas y muchas cosas más. Aunque si rebuscamos como es debido, encontraremos otro minijuego llamado Cazatesoros, que consiste en romper un gran número de cajas que van cayendo del cielo para conseguir monedas y trofeos, entre otras cosas.

Por último, pero no menos importante, dentro del Cajón de Sastre encontraremos Taller de Personaje y, por supuesto, Entrenamiento.

En el Taller de Personaje podremos crear un Mii o coger el nuestro propio para transformarlo en un jugador de Super Smash Bros. Podremos escoger entre tres estilos de lucha diferentes: Karateka, Espadachín y Tirador.

Una vez hayamos escogido el estilo, podremos elegir sus habilidades dependiendo de sus movimientos y su indumentaria. Cuanto más hayamos jugado a Super Smash Bros. más objetos habremos desbloqueado para crear un luchador prácticamente único.

Después de crear a un luchador tan particular, podremos probarlo en el modo Entrenamiento, un modo en el que podremos elegir a qué tipo de NPC enfrentarnos para mejorar nuestras habilidades con los personajes que deseemos y evitar así que no nos den una soberana paliza.

Después de todos estos modos de juego, no podemos olvidarnos del clásico modo Smash, la pelea de toda la vida. Podremos jugar contra uno o varios NPCs si jugamos solos, contra nuestros amigos tanto en red local como por internet o contra desconocidos.

Incluso podremos elegir si jugamos ‘Por Diversión’ o ‘En Serio’. Ambas modalidades cambian de lo lindo, ya que en el modo serio algunos escenarios, objetos y personajes se omiten para dotar al título de un componente mucho más competitivo y que todos los jugadores que tengan una habilidad innata se enfrenten junto a sus semejantes. Eso sí, nosotros podremos observar estas partidas sumamente interesantes con el modo Espectador.

Si lo vuestro es jugar por diversión, no os será muy difícil encontrar una partida online ahora que el juego ha salido a la venta. Lamentablemente hemos encontrado varios problemas de conexión y lag que hacen que algunas partidas sean prácticamente imposibles de jugar. Esperemos que Nintendo se haga cargo de la situación y lo solucione en un futuro cercano.

Sin duda, Super Smash Bros. cumple lo que lleva prometiendo todo este tiempo y con creces. No es un mero juego de lucha con algunos personajes de la franquicias más memorables. No. Es uno de los mejores títulos de lucha que hemos podido disfrutar en los últimos meses a la espera a que su versión para Wii U salga al mercado. Tanto la banda sonora, como la cantidad de escenarios, personajes, modos, desafíos, trofeos… todos los elementos del juego hacen que Super Smash Bros. sea un título verdaderamente adictivo que parece que nunca se va a terminar. Siempre hay algo que hacer, algún desafío nuevo que desbloquear o algún record de batir.

En ese sentido, Super Smash Bros. no decepciona. Aún nos quedan muchas cosas que descubrir con Super Smash Bros. como el funcionamiento de las figuras Amiibo y qué efecto tendrán sobre el juego. Aún es un factor un tanto misterioso que a los jugadores no les ha quedado claro. A falta de una explicación más benevolente por parte de la compañía, hemos de decir que a Super Smash Bros. no le hace falta nada más, está perfecto como está.

Las partidas vuelven a ser tan frenéticas como las que nos encontrábamos en Super Smash Bros: Brawl, lluvias de objetos, puñetazos, patadas, lanzamientos, todo al ritmo de unas maravillosas canciones pertenecientes a los diferentes universos que componen Nintendo. El escenario se convierte en un baile lleno de movimientos especiales, agarres y lanzamientos estelares, lleno de color y diversión. No podremos evitar sonreír en algunas ocasiones por la sencillez de este título de lucha, pero a la vez, la cantidad de diversión que nos ofrece.

Gráficamente es una maravilla si tenemos en cuenta la consola en la que lo estamos jugando. Super Smash Bros. nos ofrece una gran cantidad de personajes, cada uno con distintos trajes, movimientos y animaciones. Las peleas albergan hasta cuatro personajes e incluso más, todo lleno de color y movimiento y, hemos de decir que ha pesar de tanto frenetismo, ni el título ni la consola se resienten en ningún momento. La fluidez es óptima y en ese sentido no observamos ningún tipo de bajón de framerate. Todos los personajes cuentan con un gran nivel de modelado dentro de las posibilidades que ofrece la consola. Al principio puede que nos resulte raro estar jugando a Super Smash Bros. en una pantalla tan pequeña y, por ello, los personajes también se verán pequeños, pero hemos de decir que cuentan con una calidad visual inmejorable

Los escenarios tienen también una gran cantidad de detalles que no hace sino enriquecer más el juego. Y como ya hemos dicho anteriormente, a pesar de la lluvia de objetos, movimientos, personajes y color, el juego no se resiente en absoluto.

Super Smash Bros. es un juego obligatorio para todo aquel que tenga una 3DS/2DS en su hogar, un juego que, aunque no disfrutes demasiado con los títulos de lucha, te brindará muchas horas de diversión tanto en solitario como con amigos. Un juego que podrás llevarte a todas partes, con el que podrás revivir a personajes que Nintendo al parecer, ya ha olvidado. Es un título redondo y es muy poco probable que la compañía lo hubiera hecho mejor, al igual que es poco probable que un jugador se arrepienta de haber adquirido Super Smash Bros para Nintendo 3DS.

Alba García

___________________________________________

Valoración final

Duración: Super Smash Bros. nos ofrece tantas horas de diversión como queramos. Aunque ningún modo supera los 10 minutos de duración, siempre querremos volver a repetir en solitario o con amigos, para batir nuestros propios records o hacernos con la revancha deseada.

Jugabilidad: Es un título realmente sencillo, con unos controles que podremos cambiar a nuestro gusto. En seguida comprenderemos las mecánicas de lucha y aunque el manejo de personajes puede ser muy distinto de uno a otro, en seguida aprenderemos a usarlos a todos.

Sonido: La banda sonora de Super Smash Bros. la componen las canciones más emblemáticas de los juegos de Nintendo. Pokémon, The Legend of Zelda, Super Mario… ¿que más se puede pedir? ¡Es asombrosa!

Gráficos: A pesar de todos los elementos dinámicos que pueden estar en escena a la vez, Super Smash Bros. no reduce en ningún momento su fluidez. Tanto los personajes como los escenarios tienen un gran nivel de detalle, y los colores inundan toda la pantalla. Un sobresaliente.

Conclusión: A nosotros nos ha encantado, ya sea en solitario o con algunos amigos, Super Smash Bros. es una apuesta segura si lo que quieres es pasarlo bien. Posiblemente puedas aburrirte al cabo de una o dos horas de partida seguida, pero sabes que volverás a jugar, porque engancha y siempre deseas batir ese récord que no quedó tan bien como esperabas.

Un juego altamente recomendable y obligatorio para todos los usuarios de Nintendo 3DS.

Publicaciones relacionadas

Cerrar