Explosión cyberpunk

6214

El futuro es una distopía tecnológica. Un lugar en el que los monopolios comerciales se hacen con balas. El clásico de los noventa Syndicate regresa, aunque convertido esta vez en una aventura de acción.

Está claro que el cyberpunk está de moda. Casi tanto como en los años ochenta y noventa, cuando vieron la luz obras como Blade Runner, Akira o Ghost in the Shell, por nombrar sólo unas pocas. Y eso es algo que tiene uno de sus mayores reflejos en el mundo de los videojuegos. Ahora, después de títulos sobresalientes como Deus Ex: Human Revolution o menos destacables como MindJack, llega un clásico renacido: Syndicate.

Seguramente muchos recordarán esta serie, nacida en 1993, en plena época de los dieciséis bits, de la mano maestra del estudio Bullfrog. Entonces descubrimos un juego clásico de componentes tácticos, que ahora ha sido sustituido por un shooter más convencional. De hecho, y exceptuando algunos guiños puntuales, no hay nada más allá de su universo futurista que parezca relacionar ambos juegos. La historia, en cambio, sí resulta similar.

Estamos en el año 2069, en un mundo gobernado por las grandes corporaciones. Estas no sólo han derrotado a los gobiernos de todo el globo, sino que también han implantado un chip cerebral que “ayuda” a proporcionar a la gente todo lo que necesita: alimentos, vivienda, servicios… una utopía de ciencia-ficción en toda regla, en la que tres grandes compañías se reparten el pastel que son los ciudadanos. Nuestra labor, como soldado de una de estas mega-empresas, es el de sabotear a las demás y cumplir misiones de lo más arriesgadas. Y ya de paso dejar que experimenten con nosotros los adelantos biotecnológicos que desarrollan.

Como decíamos antes, este nuevo Syndicate es un juego de acción en primera persona de lo más típico. Un título que podría resultar del montón si no fuera por dos elementos a tener en cuenta: sus desarrolladores y su lograda ambientación. Los primeros son los chicos de Starbreeze, que ya se hicieron un nombre en su momento gracias a juegos como The Darkness o Las Crónicas de Riddick. Por otro lado, el título cuenta con escenarios, lugares y personajes que parecen sacados del mismísimo Neuromante: luces de neón, contrastes asiáticos, grandes urbes contaminadas… Muy en la línea de los ya nombrados Blade Runner o Akira.

Dicho de otra manera: si te gusta el cyberpunk, Syndicate es un juego a tener en cuenta. De no ser así, hay shooters más sorprendentes y recomendables en el mercado, con desarrollos más impredecibles y divertidos. En esta ocasión, no obstante, los desarrolladores han intentado desmarcarse de la competencia con ciertas habilidades especiales, como poder hacer que los enemigos se suiciden, interactuar mentalmente con los escenarios y cosas por el estilo. Poderes que no se terminan de explotar del todo, puesto que resultan muy sencillos, pero que le dan cierta personalidad a la aventura.

La campaña, que dura unas seis horas, es bastante básica, aunque cuenta con algunos momentos más o menos destacables. Y demuestra que los creadores de The Darkness saben cómo llevar a cabo juegos de acción. Pero también hay que tener en cuenta su multijugador cooperativo, que permite misiones en grupo en las que tenemos que aprender a organizarnos con otros usuarios.

Valoración final

Jugabilidad: Un juego de acción correcto, aunque sin brillar tanto como otros. Los poderes especiales de los que disponemos y su ambientación son sus mayores alicientes.

Gráficos: En líneas generales, cumplen. Las animaciones de los personajes tienen un nivel aceptable, y los escenarios están bastante detallados. Todo muy de ciencia-ficción.

Sonido: El doblaje en inglés no destaca ni por bueno ni por malo. Pero quizás la banda sonora, aunque muy machacona y típica de este género, sea algo repetitiva y poco inspirada.

Duración: La campaña individual ronda las seis u ocho horas, depende de la dificultad. El multijugador cooperativo suma unas cuantas más, aunque se echan en falta opciones competitivas.

Conclusión
Aunque no está a la altura de Deus Ex: Human Revolution, este Syndicate es un digno juego de acción, capaz de atrapar por su estética y su argumento a los amantes del género cyberpunk. Se nota en el desarrollo una cierta prisa por tener el producto a tiempo, lo que hace que éste no brille especialmente en ninguno de sus aspectos, pero aún así es una aventura de ciencia-ficción perfectamente disfrutable.

Publicaciones relacionadas

Cerrar