Excursión subterránea

13273

Tom Clancy’s The Division ha sido una de las grandes propuestas multijugador del presente 2016. Ahora, medio año después, los chicos de Massive Entertainment regresan con la primera expansión de pago de su exitoso título con la intención de perfeccionar la fórmula que tan bien funcionó en su momento y para hacer volver a los jugadores que lo han ido abandonando.

El año 2016 nos está dejando videojuegos de enorme calidad y para todos los gustos. Pero uno de los primeros en dar el pistoletazo de salida fue The Division, que revirtió su mala popularidad a causa del recorte gráfico sufrido con respecto a los primeros tráilers gracias a una propuesta multijugador muy adictiva pero, lamentablemente, también muy repetitiva tras varias horas de juego. Ahora llega Subsuelo a PlayStation 4 (antes lo hizo a Xbox One y PC) con el objetivo de mejorar todo lo que no llegó a funcionar en el título original.

En Subsuelo abandonamos la desértica y helada Nueva York que nos proponía The Division y nos adentramos en los subterráneos de la ciudad estadounidense. Nuestro objetivo es acabar con toda la chusma que ha huido de la urbe debido a nuestras constantes victorias y se ha atrincherado en los bajos fondos de la Gran Manzana. Ahí nos encontraremos en una base de operaciones y una propuesta mucho más frenética que el juego inicial.

Esa es, precisamente, una de las características definitorias de Subsuelo, que deja de lado esa pequeña vertiente argumental y explicativa de la que hacía gala el The Division original y se centra en la acción más desenfrenada con el fin de ofrecerle al público un producto mucho más directo. Es por ello que esta primera expansión de pago cuenta con algunos rasgos añadidos a la fórmula original que pueden resultar de gran interés a los aficionados del videojuego de Massive Entertainment.

En primer lugar, Subsuelo cuenta con una enorme rejugabilidad. Y es que a pesar de que la mayoría de sus misiones se encuentran en torno a los veinte minutos de duración la generación aleatoria de los escenarios logra que ningún encargo sea nunca igual por más veces que lo repitamos. Del mismo modo, la característica Directivas nos permite ajustar los parámetros de la misión para darle una dificultad añadida y que, nuevamente, nos sea distinta la misión cada vez que la juguemos al tiempo que conseguimos recompensas de mayor calibre. Los parámetros a ajustar son, por ejemplo, la desactivación de los indicadores direccionales o el aviso por el daño que los enemigos nos están infligiendo.

Subsuelo también incluye una tercera raid, solo disponible (o recomendable) para quienes hayan alcanzado el nivel 30. La coordinación con otros miembros del equipo (difícil realizarla en solitario) es fundamental si desea superarse, pues su dificultad es realmente extrema.

En cuanto a la cuestión del nivel, cabe señalar que Subsuelo no permite jugar a nuevos usuarios de The Division, pues la misión inicial no se activará hasta que tengamos el nivel necesario y hayamos terminado la campaña principal. En ese sentido, tampoco se nos permite crear un personaje con las características necesarias para jugar a Subsuelo (como sí hacía, por ejemplo, El Rey de los Poseídos de Destiny), lo cual es una verdadera lástima y restringe la expansión a un público muy concreto.

Una de las fortalezas de Subsuelo, tal y como ocurría en The Division, es la posibilidad de jugar sus misiones en compañía de amigos (casi necesario para que el juego no se haga repetitivo muy pronto). Es por ello que seguimos echando en falta un sistema de matchmaking mejor elaborado, pues sigue dando resultado a equipos desequilibrados. En Subsuelo, al jugar en compañía, tendremos un sistema de progresión alternativo a nuestro nivel normal (al estilo Zona Oscura), por lo que se nos podría encuadrar en un grupo con un jugador con un nivel de equipamiento muy superior al nuestro pero que el sistema de matchmaking no ha detectado porque ambos somos nivel 0 en online. Un punto a mejorar.

Eso sí, el problema desaparece si tenemos pensado jugar Subsuelo en compañía de amigos más cercanos y de los que sepamos, más o menos, que avanzan al mismo ritmo que nosotros y que tienen un equipamiento de similar nivel. Y es que la primera expansión de pago de The Division ha sido claramente planteada para ser jugada en compañía, por lo que si tu intención es ampliar tus horas de juego en solitario tal vez no sea lo que estabas buscando, pese a que sigue ofreciendo las mismas dosis de acción y diversión que el videojuego original.

Lo que parece haber olvidado Massive Entertainment con su primer contenido adicional es lo más demandado por los usuarios que han ido dejando su propuesta desde que se lanzara en el pasado mes de marzo: la Zona Oscura. Subsuelo nos ofrece una zona diferente de acción cooperativa y se olvida del PvP, por lo que la Dark Zone no ha sufrido ningún cambio y deberemos esperar a nuevas expansiones para poder tener variaciones de peso en esta vertiente del juego que ya ha sido tan jugada que carece de alicientes para permanecer de The Division. Subsuelo ya está disponible en PlayStation 4 y lo está desde hace un mes de Xbox One y PC.

Joel Castillo

 

Jugabilidad: La propuesta de Subsuelo sigue siendo tan efectiva, divertida y frenética como en el The Division original. La fórmula sigue fresca, pero en esta primera expansión es más importante que nunca jugar en compañía para poder disfrutar a tope cada misión del juego, pues no existen añadidos para la vertiente PvP.

Gráficos: Se trata del mismo juego que el The Division principal, por lo que visualmente seguimos estando ante un producto de gran calidad, uno de los mejores de la actual generación de consolas. En Subsuelo dejamos la nieve de la desértica Nueva York y nos adentramos en un panorama mucho más oscuro pero igual de bien recreado.

Sonido: El ruido de las armas, los gritos de dolor y la presión del fuego al salir de un lanzallamas. Todo está perfectamente trasladado a The Division, que hace gala de una banda sonora convencional: efectiva y sin alardes.

Duración: Cada una de las misiones de la historia principal no dura más de veinte minutos, pero cuentan con el aliciente de poder ser jugadas muchas veces sin ser nunca iguales gracias a la generación aleatoria de escenarios. Al mismo tiempo contamos con una raid nueva de endiablada dificultad.

Conclusión: Subsuelo es lo que los fans de la acción cooperativa estaban esperando para tener un motivo de peso para regresar a The Division meses después de su lanzamiento. Una expansión divertida (sobre todo en compañía de amigos), directa (tanto que descuida al extremo su vertiente narrativa) y de una duración tan larga como queramos gracias, entre otras cosas, a la función Directivas. Debes ser, obligatoriamente, un jugador experto en The Division para jugar a Subsuelo y, recuerda, el PvP no ha sido retocado en este primer contenido, por lo que deberemos seguir esperando para ver añadidos en este aspecto.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…
The Division

Los escenarios de las misiones se generan aleatoriamente.

Publicaciones relacionadas

Cerrar