Inyección de nostalgia

Capcom y Disney recuperan algunos de los clásicos plataformeros con los que enamoraron a los usuarios entre finales de los años 80 y principios de los 90. Chip y Chop, el Tío Gilito y otros cuantos personajes, icónicos de la animación tradicional de Walt Disney, que ahora regresan adaptados a los estándares de definición actuales e incorporan algunas nuevas opciones, como el rebobinado, con el objetivo de ser más accesibles para cualquier tipo de jugador.

Con el objetivo de traer de vuelta algunos de los clásicos más populares que surgieron de la colaboración entre Disney y Capcom, Digital Eclipse ha llevado a cabo una recopilación de videojuegos que, como nexo común, tienen a los protagonistas más icónicos de las series de animación de la famosa productora. Ficciones televisivas como Chip y Chop, Aventureros del aire, Patoaventuras o Pato Darkwing marcaron una época hace aproximadamente treinta años, por lo que su regreso puede convertirse en una inyección de nostalgia que los gamers más veteranos de la casa agradecerán enormemente en contraposiciones a las superproducciones actuales.

Este reunión de juegos retro incluye, por tanto, hasta seis títulos estrenados entre 1989 y 1994: DuckTales, Chip ‘n Dale Rescue Rangers, TaleSpin, Darkwing Duck, DuckTales 2 y Chip ‘n Dale Rescue Rangers 2, todos ellos adaptados a los estándares de definición actuales aunque sin contar con una remasterización como tal. Pese a su traslación a las televisiones actuales, no han perdido ni un ápice de su identidad, en parte a consecuencia de las múltiples opciones que los desarrolladores han introducido y que te explicaremos detenidamente a continuación. Sin más, te dejamos con las impresiones que hemos extraído de la versión digital de PlayStation 4, aunque el videojuego también puede encontrarse en Xbox One y PC.

El equipo de Digital Eclipse no se ha dedicado únicamente a recopilar los videojuegos en una sola edición. Para complementar la experiencia del usuario han reunido una serie de materiales sobre cada una de las propuestas, de modo que el jugador tendrá la ocasión de conocer algunas curiosidades en torno a la creación de cada uno de los juegos. El apartado Galería da acceso a ilustraciones, bocetos e imágenes que servirán para profundizar en los diferentes títulos, mientras la sección Música hará lo propio con la banda de audio de cada uno de ellos.

Sin embargo, el jugador no solo podrá escuchar cada pieza de la banda sonora musical de los juegos, que ya sido listada de forma minuciosa para dejar disfrutar de hasta la melodía más breve. Además, los desarrolladores han dispuesto todos y cada uno de los efectos sonoros, por lo que será posible escuchar el sonido correspondiente al game over o incluso al del impacto de un enemigo contra el protagonista. Sin duda, un amplio abanico de curiosidades que traerán grandes recuerdos a aquellos que se sumergieran en estos videojuegos hace décadas.

Asimismo, la recopilación ha añadido algunas novedades respecto a los juegos originales. Con la intención de prolongar la experiencia de juego y no limitarla únicamente a la aventura plataformera, el estudio ha incorporado también un modo contrarreloj, que llaman Modo Cronometrado, y otra modalidad que titulada Jefes Cronometrados. Como su propio nombre indica, la primera invita a completar el juego al estilo de los speedrunners y clasificarse así en la tabla general en la que aparecerán el resto de usuarios.

Mientras tanto, el segundo modo reúne todos los enfrentamientos con los jefes de cada juego, también con con el cronómetro activo desde el primer momento. Además de ofrecer un entretenimiento alternativo a los propios videojuegos, estas modalidades permiten también visualizar las partidas llevadas a cabo por los jugadores más hábiles, permitiendo así que el usuario se empape de las técnicas más útiles para completar cada reto en el menor tiempo posible.

De manera complementaria, cada juego ha sido dotado de la opción de rebobinado, por lo que ninguna tropiezo ni muerte serán definitivos si el jugador decide pulsar el botón correspondiente. Se trata de una opción especialmente útil dada la dificultad de algunos de los títulos, que pueden dejarnos sin vidas a la primera de cambio en algunas de sus fases más complejas. En cualquier caso y, como podrás imaginar, ninguno de los modos contrarreloj incluye esta opción por motivos obvios, dado que sería imposible determinar la habilidad de cada usuario si pudiera retroceder libremente en el tiempo.

Al margen de esta novedad, también se han implementado diversas opciones de visualización que permiten disfrutar de cada juego en el formato original en 4:3, con los bordes en negro o decorados con diseños del propio título. También en 16:9, aunque con el consiguiente estiramiento de la imagen que deforma completamente el aspecto del videojuego. Los más nostálgicos puede incluso activar algunos filtros con efecto de monitor o televisión antigua, convirtiendo la experiencia en todo un homenaje a las propuestas originales.

El primero de los juegos es el popular DuckTales, de 1989, donde el Tío Gilito debe recorrer una serie de niveles que el jugador podrá seleccionar libremente desde el primer momento. De este modo, podremos recorrer en el orden deseado cada una de los mundos, diseñados de forma variada y con un estilo que sigue entreteniendo pese al paso de los años. Para avanzar será necesario el uso del bastón, que el personaje podrá emplear tanto para mover algunos obstáculos como para saltar y rebotar, pudiendo así acabar con los enemigos o acceder a plataformas superiores.

