Puños de Hierro en 3D

Tekken debuta en Nintendo 3DS con un título que, sin duda, gustará a sus muchísimos fans, pero aún algo lejos de sus mejores exponentes. ¿Quieres descubrir con nosotros los detalles de lo nuevo de Namco?

Después de un comienzo un tanto pobre, el catálogo de Nintendo 3DS ya se está convirtiendo, poco a poco, en lo que podríamos esperar de una consola portátil de Nintendo. Y uno de los géneros que más se está potenciando en la máquina es sin duda el de la lucha, con títulos sobresalientes como Super Street Fighter IV o Dead or Alive Dimensions. Ahora le toca el turno a Tekken, una serie muy acostumbrada ya a las aventuras portátiles, que presenta una entrega digna, aunque algo escasa.

¿Y por qué escasa? Pues porque, si bien este Tekken viene a mantener toda la esencia de la potente saga de la que toma nombre, su abanico de modos de juego es un tanto pobre, empezando por la ausencia de un modo Historia o una campaña que se pueda considerar tal. En lugar de eso, encontramos una serie de opciones menores, como Combate Rápido o Entrenamiento. El plato fuerte, por así decirlo, es el de Supervivencia, en el que tenemos que derrotar a distintos enemigos sin perder una única barra de vida. Muy portátil, eso sí.

Como aliciente, a medida que avanzamos en el juego conseguimos cartas (más de setecientas) que aumentan un poco el interés durante la partida, si bien esto no nos hace olvidar la ausencia de un modo principal. Tal vez sí lo compensen un poco, al tratarse de una versión portátil, los combates online, algo que Namco sí ha cuidado bastante, y antes de los cuales podemos seleccionar opciones distintas, para adaptar las peleas a un nivel similar al nuestro o a una región del mundo determinada.

Por supuesto, cada luchador del juego tiene sus propias características, como es habitual en Tekken, y aprender a manejarlos a todos es algo que requiere tiempo y esfuerzo. Más aún teniendo en cuenta que en esta entrega se dan cita cuarenta luchadores distintos, una cifra más que digna, más aún tratándose de un lanzamiento portátil. Sus combos, movimientos, animaciones y técnicas especiales se han respetado con respecto a las entregas “grandes”, sin apenas limitaciones en el control. Y manteniendo ese equilibrio entre accesibilidad y profundidad que ya es marca registrada de la serie.

Además, en esta ocasión Namco ha optado (como ya hiciera Capcom en su día) por incluir la posibilidad de llevar a cabo algunos combos simplemente pulsando una de las cuatro opciones que encontramos en la pantalla táctil de la consola. Una forma de simplificar el acceso a estas cadenas especiales, desarrollada con la vista puesta en los jugadores menos hábiles o primerizos.

Por último, Tekken 3D Prime Edition incluye también la película Blood Vengeance, a la que podemos acceder desde el mismo menú de inicio. Sí, el mismo film que ya se daba como “extra” en Tekken Hybrid. En esta ocasión la calidad técnica de la cinta es, lógicamente, algo peor, aunque tiene su gracia verla en tres dimensiones.

Valoración final

Jugabilidad: Toda la magia de Tekken se da cita en esta entrega. Aunque se echan en falta más y mejores modos para un solo jugador.

Gráficos: Están muy cercanos a las versiones de sobremesa. El aspecto de los personajes y de los escenarios es fantástico. Algunos fondos demuestran, quizás, ciertas prisas.

Sonido: La banda sonora sigue el estilo clásico de Tekken. Está subtitulado al castellano.

Duración: Como la de todos los juegos de lucha. No es por repetirnos, pero tal vez con un modo historia…

Conclusión
Tekken 3D Prime Edition es una correcta entrega de esta mítica serie de lucha. Cuarenta luchadores, un apartado gráfico demoledor y su jugabilidad de siempre parecen alicientes suficientes para justificar su compra. A pesar de que es indudable que el juego se quede algo corto en modos. Puede que con algo más de tiempo de desarrollo estuviésemos hablando de un auténtico imprescindible…

Publicaciones relacionadas

Cerrar