Leyendas enfrentadas

Los héroes de la factoría Capcom se enfrentan esta vez a los míticos personajes del estudio Tatsunoko. Una unión entre dos pesos pesados de la industria japonesa.

Ryu, Ken, Chun Li, MegaMan… y los demás personajes de la famosa compañía Capcom se miden en esta ocasión con los de la casa japonesa Tatsunoko. Un nombre realmente conocido en Japón, que es responsable de franquicias como Commando G o Meteoro (Speed Racer). Un “crossover” (mezcla de sagas) llamado a atrapar a los aficionados a la lucha que posean una Wii, consola para la que ha visto la luz en exclusiva.

¡Sin cuartel!

Tatsunoko vs. Capcom podría compararse fácilmente con otros títulos similares, en los que la mítica factoría nipona se veía las caras con héroes y villanos de SNK o Marvel. Esto viene a significar que se trata de un juego de lucha a la antigua usanza, rápido, fácil de jugar pero difícil de dominar. Aunque es cierto que en esta ocasión el juego resulta algo más accesible de lo que es habitual. Al parecer la dificultad de ejecución de la mayoría de los combos se ha rebajado considerablemente.

Dejando este hecho a un lado, el título reúne un plantel de alrededor de veinte personajes, entre los que se dan cita los más ilustres personajes de ambas casas (algunos realmente enormes). Como curiosidad, conviene decir que los desarrolladores han decidido incluir luchadores tan singulares como Frank West (el fotógrafo del primer Dead Rising) o una de las máquinas de Lost Planet. En cambio se han quedado fuera algunos de los más famosos guerreros de Street Fighter, más habituales en este tipo de producciones.

Con respecto al control, el título se ha adaptado de manera fiable al mando de Wii, pero aún así, aquellos jugadores más puristas pueden optar por jugar con el mando de GameCube o el pad clásico de Wii. El juego es compatible con los tres mandos.

Visualmente, Tatsunoko vs. Capcom posee un estilo arcade bastante llamativo, que incluso en ocasiones recuerda a su “hermano mayor”, el más que conocido Street Fighter IV. Pese a las limitaciones de Wii, tanto las animaciones de los personajes como los detallados escenarios están llenos de “vida”. Igualmente espectaculares resultan los momentos en los que desencadenamos algunos combos especiales. Con respecto al sonido, encontramos gran variedad de gritos por partes de los luchadores y una banda sonora animada que acompaña a los ya de por sí vibrantes combates.

En definitiva, un juego de lucha de los de toda la vida que aprovecha las posibilidades de Wii, y que está claramente enfocado para fans de Street Fighter, King of Fighters, Marvel vs. Capcom y demás familias de puños indomables. Y con el sello de calidad de Capcom, claro.

Cerrar