Otro de los títulos incluidos en el recopilatorio es Chip ‘n Dale Rescue Rangers, estrenado en 1990. La principal diferencia respecto al anterior es la posibilidad de escoger entre los dos protagonistas, Chip y Chop, al inicio de la aventura. En cualquier caso, puede jugarse simultáneamente con ambos si un segundo usuario nos acompaña con la opción de cooperativo local, que nos permitirá vivir una experiencia más completa e interactiva. Se trata de un título jugablemente más ágil y sencillo que DuckTales, donde sin embargo las mecánicas para acabar con los enemigos son muy similares. En este caso, podremos lanzar objetos como manzanas, distribuidas por el escenario, directamente al objetivo deseado.

Directamente desde 1991 llega TaleSpin, un divertido videojuego en el que debemos pilotar una avioneta y sortear tanto los obstáculos como los ataques orquestados por diferentes rivales. Como en cualquier juego de plataformas, la acción transcurre hacia la derecha, por lo que será necesario voltear el vehículo para poder disparar a los objetivos situados a la izquierda del jugador. Uno de sus aspectos más interesantes es la posibilidad de adquirir complementos para la avioneta mediante los puntos recibidos a la conclusión de cada nivel.

El siguiente juego es Darkwing Duck, en el que el carismático protagonista debe hacer un uso constante de su gancho tanto para acceder a plataformas superiores, descolgarse hasta zonas subterráneas o incluso para activar palancas que desencadenen ciertos mecanismos. Publicado originalmente en 1992, este título ofrecer una acción fluida donde el personaje debe combinar la interacción con el gancho con el ataque a los enemigos, a los que puede disparar rápida y eficientemente en cualquier momento.

En 1993 llegaba DuckTales 2, la esperada secuela del primero de los juegos incluidos en The Disney Afternoon Collection. Siguiendo la estela del original, esta continuación incorporaba a los sobrinos del querido Tío Gilito, que además de contar con la ayuda de su inestimable bastón también podía interactuar con los pequeños. Le mecánica de juego es prácticamente la misma, por lo que disfrutar de ambos de manera consecutiva es una decisión más que acertada.

Por último, y con fecha de estreno de 1994, contamos con Chip ‘n Dale Rescue Rangers 2, la segunda entrega de otro de los videojuegos de este recopilatorio. Como en el protagonizado por el Tío Gilito, la jugabilidad es totalmente continuista respecto a su antecesor, pudiendo también lanzar objetos dispuestos en cada nivel a los diferentes enemigos. La elección de personajes vuelve a ser entre Chip y Chop, que nuevamente podrán colaborar juntos en el siempre agradecida modalidad cooperativa local para dos jugadores.

No podemos obviar el hecho de que ninguno de los juegos se haya traducido para la ocasión. Todos, sin excepción, se presentan totalmente en inglés una vez superados los menús del propio recopilatorio, que sí se ofrecen en perfecto castellano. Pese a que los personajes no emiten voz alguna, las diferentes conversaciones en algunos de los juegos, dispuestas a través de cuadros de texto, solo pueden leerse en la lengua de Shakespeare. Cabe recordar, en cualquier caso, que los diferentes títulos se han trasladado directamente desde sus plataformas originales con el objetivo de ofrecer una experiencia idéntica a la original. Sin duda, objetivo cumplido.

Javier Castillo

JUGABILIDAD: Los responsables del recopilatorio han tratado de mantener intacta la experiencia original, por lo que las mecánicas de todos los títulos son exactamente igual que en el día de su lanzamiento. No obstante, Digital Eclipse ha introducido la opción de rebobinado, que sin duda permite disfrutar de los diferentes videojuegos sin tantas precauciones.

GRÁFICOS: Cada juego ha sido trasladado sin llevar a cabo una remasterización como tal. Simplemente se han adaptado a los estándares de definición actuales, por lo que todos ellos se presentan en una resolución muy superior a la que tenían originalmente.

SONIDO: Los efectos sonoros y las múltiples piezas musicales tampoco han variado respecto a los videojuegos estrenados hace unas décadas. Sin embargo, el recopilatorio ha agrupado todas ellas para poder escucharse libremente al margen de cada uno de los juegos.

DURACIÓN: Completar la totalidad de los juegos incluidos en el pack llevará unas cuantas horas. No obstante, el entretenimiento puede prolongarse considerablemente si tenemos en cuenta las modalidades contrarreloj que el estudio ha incluido para la ocasión. Nos referimos tanto al modo cronometrado para speedrunners como la opción que permite enfrentarse a todos los jefes del tirón.

CONCLUSIÓN: The Disney Afternoon Collection es una propuesta destinada a todos aquellos jugadores que, en las décadas de los 80 y los 90, disfrutaron de algunos de los mejores videojuegos de plataformas nacidos de la colaboración entre Disney y Capcom. Inspirándose en las franquicias televisivas más reconocibles de la compañía de Mickey Mouse, el estudio nipón llevó a cabo obras tan populares y queridas como las que incluye el recopilatorio de Digital Eclipse, que las ha adaptado a los estándares de definición actuales. Si a ello le sumamos opciones tan atractivas como la del rebobinado o las modalidades contrarreloj, no podemos sino alabar este tipo de proyectos, capaces de recuperar no solo estos queridos clásicos, sino una sensación de nostalgia que a todo veterano gamer le gustará experimentar.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
Disney Art Academy
Disney Infinity 3.0: Play Without Limits

La opción de rebobinado permite retroceder todo el tiempo que se quiera.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar