Acción de otra galaxia

Sega y High Voltage se proponen exprimir al máximo la potencia técnica de Wii, con una aventura de invasiones extraterrestres y mucha acción. Un título exclusivo para la máquina de Nintendo.

The Conduit parte de una historia que sigue los clichés de series televisivas como Expediente X. Es decir, estamos en mitad de lo que parece una invasión extraterrestre, pero el gobierno americano se niega a reconocer oficialmente nada. El caso es que nos toca a nosotros resolver el asunto. ¿Y cómo? Pues con balas, claro. ¡Muchas balas!

La verdad está en Wii

The Conduit es, por lo tanto, un juego de acción en primera persona en el que tenemos que movernos por escenarios en tres dimensiones, enfrentándonos a todo tipo de enemigos. Todo ello partiendo de un control muy ajustado y personalizable que explota al máximo las cualidades del Wiimote y Nunchak de Wii. ¿Qué significa esto? Pues que durante la aventura tenemos que compaginar los movimientos frenéticos típicos del género, como apuntar y disparar a los enemigos o lanzar granadas, con otros más propios de los títulos algo más “casual” aparecidos para la máquina de Nintendo. Por citar un ejemplo de esto último, cuando nos medimos a un enemigo cuerpo a cuerpo es necesario agitar el mando para quitárnoslo de encima.

Por lo demás, The Conduit cuenta con escenarios muy variados entre sí y muy lineales en todo momento, algo que es habitual dentro de este tipo de aventuras. Y lo mismo sucede con su campaña principal, que presenta una duración de alrededor de las diez horas, o lo que es lo mismo, lo estándar en los tiempos que corren.

Con respecto a los enemigos, los encontramos de todo tipo, desde soldados uniformados hasta extraterrestres de diseños fantásticos. Ninguno de ellos es lo que se dice muy inteligente, pero al menos sí que resultan numerosos, por lo que el juego no da un segundo de respiro. Además, para terminar con ellos contamos con un amplio número de armas, algunas de ellas muy imaginativas, entre las que no faltan rifles de francotirador o escopetas. E igualmente disponemos de una esfera especial que, en muchos momentos del desarrollo, permite encontrar zonas ocultas o activar diferentes dispositivos.

Al margen de la campaña individual, el título de Sega también ofrece un modo multijugador en el que pueden darse cita hasta doce jugadores, en tiroteos que se desarrollan por equipos.

Gráficamente, The Conduit opta por un motor gráfico sólido que permite que el juego fluya sin ralentizaciones de ningún tipo por muchos rivales que figuren en pantalla… aunque para ello sacrifica el aspecto de los escenarios, que no dejan de resultar algo vacíos. En definitiva se trata de un juego rápido y lleno de acción, pero en el que aún se podían haber pulido algunos aspectos como la inteligencia artificial de los enemigos o la ya citada carencia de detalle estético en los fondos.

Cerrar