Libra al mundo de la destrucción

 
El rol japonés vuelve con la serie Tales of de la mano de Namco Bandai Games y Tales of Zestiria será lanzado con motivo de la celebración de los 20 años de la franquicia siendo este el decimoquinto juego de la serie principal. El juego estará disponible para las consolas PlayStation 3, PlayStation 4 y por primera vez el juego llegara a PC a través de Steam. 

Tales of Zestiria cuenta la historia de Sorey, un joven que ha estado viviendo en Elysia una mágica ciudad, junto a los Serafines. Estos representan las cuatro fuerzas naturales, tierra, fuego, mar y agua, y existen desde que se creó la humanidad, pero son invisibles a los ojos humanos, por lo que son venerados y tratados como dioses protectores. Sorey ha convivido con estos seres tanto tiempo que es capaz de verlos de forma natural y cuando se encuentra con Alisha, una chica joven, inicia una búsqueda para encontrar al Pastor, el héroe elegido del mundo.
 
El juego comienza con una presentación estilo anime, cuidada y visual, que explica el devenir del mundo donde se enmarca la historia. La oscuridad empieza a cernirse sobre las ciudades y entonces se erigen una serie de Pastores, seres protectores, capaz de alejarla. Pero, como todo buen inicio, de estos personajes quedan pocos y comienza una desesperada búsqueda para salvar a la humanidad.
 
 
La trama de Tales of Zestiria no es increíble, realmente es sencilla y un poco manida, pero tiene ese ritmo y ese tono del RPG japonés y de las historias orientales que encandila. Un héroe especial como protagonista y unos entornos cuidados, se unen a un gran elenco de personajes secundarios. El carácter de cada uno de ellos es especial y se vuelven poco a poco más amigos del jugador cuando avanza la historia. Gracias a la unión de todos ellos, el juego se vuelve bastante divertido, hasta el punto de quedarse para ver las viñetas de los combates y las distintas parodias disponibles. Los trajes y el diseño de las armas también suben puntos a este nuevo Tales of Zestiria y hacen en conjunto un juego notable.
 
Uno de los puntos más complicados del juego es el sistema de progresión. Todos los RPG se basan en la idea de crecer y avanzar, a medida que el personaje adquiere experiencia, pero en este caso, los niveles están muy alejados. El nivel básico contiene varias habilidades y títulos específicos para cada personaje, y hay una progresión de los elementos cuanto más se usen. También hay fusiones de armas, para volverlas más fuertes y usos de una sola vez para diferentes artículos. El problema viene con la hoja de habilidad, las bonificaciones no quedan del todo claras y aunque los bonos ofrecen crecimiento en las estadísticas, no se sabe exactamente cuándo será mejor aplicarlos. Al final los personajes crecen con una mezcla muy variada de implementos y elementos, y lo que se ha ganado no se hace tan efectivo como debiera. Alguno puede tener la sensación de no haber avanzado tanto como debería, la mayor parte del tiempo.
 
Pero Tales of Zestiria mejora notablemente en los combates, sencillos y agradables, aunque la cámara a veces se vaya para donde quiere, el seguimiento de las batallas está muy cuidado. Una décima parte del tiempo de juego se gasta en combate, por lo que no se hace ni mucho menos repetitivo, pero el sistema de batalla de movimiento lineal, le añade un toque vertiginoso: se basa en la acción de los combos pesados, mezclado con artes marciales, artes ocultas y artes específicas de los Serafines. Podría equipararse a un piedra papel tijeras, de habilidades diferentes y cada tipo de arte puede superar a los otros, al estilo Pokémon.
 
 
 
A esto se añade un sistema que utilizará la mente del jugador, con debilidades y habilidades que permitirá hacer combos diferentes. Sorey suele estar respaldado por compañeros y serafines, como máximo se puede tener a dos humanos y dos serafines en la misma batalla, lo que limita un poco las opciones estratégicas, aunque pueden salir otros dos del banquillo en sustitución. De nuevo mentando a Pokemon, habrá que seleccionar los combatientes adecuados para ganar de manera estratégica y convertirse en el más fuerte.
 
Como ya mencionábamos, la cámara de combate no apoya exactamente los movimientos y se vuelve un tanto lineal entre el jugador y el objetivo. Tales of Zestiria permite utilizar diferentes acciones para activar o desactivar varias partes del sistema de combate, por lo que la cámara, en ocasiones deja su eje, y muestra los diferentes efectos.
 
Con relación a su adaptación a PlayStation 4, podría decirse que es bastante notable. Los personajes se ven con mayor nitidez, y los fondos y ambientes, aunque tienen ciertos vestigios del sistema anterior, han sido claramente mejorados. Tales of Zestiria no es el mejor RPG, pero sin duda, aporta detalles bonitos y contiene elementos agradables para todos los amantes de las aventuras al más puro estilo oriental. Esta será una buena puerta de entrada al resto de las entregas que tengan que venir de la serie. 
 
Elena Fernández "Elfvera"
 
—————————————————-
 
Valoración final
 
Gráficos: los gráficos tienen reminiscencias de su versión para PlayStation 3 pero han sido mejorados. Obviando esta característica, la estética es inmejorable, los entornos preciosistas y los personajes, el elemento fuerte estéticamente hablando del videojuego. Mucha personalidad en los diseños y los trajes y las armas con tintes épicos. Sin duda uno de los puntos donde más destaca Tales of Zestiria.

Jugabilidad: la jugabilidad es sencilla en lo que a mecánicas y combate se refiere. Quizás lo más complejo sea el sistema de progresión y en los porcentajes de las habilidades según se avanza. En general, la estrategia de fuerzas domina todas las batallas, y es muy entretenida. Cabe destacar la cantidad de combinaciones que pueden hacerse entre humanos y Serafines.
 
Sonido: la banda sonora de Zestiria es simplemente épica. Acompaña a la perfección todas las imágenes y los momentos y ayuda a crear una historia llena de aventuras y fantasía. Otro de los puntos más notables del videojuego reside en la calidad sonora, y la capacidad de inmersión que ofrece.
 
Duración: la duración es correcta, no es un juego excesivamente extenso, pero tampoco se hace corto. Está en la tónica de los juegos anteriores y es suficiente para contar el cuento que acontece. Quizás se eche en falta la mayor presencia de momentos en combate, que no supera ni un tercio del resto de sucesos dentro de la historia.
 
Conclusión: Tales of Zestiria es una gran puerta de entrada para los siguientes juegos de la franquicia Tales of que están por llegar adaptados a las nuevas consolas. Además, es un gran salto para PC a través de Steam, pues ofrece lo mejor del RPG japonés y una historia bien contada. Los amantes de este estilo de juego, encontrarán en Zestiria nuevas motivaciones y disfrutarán sobre todo con los personajes y la estética, una de las partes más cuidadas del videojuego.
 
—————————————————-
 
Juegos relacionados:
 
  • Tales of Phantasia
  • Tales of Destiny
  • Tales of Hearts
 
Si te ha gustado Tales of Zestiria te gustará:
 
 
No te quedes solo en el juego:
 
Una serie: Avatar la leyenda de Aang
 

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar