Regreso a las estrellas

Tras diversas remasterizaciones a lo largo de los años, Super Stardust, videojuego originalmente lanzado en 1994 llega a la realidad virtual tras su paso por PlayStation 4 el pasado año. Los usuarios podrán volver a surcar los cielos de este shooter arcade que no ha perdido un ápice de diversión y que además ha incorporado un nuevo modo de juego especialmente dedicado a PlayStation VR. Super Stardust Ultra VR, una adaptación sin riesgos de la versión que Housemarque estrenó en la consola de actual generación de Sony, llega de la mano de d3t como parte del catálogo inicial del dispositivo.

13863

El estudio d3t vuelve a adaptar la obra de Housemarque, también creadores de Resogun o Dead Nation, a las gafas de realidad virtual recientemente estrenadas por Sony. Se trata de una propuesta conservadora y sin riesgos de un título que, a lo largo de los años, siempre ha contado con el apoyo de numerosos usuarios, que ahora también podrán explorar sus posibilidades mediante una tecnología inmersiva como la que proporciona PlayStation VR, que lo ofrece como parte de su catálogo inicial.

Aquellos que conozcan la versión para PlayStation 4 lanzada en 2015, que incorporó nuevos planetas, enemigos, armas y efectos visuales más potentes, quizás no se sorprendan demasiado al adentrarse en Super Stardust Ultra VR, que pese a la falta de novedades sigue resultando tan entretenido como siempre. No obstante, sus responsables han incorporado algunas novedades dedicadas al dispositivo que por supuesto repasaremos a continuación.

Los modos de juego, aunque de similares características, son diversos. En primer lugar contamos con el clásico modo Arcade, que llevará al jugador a un planeta que tendrá que defender de cualquier amenaza espacial en diversas fases. También disponemos del Modo Planeta, Interminable, que nos propondrá oleadas alterarais de enemigos sin final a la vista; Supervivencia, en el que deberemos resistir a una constante lluvia de sondas espaciales; Bombardero, modo donde solo contaremos con las bombas como defensa o la habitual modalidad Contrarreloj.

Asimismo, la opción Impacto nos invitará a atacar a los enemigos con la simple ayuda del propulsor y el Bloqueo tratará de rodearnos de rocas. En todas ellas tendremos que pilotar nuestra nave, que veremos representada en tercera persona, mientras tratamos de sortear y al mismo tiempo disparar a todos los objetivos que osan adentrarse en la atmósfera del planeta que debemos custodiar de toda amenaza alienígena o de cualquier otra índole.

Pese a la vista que nos propone el juego, la sensación de inmersión es notable. No tanto respecto a la nave sino al universo que nos propone el título, que se presenta ante nosotros con unos solventes gráficos en tres dimensiones y unos llamativos efectos que rodean nuestro campo de visión de forma espectacular, introduciéndonos en una batalla cósmica en la que la realidad virtual juega un papel relevante. Sin embargo, con el objetivo de exprimir al máximo las capacidades de PlayStation VR se ha introducido una nueva modalidad de juego.

El llamado modo Zona de Invasión nos introduce, esta vez sí, dentro de la cabina de una nave que en lugar de sobrevolar un planeta se desplazará por su superficie. Las sensaciones que nos ha dejado son similares a las de Odisea Scavenger, juego perteneciente al surtido propuesto por PlayStation VR Worlds. No tanto por sus opciones, pues las del juego de Sony eran más amplias y complejas, sino por su jugabilidad y la consecuente sensación de mareo que nos ha provocado al movernos con el vehículo espacial, que ni siquiera es capaz despegar del suelo.

En cualquier caso, el objetivo de este modo específicamente creado para Super Stardust Ultra VR será el de acabar con las hordas de enemigos que vayan apareciendo a nuestro alrededor, que podremos explorar libremente gracias una libertad de movimiento total y la visión de 360 grados. No obstante, el limitado tamaño del escenario no invita a dar grandes paseos espaciales. A fin de cuentas, se trata de una opción suplementaria para ofrecer una experiencia más cercana a lo que los usuarios esperan de un videojuego para la realidad virtual.

De todas formas, el concepto de realidad virtual aún debe evolucionar, al menos conceptualmente. Esta tecnología no solo será capaz de situarnos en la piel de un piloto, un soldado o un deportista de riesgo, como hemos podido ver en muchas de las propuestas del catálogo inicial de PlayStation VR, sino en un universo que también podremos observar desde la distancia, con el título que nos ocupa o Bound como máximos exponentes por el momento.

Desafortunadamente, el equipo responsable de la adaptación no solo ha incorporado un nuevo modo, también los ha eliminado. Es el caso de las opciones multijugador de las que gozaba el juego, que permitiría disfrutar de partidas de dos a cuatro jugadores en pantalla dividida y que podría haberse mantenido sin aparente problemas. Un usuario podría interactuar desde el dispositivo de VR mientras otro la haría desde el Dualshock 4 y a través de la televisión.

Obviando este último aspecto, Super Stardust Ultra VR cumple con las expectativas, pues se ha adaptado de forma cumplidora a una nueva tecnología que mejora de forma notable la experiencia de juego. Como en la versión de PlayStation 4, estamos ante unos gráficos 1080p y 60 frames por segundo, una frecuencia necesaria en realidad virtual para asegurar una jugabilidad cómoda y fluida. El apartado visual, no obstante, vuelve a resentirse dada la complejidad del diseño 3D, sobre todo en el modo Zona de Invasión, más exigente en cuanto a escenarios.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: La forma de juego en la mayor parte de modos es idéntica a la que pudimos ver en la versión de PlayStation 4 estrenada hace un año, sencilla aunque con un nivel de dificultad ciertamente exigente. No obstante, la modalidad Zona de Invasión nos propone una experiencia totalmente distinta que el jugador vivirá en primera persona.

GRÁFICOS: Como en la adaptación a la consola de actual generación de Sony, el título funciona a 1080p y 60 frames por segundo, aunque el apartado gráfico se resiente en cuanto a resolución, precisamente en el modo Zona de Invasión, a causa de unos efectos 3D que limitan el diseño de escenarios.

SONIDO: En las opciones de juego tradicionales el sonido es parte fundamental de la experiencia, sobre todo en cuestión de inmersión del jugador, que apreciará unos efectos envolventes que le sumergirán completamente en la experiencia. Además, el surtido de sonidos es lo suficientemente amplio como para no resultar repetitivo.

DURACIÓN: Estamos ante una de esas propuestas que entretendrá al usuario tanto tiempo como desee. La superación de los diversos modos de juego lograrán retenernos durante horas con nuestras gafas de realidad virtual, aunque la rejugabilidad es absoluta en este caso y de nosotros dependerá el aprovechamiento de esta circunstancia.

CONCLUSIÓN: Super Stardust Ultra VR no es un videojuego arriesgado pero sí una de las opciones más deseables del catálogo inicial de PlayStation VR. Al contrario que otras, no ofrece una espectacular aventura ni innova de forma sorprendente, pero la diversión arcade que aporta está fuera de toda duda. Además, logra la inmersión del usuario incluso con una vista en tercera persona que le introducirá en un universo espacial donde los efectos visuales cobrarán vida gracias al 3D y la realidad virtual.

 

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Resogun
Dead Nation

Incorpora Zona de Invasión, un nuevo modo de juego desarrollado para la realidad virtual.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar