A la Zona Oscura se le hace la luz

The Division celebra su primer año de vida con su tercer paquete de contenidos adicionales. Hasta el fin ya está disponible en PlayStation 4, Xbox One y PC y alarga la vida útil del videojuego de Massive Entertainment y Ubisoft gracias a un nuevo modo de juego centrado en la vertiente competitiva y que nos volverá a embarcar en una nueva propuesta de acción en la Zona Oscura.

A principios de marzo del pasado 2016 recibíamos la primera entrega de la nueva franquicia de Ubisoft. Su nombre era The Division y llegaba bajo la lupa tras haber ido rebajando su calidad gráfica con respecto al primer material mostrado. Sin embargo, la obra de Massive Entertainment logró conquistar al gran público con una propuesta de endiablada diversión gracias a una completa campaña individual, que se podía jugar junto a amigos, y una zona competitiva de lo más atractiva, la Zona Oscura.

Desde entonces ha pasado todo un año y The Division no ha dejado de reforzarse con nuevos contenidos para mantener con interés a su público. La primera expansión en llegar fue Subsuelo, que nos ofrecía una nueva campaña enfocada para el juego PvE; la segunda fue Supervivencia, más enfocada al PvP; y ahora Massive celebra el primer año de vida de su juego con Hasta el fin, otra expansión de corte competitivo.

Hasta el fin es la última expansión que ha sido anunciada por Massive, pero ya se han confirmado dos nuevas actualizaciones con contenidos gratuitos para este 2017. Aunque esté centrado en la vertiente PvP, el nuevo DLC tiene un contexto argumental. En este contenido se nos cuenta que en los momentos más duros de la Zona Oscura la JTF se vio obligada a retirarse, por lo que se dejaron atrás decenas de terminales repletos de información operativa que ahora los Renegados quieren recuperar.

La modalidad principal de esta tercera expansión de The Division, llamada Hasta el fin, te recordará a otros modos de juego de títulos de corte online, como podría ser el modo Conquista de Battlefield o el modo Dominio del reciente For Honor. Se sitúa en una porción de la Zona Oscura y nos invita a controlar tres zonas diferentes donde se sitúan los tres terminales que en su día abandonó la JTF.

Para proteger las zonas que vayamos capturando podremos fortificarlas con estructuras, torretas defensivas o incluso alarmas que nos avisen de la presencia de enemigos en las inmediaciones. Cuanto más tiempo estemos dominando una misma zona más puntos lograremos, de modo que al llegar a 15.000 habremos ganado la partida. Las partidas se mueven en un terreno interesante, pues enfrenta a dos equipos de ocho jugadores cada uno, por lo que la actividad en el mapeado es muy intensa.

Sin embargo no solo habrá dieciséis personajes dándose de tiros por los mapeados de la Zona Oscura, pues Hasta el fin incluye una interesante novedad como es la presencia de NPC controlados por la inteligencia artificial que le dan un toque de PvE al PvP tradicional. Del mismo modo a The Division le sienta bien la fórmula de asentarse en mapas no demasiado grandes pero lo suficientemente bien diseñados para sorprender y para dar lugar a algunas situaciones de lo más divertidas.

Lo cierto es que en Hasta el fin se genera una sensación de camaradería muy intensa con nuestros compañeros de equipo. Imagina por un momento que has quedado separado del resto del grupo y tan solo estás junto a dos compañeros. La sensación de indefensión será tan grande que daréis la vida el uno por el otro ante los inminentes ataques enemigos, algo que va muy con la fórmula clásica de The Division.

Cabe señalar también lo negativo y lo cierto es que durante sus primeros días Hasta el fin ha estado repleto de problemas con los servidores. A las largas esperas para iniciar una partida también hay que añadir mensajes de errores o de espera a otros usuarios en mitad de las refriegas. No obstante es de esperar que Massive Entertainment consiga corregir los inconvenientes en las próximas fechas.

Las recompensas que obtengamos en esta modalidad de juego comenzarán siendo todo un festival: armas, armaduras, ítems cosméticos, etc. Sin embargo pronto nos daremos cuenta de que la mayor parte de equipo que se nos da no está a la altura con el nivel que deberíamos tener ya si estamos jugando a esta expansión. Y es que Hasta el fin requiere tener, al menos, nivel 30 en el The Division base, aunque también goza de un sistema de ranking individual (que va hasta el 40) para darle un aliciente más a la propuesta.

Sin embargo, el modo Hasta el fin no es lo único que añade este tercer paquete de contenidos. Y es que, a diferencia de lo que ocurrió con Supervivencia, aquí también se incorpora una nueva incursión o raid llamada Señal Robada. Se trata del primer contenido cooperativo desde hace meses y la cuarta incursión para The Division, consagrándose desde ya como una de las más interesantes.

La premisa es simple: un equipo de la JTF está siendo rehén de un grupo de rebeldes y nuestra misión, junto a nuestros amigos, es rescatarlos de una cadena de televisión controlada por estas fuerzas. Lo mejor de la raid es que no tiene un avance lineal, sino que hay diferentes zonas a las que podemos acudir y cada vez que la juguemos podríamos hacerlo en orden distinto para variar la experiencia de juego.

Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que Señal Robada es la incursión más difícil hasta la fecha, pues tendremos enemigos de todo tipo y peligros ambientales como explosiones que nos sorprenderán a cada paso. De hecho, en algún momento podríamos llegar a frustrarnos si la compenetración y cooperación con nuestro equipo no es máxima y precisa como un reloj suizo.

Joel Castillo

The Division cierra su primer año de vida con Hasta el fin, un nuevo paquete de contenidos centrado en el juego competitivo. Muchos reclamaban a Massive este tipo de contenido, por lo que se sentirán satisfechos al ver que la expansión añade un interesantísimo modo de juego 8 vs 8 que nos embarca en una adictiva y endiabladamente divertida propuesta de acción cooperativa.

Por si fuera poco, por los 15 euros que vale el paquete de DLCs, también se incluye una cuarta incursión, la más difícil y variada hasta la fecha. Por lo que si jugar en compañía de amigos es lo que estabas buscando en The Division, Hasta el fin es una compra más que recomendable. Por otro lado, los fans que querían una nueva trama argumental más en la línea de Subsuelo se verán decepcionados por esta nueva expansión.

Pese a todo, Hasta el fin es un DLC que definitivamente vale la pena si lo que quieres es jugar en compañía. Mientras tanto Massive ha anunciado que a lo largo de 2017 tendremos dos nuevas actualizaciones gratuitas para The Division, de modo que la travesía por esta Nueva York postapocalíptica no ha llegado ni mucho menos a su fin al cumplir su primer año de vida.

Juegos Relacionados Si te gusta juega a… Te puede interesar…

The Division

The Division: Subsuelo

The Division: Supervivencia


Hasta el fin añade un modo de juego para la Zona Oscura y una nueva incursión.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar